"Con esos precios no se puede" en Cuba, protestan los usufructuarios de tierras arroceras

Diez días después de la visita del viceprimer ministro a Pinar del Río, los agricultores no están satisfechos con lo prometido

Cultivo de arroz en Los Palacios, Pinar del Río. (Cubadebate)
Cultivo de arroz en Los Palacios, Pinar del Río. (Cubadebate)

Diez días han bastado para que los pinareños que solicitaron tierras ociosas para cultivar arroz, alentados por la visita del viceprimer ministro Jorge Luis Tapia Fonseca, se desengañen. "Si yo sé que iba a ser así no pido tierras. Me dieron dos caballerías y estoy agradecido porque antes era difícil coger un área. Pero con esos precios no se puede", cuenta Yoserky López Llobera al diario provincial Guerrillero.

El joven trabajaba en la cooperativa Jorge González Ulloa, una de las mayores productoras de grano en el país hasta hace pocos años, con unos 100.000 quintales según el diario, pero cuya cosecha ha caído en picada. Procedente del batey de Sierra Maestra, donde se ubican 800 de las más de 1.000 hectáreas cedidas en usufructo por la Empresa Agroindustrial de Granos de Los Palacios, el muchacho era anegador y uno de los 200 empleados que se quedaron sin trabajo por la bajada de la producción.

Ariel García Pérez, director de la empresa, aseguró que la entrega de tierras que dejaron de usarse por falta de recursos sería beneficiosa, aunque apenas anunció una cesión del 10% del total disponible. "Me facilitaron dos caballerías de tierra, las cuales están roturadas por la ficha de costo vieja", cuenta Loivan Hano Abrahantes, que ya tenía tierras y solicitó más. "El arroz necesita no menos de cuatro labores, que me salía como en 5.000 pesos, ahora son 10.800, solo en la preparación, sin contar lo demás en lo que hay que invertir".

"El arroz necesita no menos de cuatro labores, que me salía como en 5.000 pesos, ahora son 10.800, solo en la preparación, sin contar lo demás en lo que hay que invertir"

Hano, que pertenecía a la cooperativa, tenía a fecha de 22 de noviembre sus tierras roturadas, como Yoserky López, pero aún no han firmado la factura por el cambio en la ficha de costo.

"Lo que explicó el viceprimer ministro en su visita fue que lo mínimo por hectárea era alrededor de 13.000 pesos de ganancia, pero ahora le cambiaron el precio a todo: el agua, la semilla, la aviación, y si encima no hay paquete tecnológico (kit de fertilizantes, plaguicidas y otros químicos que se distribuye desde hace años), prácticamente sembramos a riesgo. Eso no fue lo que dijeron al principio", protesta Hano Abrahantes, que añade otros inconvenientes.

A los gastos se suman las trabas del municipio, que le exige cosechar en un mes el arroz, pero aún no tiene el crédito. Además, afirma que hay cinco meses de demora en el pago.

"Esto es nuevo. Nadie nunca pensó que se iba a hacer una agricultura sin paquete tecnológico. Hoy el paquete tecnológico es la tierra, el hombre, el agua, y el petróleo que se pueda adquirir", dice Yoannis Campos Segura, presidente de la cooperativa.

Otro de los productores consultados, Agustín Echeverría, ha encontrado con qué sustituir el paquete tecnológico y su arroz marcha mejor, pero tampoco deja de quejarse. "Aquí no han venido a explicar nada, ni del Banco, ni del CAI (Complejo Agroindustrial Azucarero, que entrega fertilizantes), ni de la aviación. Mientras tanto el arroz sin sembrar, y el campesino pasando trabajo".

Según cuenta, desde que Tapia Fonseca pasó por la zona se han unido unos 50 productores, pero se pregunta cómo podrán sembrar si con los cambios en la ficha de costo la cuenta no da.

"La juventud lo que hace es venir un año, sacan una cosechita, cobran el dinero y se van. Así no podemos tampoco levantar"

El precio del quintal de arroz de cáscara húmedo, cuando se vende a la empresa, sube entre 1.000 y 1.300 pesos en dependencia de la ficha de costo. "Hay muchos productores que tienen que solicitar un crédito y 53 de ellos son desvinculados. Primero deben hacerse clientes del Banco, y de acuerdo con su política, deben presentar un codeudor con no menos de 35.000 pesos", añade Campos Segura.

A su juicio, junto con las limitaciones técnicas y de químicos, está el dinero: "La forma más efectiva para que haya producción es que mediante el crédito se le apruebe al productor determinado efectivo para que, al no poder alcanzar las labores que brinda la Empresa, puedan hacerlo contratando a particulares, ya sea a través de mipymes o mediante un contrato en la cooperativa, con los precios de mutuo acuerdo".

El funcionario señala como problema añadido que hay quienes han solicitado un préstamo al banco y, una vez concedido, se van del país. Agustín Echeverría, en esa línea, acusa a los jóvenes de falta de compromiso con la tierra. "La juventud lo que hace es venir un año, sacan una cosechita, cobran el dinero y se van. Así no podemos tampoco levantar".

Desde que se cedió las tierras pinareñas en usufructo, un proceso que fue –explican– rápido, porque también se usarán hectáreas para la ganadería, 70 personas, la mayoría desempleados, están en proceso de unirse a la cooperativa y hay 27 campesinos que han ampliado su área.

La Jorge González Ulloa agrupa a 320 asociados, de los que 290 son arroceros y, según Campos Segura, se asignará "un módulo de vivienda de madera, con un panel solar, para que el campesino pueda permanecer en su lote y darle las atenciones que requiere el cultivo. Esto también ayudaría a la vinculación de la familia con el campo".

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 2