Habrá menos medicamentos básicos en Cuba y costarán más en 2021

Los antibióticos, antiparasitarios y analgésicos, muy demandados por la población, subirán de precio

En 2021 algunos fármacos permanecerán con los precios actuales y otros aumentarán su costo. (EFE)
En 2021 algunos fármacos permanecerán con los precios actuales y otros aumentarán su costo. (EFE)

La severa escasez de medicamentos en la Isla continuará en 2021. Para los próximos 12 meses el país tendrá "un cuadro básico de medicamentos" muy "ajustado" debido a las "tensiones financieras", adelantó durante la Mesa Redonda de este martes el doctor Emilio Delgado Iznaga, director de Medicamentos y Tecnología Médica del Ministerio de Salud Pública.

El grupo de medicamentos que proyecta el Gobierno dentro de este listado incluye 619 fármacos, 365 de producción nacional y 254 importados, que "dan cobertura" a los "principales problemas de salud" de la población, dijo Delgado Iznaga. Las cifras de este cuadro básico contrastan con las de 2019, cuando el listado estaba conformado por 757 medicamentos.

La ministra de Finanzas y Precios, Meisi Bolaños Weiss, también compareció en el espacio televisivo y se mostró con pocas esperanzas de que la crisis mejore. "Ojalá podamos aumentar el 46% de participación de los productos nacionales, pues tendremos medicamentos más baratos y las garantías de que costará menos al presupuesto estatal mantener los precios subsidiados ", comentó.

"Ojalá podamos aumentar el 46% de participación de los productos nacionales, pues tendremos medicamentos más baratos"

En 2021 algunos fármacos permanecerán con los precios actuales y otros aumentarán su costo debido a la anunciada unificación monetaria y los subsidios indebidos que el Gobierno ha decidido eliminar.

Ante los cambios, las autoridades sanitarias distribuyeron las medicinas en tres grupos. El primero contiene los tratamientos de enfermedades crónicas que se controlan por tarjetón, el segundo comprende los usados en pacientes con enfermedades neurológicas o psiquiátricas dispensados por receta médica, y el tercero está compuesto por fármacos que responden a procesos agudos y de uso en periodos cortos.

En este último grupo aparecen 191 "medicamentos no controlados ni complementarios" que suben de precio como es el caso de los antibióticos, antiparasitarios y analgésicos, muy demandados por la población y que desde hace más de un año no aparecen en la red de farmacias estatales.

La empresa estatal BioCubaFarma se halla en el centro de las quejas de pacientes y familiares desde hace varios años, por problemas de suministro en la red nacional de farmacias. El déficit ha llegado a un punto en que muchos cubanos dependen de los medicamentos y suplementos que envían sus familiares desde el extranjero.

A las afueras de las farmacias las colas comienzan a formarse desde la madrugada y muchas veces, después de horas de espera, los clientes no logran conseguir el medicamento que necesitan o solo pueden comprar una parte de la dosis recetada por el médico. La reventa en el mercado negro de estos productos se ha vuelto práctica creciente con la escasez.

"En el caso de la dipirona [metamizol], esta tiene seis renglones en el listado con diferentes precios: 12,90, 9,60 y 7 pesos", puntualizó Bolaños Weiss. En su costo se valora si "es producción nacional, o si la tendríamos que importar". "Además, depende de la cantidad de tabletas del estuche y si son de 500mg o de 300mg. Todo influye en la formación de su precio", agregó la ministra.

La dipirona, un analgésico no opioide muy demandado en los hogares cubanos, se utiliza con frecuencia para aliviar desde un dolor de muelas hasta un resfriado. Perteneciente a la familia de las pirazolonas, el fármaco ha sido rebautizado por el humor popular como "resuélvelo todo".

En la Isla se producían hasta el pasado año 1.000 millones de tabletas de dipirona, pero la demanda se ha duplicado en la última década y el pronóstico es que esa tendencia continúe

En la Isla se producían hasta el pasado año 1.000 millones de tabletas de dipirona, pero la demanda se ha duplicado en la última década y el pronóstico es que esa tendencia continúe, debido a que más del 30% de la población adulta es hipertensa.

Los productos naturales, accesorios para pacientes diabéticos y discapacitados, las almohadillas sanitarias y los condones mantendrán los subsidios y sus precios actuales.

Sin embargo, las autoridades no ofrecieron detalles sobre las bandas adhesivas (curitas), termómetros, sales de hidratación, alcohol para curar heridas y otros productos básicos que resultan difícil, sino imposible, de encontrar en las farmacias que ofrecen sus servicios en moneda nacional.

El desabastecimiento ha afectado incluso a la red de farmacias que venden en pesos convertibles o divisas y que están ubicadas, en su mayoría, en centros hoteleros, galerías de tiendas o clínicas destinadas a la atención de pacientes extranjeros. Los locales mejor surtidos hasta hace unos años atraviesan ahora también una crisis sin precedentes desde su aparición en los años 90. 

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez colaborando económicamente con nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 8