Una mujer incluida en el registro de "prostitutas" por caminar de noche en Santiago de Cuba

La vida de Niurkis Padilla Ortega dio un vuelco cuando fue arrestada y recibió una carta de advertencia policial

Niurkis Padilla Ortega fue arrestada en la noche del 10 de febrero de 2019 cuando caminaba cerca del Hotel Santiago. (14ymedio)
Niurkis Padilla Ortega fue arrestada en la noche del 10 de febrero de 2019 cuando caminaba cerca del Hotel Santiago. (14ymedio)

La vida de Niurkis Padilla Ortega dio un vuelco en febrero de 2019 cuando fue detenida mientras caminaba por la ciudad de Santiago de Cuba. Su nombre quedó incluido en una base de datos de personas que ejercen la prostitución y recibió una carta de advertencia policial, según declara a 14ymedio

Debido a los temores de mayores represalias y a que su familia fuera víctima del escarnio público, Padilla calló lo sucedido durante meses hasta que decidió hablar con la prensa independiente. Opina que todo lo sucedido es un atentado contra su honor y un abuso de poder de las autoridades.

La mujer de 38 años fue arrestada en la noche del 10 de febrero de 2019 cuando caminaba cerca del Hotel Santiago. Los uniformados la trasladaron hacia una estación de Policía a pesar de que Padilla insistió en explicar que había terminado su jornada laboral y regresaba a casa.

"Salí de mi trabajo después de 12 horas y un policía me dijo que yo andaba con unos turistas, y es mentira, no andaba con nadie", afirmó la mujer quien es residente del Reparto Marimón y trabaja en un negocio particular en el Reparto Sueño, cerca de donde está ubicado el hotel.

Padilla caminó un tramo en busca de un transporte que la llevara cerca de su vivienda. Dos de las principales avenidas de la zona, Las Américas y Victoriano Garzón, bordean el recinto turístico y por ellas transitan guaguas, pisicorres y camionetas que se dirigen a casi todos los rincones santiagueros.

"Salí de mi trabajo después de 12 horas y un policía me dijo que yo andaba con unos turistas, y es mentira, no andaba con nadie", afirmó la mujer quien es residente del Reparto Marimón

Pero en el tramo hacia los puntos de parada y recogida de esos vehículos la santiaguera fue interceptada por la policía. "No puedo ni caminar por mi ciudad", reconoce ahora con enojo. "Me preguntaron en la estación por qué estaba caminando por una zona de prostitución, pero yo camino por donde quiera, esta es mi ciudad", cuestiona. 

La avenida donde fue detenida Padilla es una de las más seguras de la ciudad para transitar en las noches y cuenta con buen alumbrado público. Muy cerca hay otro hotel y centros nocturnos dedicados al turismo, que hacen sentir a salvo a los transeúntes.

En la ficha policial de Padilla, a la que tuvo acceso 14ymedio, se lee que "fue identificada" en Las Américas y calle M, donde resultó detenida por andar indocumentada y "ser proclive a la prostitución". Ni una sola prueba o testigo avala esa acusación como no sea la suposición de los uniformados.

Los datos, que fueron introducidos en la unidad Centro de Prostitutas a donde la llevaron en la patrulla 562, pasadas las 9:30 pm de ese 10 de febrero de 2019, sirvieron para elaborar una "profilaxis" o carta de advertencia, que marca a Padilla con una infracción que, de repetirse, podría llevarla a la cárcel o a un campamento de reeducación.

En la Isla, el proxenetismo y la trata de personas están penados, pero la prostitución es alegal. Las autoridades cubanas mantienen controles policiales, especialmente sobre las mujeres, a quienes multan o deportan si proceden de otra provincia. En casos peores, son internadas en granjas de trabajo para ser "reeducadas".

Tener en el historial penal un arresto, multa o penalización por presuntamente ejercer la prostitución es un fardo pesado de llevar para cualquier cubana. Los antecedentes penales y policiales son frecuentemente revisados por las instituciones para evaluar si una persona puede ocupar un empleo u otra responsabilidad.

"Todo fue una falta de respeto", afirma ahora Padilla, quien se siente atrapada en una mentira. Aunque lo que vivió fue hace casi dos años, ella exige que eliminen el registro policial donde continúa su nombre y una palabra que taladra su vida constantemente: prostitución.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez colaborando económicamente con nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 8