El predicador del Parque Central de La Habana se queda sin público

Un hombre clama contra el Código de las Familias Biblia en mano sin que autoridades ni ciudadanos hagan caso a su proclama

Paseando de arriba abajo por el Parque Central con una Biblia en la mano, el joven despotricaba contra el Código de las Familias. (14ymedio)
Paseando de arriba abajo por el Parque Central con una Biblia en la mano, el joven despotricaba contra el Código de las Familias. (14ymedio)

Un hombre predicaba en voz alta este miércoles en el Parque Central de La Habana. Paseando de arriba abajo no solo por la plaza sino en el Boulevard de San Rafael, con una Biblia en la mano y tatuajes en la piel, despotricaba contra el Código de las Familias, que el Gobierno cubano ha puesto a "debate popular" antes de someterlo a referéndum.

"El único código de familia que debe haber es la Biblia", gritaba sin cuidado. El céntrico lugar está fuertemente custodiado por agentes uniformados y de civil, algo que contrastaba con la aparente impunidad con que el individuo gritaba su rechazo a la legislación que todavía no ha entrado en vigor.

Después de un rato, el predicador siguió su camino, sin haber logrado ni una sola frase de apoyo o rechazo

Después de un rato, el predicador siguió su camino, sin haber logrado ni una sola frase de apoyo o rechazo.

En esa misma zona peatonal, que conecta a Centro Habana con La Habana Vieja, fue detenido en diciembre de 2020 Luis Robles Elizastigui, el "joven de la pancarta", por portar, en silencio, un cartel que decía "libertad" y pedía "no más represión".

Esta vez, los policías han ignorado al improvisado profeta, una actitud similar a la que han adoptado los transeúntes, absortos en las colas o apurando el paso para llegar a algún comercio que tuviera algo que vender.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 35