Se avisará a la policía para multar a las familias que no copien las 'teleclases' en Santiago de Cuba

La medida está vigente en toda la provincia y busca incentivar una mayor disciplina entre los estudiantes

Desde el pasado 15 de marzo comenzó una "nueva parrilla" en la programación del Canal Educativo, donde se incluyen las asignaturas que no se estaban impartiendo hasta el momento. (Radio Rebelde)
Desde el pasado 15 de marzo comenzó una "nueva parrilla" en la programación del Canal Educativo, donde se incluyen las asignaturas que no se estaban impartiendo hasta el momento. (Radio Rebelde)

Una multa de hasta 2.500 pesos tendrán que enfrentar los padres de estudiantes que no transcriban el contenido de las teleclases que se imparten por televisión debido a la pandemia. "Los maestros tienen el deber de pasar por las casas y revisar las libretas. La familia del alumno que no haya escrito el contenido será amonestada", confirma a 14ymedio una funcionaria del Ministerio de Educación en Santiago de Cuba.

La medida, que ya está vigente en toda la provincia, busca incentivar una mayor disciplina entre los estudiantes a la hora de atender y sistematizar los conocimientos que se enseñan a través de estas emisiones televisivas. "Nos dimos cuenta de que muchos niños no estaban siguiendo las clases, no hacían las tareas que se les orientaba y todo eso con la anuencia de los padres", explica la directiva.

"Al menos una vez a la semana el maestro tiene que supervisar que el estudiante haya copiado el contenido, lo puede hacer visitando la casa o también pidiéndole una foto de las hojas de la libreta con la temática copiada", añade. "En caso de que el profesor vea retrasos o carencias debe informar a la dirección de la escuela para que se proceda a avisar a la policía".

"En caso de que el profesor vea retrasos o carencias debe informar a la dirección de la escuela para que se proceda a avisar a la policía"

La información ha sido confirmada por varios maestros de enseñanza primaria, secundaria y preuniversitaria de la provincia. "Nos reunieron para decirnos que debemos informar sobre los alumnos morosos que no copian las clases, pero yo misma soy madre y sé las dificultades que se están teniendo en los hogares para lograr que los niños atiendan al televisor, por lo que le avisé a todos los padres de la nueva medida antes de denunciar a ninguno", comenta Maité, una profesora de español.

"Les dije que se pusieran al día con las clases y que si tenían que copiar ellos mismos no dejaran de hacerlo porque los maestros no somos los únicos que vamos a supervisar. Por encima de nosotros también visitarán algunas casas metodólogos de educación y comisiones creadas para eso", agrega.

En la barriada de San Agustín, donde ya se ha comenzado el proceso de supervisión, Dayana Espinosa ha puesto "al día las libretas" de sus dos hijos. "Tuve que mandarme a correr pero por suerte me avisaron con antelación en un hilo de WhatsApp donde estamos varias madres", explica. "Incluso me pasaron todos los textos que tenía que transcribir antes de que lleguen los inspectores".

"Al final, esto es más carga de trabajo para la familia que ya estamos bastante abrumadas con la situación de los niños todo el día en la casa, porque muchas de esas clases son aburridas y no hay forma de hacer que los muchachos estén todo el tiempo frente a la pantalla tomando nota. Si no escribimos nosotras, entonces la multa es segura".

En Cuba el primer cierre de las escuelas fue decretado a finales de marzo de 2020 a raíz de la llegada de la pandemia de covid que ha dejado 62.206 contagios y 373 fallecidos. Desde entonces, en varias provincias se han restablecido temporalmente las clases, pero con el actual repunte de la enfermedad han vuelto a suspenderse. Las autoridades han elaborado un programa de enseñanza a través de la televisión para paliar el problema de las escuelas cerradas.

"El maestro es insustituible", dijo recientemente a la prensa oficial Eugenio González Pérez, viceministro de Educación, que insiste en la importancia de ver las teleclases "como complemento". Sin embargo, la preocupación de los padres aumenta a medida que se alarga en el tiempo esta alternativa a la escuela, especialmente por su factura poco atractiva para los alumnos.

En Cuba el primer cierre de las escuelas fue decretado a finales de marzo de 2020 a raíz de la llegada de la pandemia de covid que ha dejado 62.206 contagios y 373 fallecidos

Desde el pasado 15 de marzo comenzó una "nueva parrilla" en la programación del Canal Educativo, donde se incluyen las asignaturas que no se estaban impartiendo hasta el momento. Las emisiones están dirigidas a todas las provincias y municipios en fase de transmisión autóctona limitada, excepto Pinar del Río, que tiene su propio programa.

Entre las nuevas asignaturas que se están transmitiendo ya están Geografía, de sexto grado; Inglés, desde tercero hasta sexto; Historia, de séptimo y octavo; y Química, Física y Biología, de duodécimo grado.

"Mi hijo tiene las libretas al día pero es solo para evitar la multa. Ya a una vecina nuestra la amonestaron de palabra y le advirtieron de que la próxima vez tendrá que pagar los 2.500 pesos, así que prefiero no meterme en problema", comenta Espinosa a 14ymedio. "Nadie quiere arriesgarse".

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 13