El padre de un joven arrestado en las protestas de Caibarién exige su liberación

Dayron Yarisbel García Bolaños, de 25 años, también salió a las calles el 11J

El arresto de Dayron García fue violento y su padre cree que deberá enfrentar un proceso judicial. (Cortesía)
El arresto de Dayron García fue violento y su padre cree que deberá enfrentar un proceso judicial. (Cortesía)

Dayron Yarisbel García Bolaños fue arrestado en la madrugada de este viernes tras participar en las protestas por los largos apagones en Caibarién, Villa Clara. Según denuncia la familia, el joven de 25 años, que también salió a las calles el 11 de julio de 2021, se encontraba en casa de su madre en el momento de la detención.

"Lo andaban buscando específicamente a él y le fue arriba la policía, lo esposaron, lo tiraron contra el piso y lo metieron dentro del carro", denuncia Mario Luis García Marrero, padre de Dayron Yarisbel. " Más de 1.500 personas desfilaron y los únicos que cogieron preso fue a él y a otra muchacha", agrega, al insistir que el arresto fue muy violento y delante de la madre del joven, quien contó lo sucedido.

Mientras detenían a su hijo, García Marrero permanecía por precaución dentro de su casa, muy cerca de las manifestaciones, debido a que tanto él como Dayron Yarisbel, un hermano y algunos amigos cercanos tenían cartas de advertencias de la Policía por haber participado en las protestas populares del 11J.

La detención de Dayron Yarisbel se llevó a cabo pasada la una de la mañana y fue trasladado a la estación de Policía de Caibarién

La detención de Dayron Yarisbel se llevó a cabo pasada la una de la mañana. Fue trasladado a la estación de Policía de Caibarién. Otra joven que resultó detenida también esa noche fue liberada después de pagar una multa, afirma García Marrero, pero su hijo continúa preso y posiblemente sea procesado judicialmente.

Tras enterarse del arresto, el padre se personó en la unidad y la Policía le informó de que el caso pasaría a la Fiscalía, que se ocupará de levantar una denuncia y, en dependencia de los cargos que se le imputen, como el de "desorden público", puede ser multado o pasar hasta tres años en la cárcel.

Sobre las protestas de este viernes, García Marrero relata: "La cosa está acalorada en Cuba con el problema de los apagones. Aquí en Caibarién no se había dado ningún toque de calderos, pero esa noche cuando quitaron la corriente a las 12 comenzó el pueblo a reunirse en el parque La Güira".

Los manifestantes comenzaron a sonar las cacerolas. "Aquello parecía un carnaval", describe el hombre. Las personas que estaban en el parque se unieron con otro grupo que hacía lo mismo en el Malecón del pueblo.

Apenas Dayron Yarisbel escuchó el sonido de las cacerolas fue hacia la manifestación, por lo que García Marrero decidió ir a buscarlo. Entonces supo que lo habían arrestado. "No lo detienen en el malecón, lo detienen en la casa de la madre", que está algo distante del epicentro de las protestas, insiste el padre, al señalar que la concentración había terminado porque habían restituido el servicio eléctrico.

"Pensé que la protesta no se iba a dar pero comenzaron a tocar por distintas partes. Se fueron uniendo y terminó todo el mundo en el malecón", relata. Además de tocar las cazuelas, también gritaban a viva voz: "¡Pongan la corriente, pinga!" "¡Díaz-Canel singao!", "¡Libertad!", "¡Patria y vida!", describe, justo como se ve en algunos videos que circularon en redes sociales.

Aunque reconoce que el 11J salieron muchas más personas a las calles, "el pueblo casi completo", durante la protesta de este viernes en la madrugada destacaron las mujeres

Aunque reconoce que el 11J salieron muchas más personas a las calles, "el pueblo casi completo", durante la protesta de este viernes en la madrugada destacaron las mujeres, que convocaban a otras a que se sumaran y "defendieran a sus hijos" ante la precaria situación que vive el país. Según algunos vecinos, se conoció durante la tarde de este viernes que una maestra del municipio también fue citada para presentarse en la Policía por protestar.

Sobre la situación actual de su hijo, teme que sea encarcelado por varios años, pues el joven "no hizo nada". En caso de que lo dejen preso, "vendrán más represalias" porque "yo mismo no voy a quedarme así".

Caibarién, a pesar de ser un puerto pesquero, "está en quiebra", al igual que todo el país, dice García Marrero, quien confirma que el covid y el dengue están presentes en esa zona.

Dayron Yarisbel ha intentado en varias ocasiones salir de manera ilegal del país. Su padre recordó que en unas de esas ocasiones pasó cinco meses detenido en Bahamas tras ser interceptado en una balsa.

En la actualidad, el joven trabaja en la construcción con su tío, pero en Cuba "no hay futuro", insiste García Marrero. "Él lo que siempre está añorando es poder irse. En uno de los intentos [de salida ilegal] se le partió el barco por un cayo, casi se ahogan todos; eran seis".

La añoranza de Dayron Yarisbel es la de muchos jóvenes de Caibarién. "Hace como dos o tres días se fue un amigo de él que siempre estaba aquí en mi casa, que llegó a Estados Unidos. Él y cuatro más. Se montaron en un bote hecho por ellos mismos de planchas de techos de zinc y aunque se encontraron con los guardafronteras cubanos tuvieron la dicha de que los dejaran continuar y llegaron", cuenta. "Es mucha la juventud que se está yendo y se piensa ir".

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 3