Los mercados 'online', última trinchera de las compras en Cuba, también se vacían

Hasta hace poco, estos portales tenían un suministro priorizado, pero cada vez cuesta más encontrar mercancía en ellos

En el sitio Supermarket Treew cuando se busca la palabra ‘huevos’ aparece una cesta para transportarlos pero no el productos fresco. (Captira)
En el sitio Supermarket Treew cuando se busca la palabra ‘huevos’ aparece una cesta para transportarlos pero no el productos frescos. (Captura)

La escasez ha llegado a las tiendas online, que eran hasta ahora el único lugar donde se podía conseguir productos ausentes en los comercios de la Isla. Portales de venta online como Supermarket Treew, Envíos a Cuba o la tienda de Carlos III, funcionan a partir de la mercancía almacenada en territorio cubano pero tenían inventarios separados de la venta física.

Estas tiendas online venden desde comida, pasando por materiales de limpieza, hasta llegar a muebles y electrodomésticos pero no han quedado al margen del desabastecimiento que sufren los mercados de la Isla. Hasta hace poco, estos portales tenían un suministro priorizado y se podían encontrar entre sus ofertas algunos productos que estaban desaparecidos de los mercados locales.

"Encargué una caja de cuartos de pollo y me dijeron que la iban a entregar en máximo siete días a mi familia en San Miguel del Padrón, La Habana, pero lleva 12 días y nada"

"Encargué una caja de cuartos de pollo y me dijeron que la iban a entregar en máximo siete días a mi familia en San Miguel del Padrón, La Habana, pero lleva 12 días y nada", explica a este diario Marianela, una cubana de 38 años radicada en Tampa y que utiliza con frecuencia estos servicios de compra a través de la web.

Otro cliente se quejó de haber recibido un email tras la compra de un combo mixto de alimentos, especialmente carne de cerdo, aceite vegetal y pollo para su familia en Santiago de Cuba. "Pagué online, me descontaron el dinero de la tarjeta pero dos días después me escribieron que no podían garantizar la calidad de la mercancía y que por tanto debía esperar más tiempo del acordado", cuenta a este diario.

"Se supone que en el pago que hice me cobraron una tarifa por llevar la comida hasta la puerta de mi madre que es una persona muy mayor", detalla. "Inicialmente iba a recibir la compra entre 10 días y 21 porque no vive en la capital sino en la ciudad de Matanzas, pero ya lleva un mes esperando y no ha recibido ni un muslo de pollo", se queja.

Los medios oficiales han publicado en las últimas semanas varios artículos sobre el problema de desabastecimiento que afecta a las tiendas nacionales, una situación que achacan a la "tensión económica" que atraviesa el país y a los problemas de liquidez de las arcas estatales, aunque no se han pronunciado sobre la carestía de estos mercados online.

"Hasta ahora habíamos sido un sector priorizado porque es dinero de verdad el que llega por esta vía, no papelitos de colores como los pesos convertibles", cuenta a este diario un mensajero de la tienda de 3ª y 70 en La Habana, un local que tiene también la modalidad de compras online a pagar con tarjeta de crédito y enfocada en los emigrados con familia en la Isla.

"En los almacenes siempre se han guardado los productos que ya están reservados por internet pero el problema es que ahora mismo todo está vacío, especialmente la zona de la carnicería"

"En los almacenes siempre se han guardado los productos que ya están reservados por internet pero el problema es que ahora mismo todo está vacío, especialmente la zona de la carnicería", detalla. "Lo que tenemos no es el tipo de comida que se vende online, porque son cosas de muy poca calidad como salchichas, picadillo de pavo y hamburguesas, pero no contamos con las cajas de cuartos de pollo o de pechuga que se vendían muy bien en esos sitios digitales".

Ahora, algunos clientes radicados en el extranjero se pasan horas frente a la pantalla de su computadora para lograr "atrapar" las pocas ofertas de estos alimentos que se colocan para la venta online. "Llené el carrito de compras de la página y en los pocos minutos que pasaron hasta que fui a pagar me salió un cartel que decía que uno de los productos que había agregado ya no estaba a la venta", cuenta María, una cliente de Supermarket Treew.

Algunos emigrados cubanos han compartido en redes los emails que reciben de los sitios digitales de compras anunciando problemas para entregar la mercancía. (Facebook)
Algunos emigrados cubanos han compartido en redes los emails que reciben de los sitios digitales de compras anunciando problemas para entregar la mercancía. (Facebook)

"Cuando me di cuenta de lo que pasaba entonces me levanté al otro día bien temprano y estuve probando en el buscador la palabra 'pollo' hasta que suministraron el producto". Pero "tengo que trabajar y no me puedo pasar todo ese tiempo con el dedo en el mouse a la espera de que saquen comida, eso me trae muy malos recuerdos de las colas que hacía antes de irme de Cuba".

Recientemente en una reunión del Consejo de Ministros, Miguel Díaz-Canel reconoció los problemas con el abastecimiento de productos de primera necesidad como pollo, huevos, pan y aceite. El gobernante llamó a "cerrar los ciclos productivos", y fustigó las ineficiencias en las "contrataciones del transporte o el retraso de embarques" que dilata la llegada de las importaciones a los mercados.

Directivos de la corporación estatal Cimex, a cargo de la gestión de buena parte de las tiendas en moneda convertible que funcionan en la Isla, achacaron la carestía a la tensa situación financiera que atraviesa el país y confirmaron que en relación con el pollo solo les había sido entregado "un 40% de la demanda normal de la red".

"En la medida en que productos como el pollo han empezado a faltar, muchos clientes han pedido a sus familiares en el extranjero que les garanticen el alimento comprándolo en internet"

"Lo que ha ocurrido es una mezcla de problemas", cuenta a condición de mantener el anonimato una empleada administrativa de la tienda de Carlos III. "En la medida en que productos como el pollo han empezado a faltar, muchos clientes han pedido a sus familiares en el extranjero que les garanticen el alimento comprándolo en internet, aunque sea más caro por los costos de entrega a domicilio".

La trabajadora asegura que esta práctica también es el recurso de muchas paladares que tienen que garantizar ciertos productos para mantener su carta bien surtida. "Empezamos a recibir más solicitudes online que de costumbre, un salto en la demanda que agotó nuestras existencias", explica.

"Estamos vendiendo de poquito en poquito porque no podemos garantizar que cuando el cliente haga clic allá arriba en el producto vamos a tener algo para entregarle aquí abajo", concluye. A pocos metros del almacén donde con anterioridad se guardaban abundantes mercancías para la venta online, los anaqueles destinados a los clientes que llegan físicamente también están casi vacíos.

___________________________________________________________________________

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de 14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 47