Los obispos cubanos piden libertad para "un buen número" de presos en Navidad

Lamentan que en Cuba prevalece un ambiente de "miedo, desconfianza, rutina, mentira y odio"

Los prelados reflexionan sobre la realidad cubana actual, pero evitan la mención explícita a la responsabilidad del Gobierno en la situación. (COCC)
Los prelados reflexionan sobre la realidad cubana actual, pero evitan la mención explícita a la responsabilidad del Gobierno en la situación. (COCC)

La Conferencia de Obispos Católicos de Cuba publicó este miércoles un mensaje en el que señaló "el hambre, soledad y falta de libertad" que experimentan los ciudadanos de la Isla y pidió una vez más la libertad de los presos políticos. El comunicado, cuyo tema es la preparación de la Navidad, recuerda también que hace 25 años el Gobierno accedió a declarar el día como feriado.

Los obispos anunciaron la visita, el próximo enero, del cardenal Beniamino Stella, quien se desempeñó como nuncio apostólico –embajador del Vaticano en la Isla– durante el Período Especial. Stella, diplomático frontal y crítico con el castrismo, fue quien organizó el viaje del papa Juan Pablo II en 1998, el primero realizado por un pontífice a Cuba.

La conmemoración del cuarto de siglo de esa visita, que "marcó la historia" de las relaciones entre la Iglesia católica y el Gobierno cubano, fue propuesta por los obispos al papa Francisco en una reciente reunión en Ciudad del Vaticano. A partir del 24 de enero, Stella recorrerá todas las diócesis cubanas, asegura el comunicado.

El resto del mensaje lo dedican los prelados a reflexionar sobre la realidad cubana actual, evitando la mención explícita a la responsabilidad del Gobierno en las distintas crisis que vive el país. Plantean que en Cuba prevalece un ambiente de "miedo, desconfianza, rutina, mentira y odio".

Llamaron a la esperanza del pueblo cubano "en medio de tantas oscuridades y desalientos", y a comprometerse con la transformación de la historia "desde adentro"

Aludieron a "las familias que sufren la emigración" y llamaron, crípticamente, a reconocer las "señales", que nos van "guiando, alentando o advirtiendo ante los peligros" en el país en el que se va "tejiendo nuestra historia". Lamentaron también el "dolor y la soledad de tantas personas mayores, enfermas o que padecen graves dificultades y carencias".

En el momento más crítico del comunicado, los obispos mencionaron a "aquellos que sufren hambre, soledad, falta de libertad y esperan de nosotros un gesto de clemencia o misericordia". "¡Cuánta alegría traería para sus familias y pueblo en general saber que, en esta Navidad, un buen número de quienes guardan prisión se les otorga la libertad y retornan a sus hogares para reinsertarse en la vida habitual e iniciar así el nuevo año!", desearon.

Las peticiones de amnistía de los presos han sido frecuentes por parte de la Iglesia católica, que en 2015 aprovechó la visita del papa Francisco y logró del Gobierno la liberación de más de 3.500 reclusos. Sin embargo, ha tenido poco éxito en sus reclamos de excarcelación para los cubanos detenidos después de las protestas del 11 de julio de 2021.

Llamaron a la esperanza del pueblo cubano "en medio de tantas oscuridades y desalientos", y a comprometerse con la transformación de la historia "desde adentro". "Nadie puede luchar en la vida aisladamente", dijeron, al tiempo que señalaron la necesidad de una "comunidad", "una patria de hermanos donde cada uno pueda vivir con dignidad, donde nos escuchemos y dialoguemos para discernir el futuro, donde luchemos por el bien de todos, en especial de quienes han quedado marginados por distintos motivos".

Lo más interesante del comunicado es el anuncio de la visita del cardenal Stella, "un nuncio que conoce a la perfección nuestra realidad"

El texto concluye enviando la bendición de los prelados a los cubanos de la Isla y a los que están "dispersos por el mundo".

Para Jorge, un laico católico de la diócesis de Santa Clara consultado por 14ymedio, el mensaje de los obispos "tiene que ver más bien con el perdón", aunque "destaquen la situación de Cuba: desesperanzas, tristezas, divisiones".

"Algunos creemos que podría ser más frontal contra el Gobierno", afirma, "pero los obispos no olvidaron a las familias que sufren la emigración de sus miembros, la libertad de los presos, el dolor y la soledad de los mayores, los que padecen grandes carencias y faltas de libertad". "Es un mensaje muy sencillo que va más a la esperanza", asegura.

Señala Jorge que lo más interesante del comunicado es el anuncio de la visita del cardenal Stella, "un nuncio que conoce a la perfección nuestra realidad". El enviado vaticano encontrará, opina, a "un Gobierno que está a la defensiva" y que no verá con buenos ojos esta visita o la interpretará como una "supervisión". Además, "no tendrán mucho tiempo para prepararse".

La última visita del cardenal Beniamino Stella a la Isla se produjo en 2015, en pleno "deshielo" entre Cuba y EE UU. Su regreso se produce en un contexto similar, cuando se desarrollan nuevos intentos de diálogo entre ambos Gobiernos que, a diferencia de aquel momento, han prescindido de la mediación de la Iglesia católica.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0