Los diabéticos cubanos se quedan sin glucómetros

Por falta de pago, China ha suspendido sus envíos y la construcción de una planta en Mariel

La diabetes mellitus es la octava causa de muerte en Cuba. (Granma)
La diabetes mellitus es la octava causa de muerte en Cuba. (Granma)

Aquella planta inaugurada con gran pompa iba a fabricar en Cuba hasta 100 millones de biosensores para glucómetros. Seis años después, es imposible encontrar en toda la Isla uno solo de esos aparatos que los diabéticos necesitan para medir el nivel de azúcar en la sangre.

"Desde hace más de ocho meses tengo familiares que no pueden realizarse los exámenes de glucosa en sangre con el equipo de test rápido, dado que no disponen del equipo ni tampoco de las tirillas y lancetas porque están en falta y no entran a las farmacias", lamenta un lector de 14ymedio .

"El mayor problema no son los glucómetros, que duran bastante, sino las tiras reactivas que se usan " , precisa un especialista en Medicina Interna a 14ymedi y agrega que incluso en los hospitales escasean: "Ahora no hay suficientes para todas las mediciones que se necesitan".

Fue en 2014 cuando las autoridades de la Isla anunciaron la puesta en marcha de una fábrica de biosensores, las tiras reactivas que usa el glucómetro, en el Centro de Inmunoensayo (CIE). El proyecto era el resultado de un convenio de colaboración entre Cuba y China firmado en 2007.

El mayor problema no son los glucómetros, que duran bastante, sino las tiras reactivas que se usan

Este acuerdo también incluía el montaje en "un futuro no lejano" de una nueva planta de capital mixto en la Zona Especial de Desarrollo de Mariel, en asociación con la compañía Changsha Sinocare Inc., según publicó la prensa oficial , pero de esta última construcción no hay rastros.

Como todo esto era "un proceso lento”, informaba Granma, se importarían los insumos desde China bajo la marca SUMA, acreditada por el CIE, mediante un contrato con un fabricante, para que los biosensores “estuvieran disponibles cuanto antes para la población".

Más adelante, el diario del Partido Comunista no dudaría en afirmar que el país tiene "la ventaja de contar con un glucómetro para el 100% de las personas con diabetes", lo que suscitó desmentidos de parte de sus propios lectores.

Un residente del municipio habanero de Playa escribió en la sección de comentarios de Granma: "No hay glucómetro disponible en mi farmacia hace tiempo, según declaran las trabajadoras. ¡Denme una respuesta!".

No hay glucómetro disponible en mi farmacia hace tiempo, según declaran las trabajadoras. ¡Denme una respuesta!

Gracias al convenio con Pekín, alababa Juventud Rebelde, Cuba incluso pudo exportar "una cifra considerable a países como Venezuela, donde son utilizados principalmente en la misión médica". El CIE recaudó en ventas solo en 2013 más de 84 millones de pesos y de ese monto, "52 millones se obtuvieron por concepto de exportaciones", precisó al diario oficial Niurka Carlos, directora del Centro, quien aclaró que todo lo que se comercializa en el Ministerio de Salud Pública "bajo la tecnología SUMA se subsidia con esas exportaciones".

Hoy, no se sabe si la planta inaugurada en 2014 en el CIE se mantiene activa, y una fuente consultada por este diario cercana a la oficina comercial del Centro aseguró que tampoco han entrado al país en los últimos meses nuevos biosensores ni glucómetros, porque se le debe a China millones de dólares por incumplimientos de pagos de parte de La Habana.

Lo que es un hecho es que desde inicios del año pasado, el sistema de salud de la Isla padece un crítico desabastecimiento. El cubano ha tenido que recurrir a la vieja práctica del trueque para poder resolver algunos medicamentos, y las plataformas digitales ayudan muchas veces en las urgentes necesidades de cientos de enfermos desesperados ante la falta de una medicina o un equipo tan imprescindible para los diabéticos como el glucómetro.

El lector indignado que avisó a 14ymedio sobre este problema denunció que en Cuba ya no se venden los glucómetros pero que el Gobierno hasta hace unos meses los exportaba a otros países como Venezuela y Chile. También lamentó que algunos equipos están a la venta en el mercado negro en 40 CUC la unidad, cuando tiempo atrás se vendía en las farmacias a 50 pesos.

El lector indignado que avisó a 14ymedio sobre este problema denunció que en Cuba ya no se venden los glucómetros pero que el Gobierno hasta hace unos meses los exportaba a otros países como Venezuela y Chile

En efecto, entre febrero y marzo de 2019, La Habana vendió a Chile 5.000 glucómetros SUMASensor SXT para ser distribuidos en la red de farmacias ACHIFARP, que preside un simpatizante del régimen cubano, Daniel Jadue, alcalde de la municipalidad de Recoleta, en la provincia de Santiago. Estos equipos, fabricados en China, llegan a la Isla y son reexportados por el CIE, según consta en el Directorio Comercial de Cuba

"Hace dos meses se me rompió el glucómetro que estaba usando y ahora tengo que ir al policlínico cada vez que quiero hacerme la medición, esto no me gusta mucho porque pone en riesgo mi salud, en un momento como este por la pandemia, mientras menos ponga un pie en lugares donde hay enfermos, mucho mejor", cuenta a este diario un paciente que reside en La Habana.

El médico que habló con 14ymedio explica que en el hospital donde trabaja la atención a los diabéticos se ha vuelto muy "difícil": "La falta de esos aparatos en las farmacias nos genera más visitas. Además, el hecho de no saber que la glucemia está alta hace que el paciente presente complicaciones, no las identifique y llegue al centro médico en un peor estado".

Esta situación nos imposibilita monitorizar adecuadamente a los pacientes y se dificulta el diagnóstico temprano de las complicaciones agudas de la diabetes mellitus

El especialista advirtió también de que, como no se le puede hacer la prueba a "todos los que la necesitan porque hay escasez de material, en algunos casos nos crea la incertidumbre de no saber si la glucemia está alta. Esta situación nos imposibilita monitorizar adecuadamente a los pacientes y se dificulta el diagnóstico temprano de las complicaciones agudas de la diabetes mellitus".

El personal sanitario, en fin, se queja de la falta de los aparatos, que ya presentó una primera crisis a mediados de 2017. El estado de salud de los casi 800.000 diabéticos cubanos, que deben hacerse dos controles diarios como mínimo para un total de 60 tiras al mes, sigue corriendo peligro.

De acuerdo con datos oficiales, la diabetes mellitus es la octava causa de muerte en el país y "mostró una prevalencia del 64,3 por cada 1.000 habitantes". La enfermedad afecta más a las mujeres y a las personas mayores de 60 años, con cifras que alcanzan los "200 enfermos por cada 1.000 personas".

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 21