La rebelión de los médicos cubanos obliga a Díaz-Canel y Marrero a bajar el tono

Crece el número de sanitarios que denuncian la gestión del sistema de Salud y la falta de todo

"El colapso sanitario no es culpa de los médicos", respondieron a Marrero a través de un video. (Captura)
"El colapso sanitario no es culpa de los médicos", respondieron a Marrero a través de un video. (Captura)

Las críticas del primer ministro cubano, Manuel Marrero, contra el personal sanitario han desatado una tormenta que llega en el peor momento para el Palacio de la Revolución. Los médicos, joya de la corona del régimen, mimados y explotados durante décadas, han iniciado una rebelión contra los dirigentes del país, que vive aún bajo los efectos de las protestas del 11 de julio.

Desde que Marrero acusó, la semana pasada, a los sanitarios de Cienfuegos de "dejadez" en su trabajo contra el covid, las denuncias contra el primer ministro se han extendido a varias provincias. "El colapso sanitario no es culpa de los médicos", respondieron a Marrero más de una veintena de médicos en un video difundido este sábado y en el que los sanitarios también denunciaron las malas condiciones de trabajo y "el maltrato de la jefatura" que sufren cada día.

"Los problemas no son subjetivos, son objetivos, son culpa de ustedes los que nos dirigen. Resuelvan estos problemas para nosotros poder salvar más vidas", reclama Alexander Jesús Figueredo Izaguirre, médico internista de Holguín, a través de sus redes sociales.

"Quiero un reporte real de todos los que han sido vacunados en los últimos días y se han complicado con neumonía días después o han fallecido, necesito un reporte nacional. Es para un estudio", escribió en otro post.

"Los problemas no son subjetivos, son objetivos, son culpa de ustedes los que nos dirigen. Resuelvan estos problemas para nosotros poder salvar más vidas", reclama Alexander Jesús Figueredo Izaguirre

En conversación con 14ymedio Alexander Jesús Figueredo Izaguirre cuenta que desde el mes de febrero, cuando murió su abuelo, comenzó a realizar denuncias sobre el mal manejo de la pandemia por parte de las autoridades.

"A raíz de eso empecé a hacer la denuncia de todo lo que estaban haciendo mal en el sistema de salud pública con respecto a los centros de aislamiento, los policlínicos, los centros hospitalarios, los puestos de mando creados para esto, una cadena de negligencias que realmente no estaban acorde con la situación del país, desde la falta de insumos y de recursos humanos, mucha negligencia, y me puse a hacer las denuncias", detalla.

Explica que las denuncias las hizo "de manera directa" a los organismos del Estado y a nivel de las instituciones pero que fue llamado "contrarrevolucionario" porque en su perfil de Facebook tenía el cartel de Patria y Vida en aquel entonces. La respuesta de las autoridades fue expulsarlo por cinco años del sector de la Salud e invalidar su título de médico por ese mismo tiempo.

Aunque en Holguín, donde actualmente se da una situación epidemiológica pavorosa, han surgido multitud de voces críticas contra el Gobierno en este sentido, el reclamo se extiende por la Isla. En redes sociales, la etiqueta #CuidadoConLosMedicosChallenge agrupa a doctores de todas las provincias y personas que se solidarizan con quienes se han atrevido a cuestionar el manejo de la pandemia en Cuba y a enfrentar las implicaciones que puede tener para ellos y sus familiares hacerlo de manera pública.

En conversación con este diario Alexander Jesús Figueredo Izaguirre cuenta que desde el mes de febrero, cuando murió su abuelo, comenzó a realizar denuncias sobre el mal manejo de la pandemia

"Yo, Dr. Víctor José Arjona Labrada, especialista en Pediatría y Cardiología Pediátrica del Hospital Pediátrico Hermanos Cordové de Manzanillo, me opongo rotundamente a cualquier acto de represión en contra de mis colegas de Holguín que han denunciado la verdad. Me uno a ellos y pido la dimisión del primer ministro Manuel Marrero Cruz y del presidente Miguel Diaz-Canel Bermúdez, por el incorrecto manejo epidemiológico que ha dado al traste con la vida de muchas personas", reclama uno de los muchos doctores que ya están pidiendo a Marrero que deje el cargo después de descargar responsabilidades contra los trabajadores del sector sanitario.

Desde entonces, el primer ministro intenta reparar el desliz y se deshace en alabanzas hacia los sanitarios cubanos. "Cada minuto que pasa nosotros reiteramos el reconocimiento por todo el trabajo que se viene haciendo y la búsqueda de alternativas, soluciones, muchas de ellas incluso riesgosas pero que la vida ha demostrado que son válidas como alternativas", ha expresado.

En la misma línea, y tratando de achicar la polémica, se manifestó Miguel Díaz-Canel, que este domingo escribió en su cuenta de twitter: "Hoy son más visibles los bandos en que vamos por la vida, según Martí: de un lado los que aman y fundan. Del otro los que odian y destruyen. Los primeros no mienten ni calumnian ni difaman, no odian. Están salvando vidas. Los otros no pueden con esa luz".

Esa división en dos del personal médico -los que alzan la voz si consideran que algo no está bien hecho, malos; los que callan, buenos- no ha servido para calmar los ánimos sino más bien todo lo contrario. Por eso este lunes el gobernante intentó mejorar la versión con un tuit en positivo. "Lo que más hemos comprobado en este tiempo es el patriotismo de nuestra gente, del personal de Salud, los científicos, de todos los involucrados en la operación milimétrica del oxígeno, personas que están trabajando a tiempo completo en situaciones complejas. ¡Gracias a todos!", ha dicho.

Esa división en dos del personal médico -los que alzan la voz si consideran que algo no está bien hecho, malos; los que callan, buenos- no ha servido para calmar los ánimos sino más bien todo lo contrario

El virólogo cubano residente en Brasil, Amílcar Pérez-Riverol, ha prestado su apoyo desde el exterior y evaluado la compleja situación que se vive por la pandemia. "En varias ocasiones desde el inicio de la pandemia he pedido apoyo y respeto por la labor, el sacrificio y la valentía del personal sanitario (médicos, enfermeros, técnicos, laboratoristas, personal de apoyo) que como escribí en febrero –a diferencia nuestra– han tenido que aprender sobre esta terrible enfermedad en tiempo real, poniendo en riesgo sus vidas por intentar salvar las nuestras. Nadie, absolutamente nadie, debería colocar sobre ellos el más mínimo cuestionamiento. Y no estoy negando que pueda existir algún caso puntual", ha pedido desde su perfil de Facebook .

El científico recuerda que los profesionales sanitarios del mundo se han enfrentado a la explosión de una enfermedad desconocida que en todos los países ha llevado a situaciones límite, pero añade que en Cuba, además, se convive con la escasez y resulta "inadmisible" responsabilizarlos de que la pandemia esté desatada.

Este lunes se reportaron 9.169 contagios de coronavirus del domingo y 65 fallecimientos. La preocupación cunde en la Isla porque además las autoridades ya han reconocido la flagrante falta de oxígeno, un tratamiento indispensable para mejorar en los peores cuadros de neumonía causados por el virus.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 34