Una paciente psiquiátrica sin medicamentos asesina a su madre en La Habana

"El día que Norma murió, fue uno de esos en que Olguita estaba incontrolable"

En los últimos se ha vuelto imposible conseguir antibióticos, analgésicos o cualquier tipo de ansiolíticos en las farmacias cubanas. (14ymedio)
En los últimos meses se ha vuelto imposible conseguir antibióticos, analgésicos o cualquier tipo de ansiolíticos en las farmacias cubanas. (14ymedio)

Norma hubiera cumplido 79 años el pasado 8 de julio, pero su vida se apagó a mediados de febrero pasado, cuando presuntamente, su hija Olga Nidia, que padece problemas psiquiátricos la asesinó a golpes en el municipio habanero de Cerro, según testimonios recogidos por 14ymedio.

La crisis sanitaria que atraviesa Cuba se ha cobrado numerosas víctimas directas e indirectamente. Olga es una mujer de unos 50 años, dependiente de varios medicamentos para controlar sus padecimientos mentales. Necesita desde sedantes como la amitriptilina hasta ansiolíticos como el alprazolam, pero el suministro de estos fármacos es cada vez más inestable en la red de farmacias estatales.

Olguita, como la llaman los vecinos, dejó de tener disponibles las píldoras que la mantenían calmada y le permitían llevar una vida normal. Sin poder cumplir el tratamiento, esta paciente psiquiátrica desembocó en varias crisis violentas que terminaron con una víctima mortal: su propia madre.

Los vecinos del callejón de Santovenia, entre Patria y Lindero, se muestran indignados porque después de cinco meses del trágico incidente, la justicia no llega para la difunta Norma ni los medicamentos para Olguita.

Norma León, madre de Olguita, había trabajado los últimos diez años antes de su retiro, como auxiliar de limpieza en el Pediátrico de Centro Habana

"La conozco hace más de 20 años y siempre ha estado un poco desequilibrada mentalmente, con episodios explosivos incidentales, pero controlada con sus medicaciones. Todo comenzó con la inestabilidad de los suministros a las farmacias. Al poco tiempo se le notaba el cambio en el trato a los vecinos y se escuchaban con mucha frecuencia las peleas dentro de su casa con la madre y el esposo que era alcohólico", cuenta a 14ymedio una vecina.

Norma León, madre de Olguita, había trabajado los últimos diez años antes de su retiro, como auxiliar de limpieza en el Pediátrico de Centro Habana. Sus compañeros la recuerdan como una señora amable, que siempre estaba dispuesta a ayudar a otros. Al jubilarse, varias afecciones de salud la condenaron a la postración; permaneció por dos años en una cama bajo el cuidado de su hija.

Los últimos meses de vida de Norma fueron terribles debido a los maltratos que sufría con cada crisis de la hija. "Ella le daba golpes de todo tipo, lo mismo le metía con la cuña hospitalaria, o le incrustaba la cabeza contra el refrigerador. Luego a la hora de darle la comida, le introducía la cuchara en la boca con tal brutalidad, que le partía los dientes. Muchas veces me enfrenté a la hija y le di consejos, pero lo que recibía eran improperios y faltas de respeto de su parte", cuenta otro vecino.

En muchas ocasiones Norma se quedaba sola en la casa por varias horas cuando la hija se marchaba a casa de unas amistades en El Vedado. "Cuando Olguita regresaba se encontraba a la madre defecada y orinada y encima venían los golpes, los gritos y los maltratos. El día que Norma murió, fue uno de esos en que Olguita estaba incontrolable, al parecer el cuerpo cansado de la madre no resistió más. Vi cómo la hija salió corriendo de la casa para llamar a un vecino, escuché cuando le dijo: 'Corre que a mi mamá le pasa algo y no contesta. Cuando el hombre salió, supimos que había fallecido".

Al presentarse en el lugar un médico del policlínico y percatarse de las condiciones en que estaba Norma, decidió llamar a medicina legal. "Así fue como esto se llenó de policías. Luego, uno de ellos nos dijo que la muerte fue provocada por un golpe contundente. Sin embargo, nos tomó por sorpresa ver que ni siquiera se llevaron a Olguita detenida. Ella intentó que la dejaran cremar el cadáver de su madre, pero los peritos no lo permitieron", relata otra de las vecinas.

"Vi cómo la hija salió corriendo de la casa para llamar a un vecino, escuché cuando le dijo: 'Corre que a mi mamá le pasa algo y no contesta. Cuando el hombre salió, supimos que había fallecido"

"Días más tarde la citaron a una estación en La Habana Vieja, pero regresó el mismo día. Luego la citaron en otras cinco ocasiones pero nada, ahí sigue en su casa", agrega la mujer. "Tiene momentos de tranquilidad, pero la mayoría del tiempo está protestando y hablando sola, sobre todo después de que hace unos tres meses también falleciera el esposo, víctima de cáncer, el alcohol le pasó factura. Imagínese cómo está ella, y sin medicamentos, cada día peor".

Los vecinos refieren que en ningún momento se presentaron en la vivienda de Norma trabajadores sociales ni representantes de la Federación de Mujeres Cubanas, a pesar de que la doctora del consultorio médico estaba al tanto de la falta de medicinas de Olguita y de los maltratos hacia la madre.

La grave situación que vive el país por la ausencia de medicinas no comenzó con la pandemia aunque se agudizó desde marzo de 2020. En los últimos meses los listados de fármacos disponibles en las farmacias de la Isla han mermado y es prácticamente imposible conseguir antibióticos, analgésicos o cualquier tipo de ansiolíticos. Además, el ciclo de abastecimiento en estas dependencias del estado pasó de ser semanal a quincenal, un escenario que termina poniendo más angustia en los enfermos que ahora tienen que hacer largas colas, a veces hasta de dos días, para poder comprar lo poco que llega cada dos semanas.

A finales del año pasado funcionarios del Gobierno advirtieron que debido a "tensiones financieras" la lista de los medicamentos del "cuadro básico" estaría muy "ajustado" durante el 2021. El desabastecimiento ha afectado incluso a los hospitales de todo el país y a la red de farmacias internacionales, donde, a pesar de sus altos precios, terminaban resolviendo muchos cubanos en medio de la desesperación.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 11