Una pelea para comprar lavadoras se salda con la detención de dos clientas en Sancti Spíritus

"Se armó una 'piñacera' tremenda" y rápidamente la cola "se llenó de policías"

Cola para entrar a la tienda La Habana en la ciudad de Sancti Spíritus este miércoles 27 de octubre de 2021. (14ymedio)
Cola para entrar a la tienda La Habana en la ciudad de Sancti Spíritus este miércoles 27 de octubre de 2021. (14ymedio)

La venta de 12 lavadoras automáticas marca Samsung por 388 dólares levantó todo un revuelo este miércoles en las inmediaciones de la tienda La Habana en la ciudad de Sancti Spíritus. Todo terminó con la detención de dos mujeres y un apagón, que obligó a suspender las transacciones en la caja.

"El ripia perico que se armó fue terrible. Había dos colas, yo estaba en la que se formó para productos normales y la otra era para comprar las lavadoras", explica Esperanza, una espirituana que desde hace meses tiene en su cuenta en moneda libremente convertible (MLC) algunos dólares "de reserva".

"Se armó una piñacera tremenda" y rápidamente la cola "se llenó de policías" pero los agentes prefirieron "no meterse en la bronca y se pararon a un lado a esperar a que las mujeres terminaran de darse golpes".

"Una de las policías inicialmente dijo: 'Vamos a dejarlos, que a mí nadie me va a dar una puñalada como a la de La Habana'", detalla la espirituana. La uniformada hacía mención a la agente policial que fue herida con arma blanca y secuestrada por un hombre durante varias horas el pasado martes. "Una vez que se calmó un poco la discusión las mujeres fueron detenidas y se las llevaron", resume.

"El 'ripia perico' que se armó fue terrible. Había dos colas, yo estaba en la que se formó para productos normales y la otra era para comprar las lavadoras"

El mal rato de Esperanza, asegura, solo tuvo su comienzo con la riña. Ya dentro del comercio vivió la estampa del día día del cubano. Si sintió pena por ver a dos mujeres "dándose golpes" por una lavadora, más frustración se llevó al entrar al establecimiento y encontrarlo "tan desabastecido'', asegura.

"Pasé por esta tienda a ver qué encontraba de comer, lo que apareciera, pero no había na'", se queja. "Lo único que vendían eran unos pedazos de carne de res a 45 dólares y ese dineral no lo iba a gastar", dijo al confirmar que en el mercado negro de la ciudad "aparece" a 70 pesos la libra de este tipo de carne.

Esperanza miró los anaqueles de arriba abajo, una y otra vez, y decidió comprar dos latas de aceitunas rellenas de anchoa a 1,80 dólares cada una. Tuvo que pasar 40 minutos en la cola por la falta de conexión con los bancos que no aprobaban los pagos con tarjetas magnéticas. Y justo cuando llegó su turno volvió a tropezar con la dura realidad del cubano: "Se fue la luz. ¡Ya tú sabes!".

Se "armó tremendo corre corre entre las dependientas", que informaron a los clientes que debían salir. 'Hasta que no llegue la luz no podemos seguir vendiendo, queda muy poco petróleo [diésel] en el grupo electrógeno y no se puede sostener la energía eléctrica en la tienda', dijo una de las empleadas estatales.

Finalmente su tarjeta fue aceptada por el lector bancario y pudo comprar "de chiripazo", afirma con alivio Esperanza.

Poco suministro, larguísimas colas y un negocio colateral de revendedores marcan las jornadas en las tiendas en divisas, las más criticadas del país y, sin embargo, las únicas que todavía, ante la severa crisis económica que atraviesa la Isla, tienen más de una decena de productos en sus estanterías.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 19