La recogida de caña "un tanto adormecida" augura una nueva zafra desastrosa en Cuba

Una cadena de "insuficiencias y roturas" impidió el cumplimiento del plan en Ciego de Ávila

Los campesinos no son veloces en la siembra y han plantado apenas 58 hectáreas de las 354 que se exigieron para la próxima zafra. (Invasor)
Los campesinos no son veloces en la siembra y han plantado apenas 58 hectáreas de las 354 que se exigieron para la próxima zafra. (Invasor)

El fracaso de la zafra en Ciego de Ávila ya comienza a ser una realidad. Los dirigentes de la provincia, que llevan semanas justificando los malos resultados, reconocieron este martes que las actividades estaban "un tanto adormecidas", es decir ralentizadas, a pesar de que se habían propuesto un plan "pequeño" a nivel nacional.

Un reportaje del diario oficialista Invasor detallaba este martes la cadena de insuficiencias y roturas que impidió que la zafra se desarrollara como estaba previsto. Una comitiva presidida por Liván Izquierdo Alonso, secretario del Partido Comunista en Ciego de Ávila, recorrió la provincia para identificar las deficiencias del proceso. Su diagnóstico fue, según el periódico, alarmante: "Hay manifestaciones de indisciplina en la tarea".

El poco esfuerzo de los campesinos para enfrentarse al corte del cañaveral y procesar el producto ocupa, para Izquierdo Alonso, el primer plano de la ineficiencia, mientras que la falta de equipos, la rotura de las máquinas y el pago insuficiente a la mano de obra ocupan un segundo lugar.

En una reunión de los directivos azucareros con el Partido, se dejó claro que existían "serias dificultades" para el corte y la transportación de las cañas. Este factor, alegó la estatal Azcuba, incide directamente en el número de toneladas que deben procesarse.

Sin ir más lejos, la semana pasada se habían cortado en la empresa azucarera Primero de Enero 25.800 toneladas de caña, cuando la meta era recoger 132.000. Al faltar la materia prima, también se demoró el trabajo de los centrales Ecuador y Ciro Redondo.

Izquierdo Alonso lamentó el "desacertado diagnóstico" que los especialistas habían ofrecido a los dirigentes antes de comenzar la zafra, y que había influido en sus promesas de producción

En el caso de esta última fábrica, la rotura de una válvula afectó el trabajo de sus dos calderas y paralizó sus operaciones. Además, la notable cifra de diez camiones rotos pone en jaque el sistema de traslado del producto a los demás centrales de la provincia. Al ser informado de esta situación, Izquierdo Alonso lamentó el "desacertado diagnóstico" que los especialistas habían ofrecido a los dirigentes antes de comenzar la zafra, y que había influido en sus promesas de producción.

Los "ponches reiterativos" y "constantes roturas de mangueras" son otras de las dificultades habituales en el ecosistema del central, pero nada influye tanto en la baja producción, según Izquierdo Alonso, como la "indisciplina" de los macheteros, choferes y demás operarios.

Los camiones –arrendados por el Gobierno, precisó el funcionario– tampoco llegan a tiempo al campo. Los campesinos no son veloces en la siembra y han plantado apenas 58 hectáreas de las 354 que se exigieron para la próxima zafra.

Izquierdo Alonso concluyó su balance pidiendo a los campesinos y cooperativas asociadas a Azcuba "honrar los compromisos establecidos", trabajar con "más dinamismo" y tomar conciencia de la "tensa realidad económica" que atraviesa el país.

A inicios de año, los dirigentes anticiparon que la zafra en Ciego de Àvila y en las demás provincias cubanas no tendría buenos resultados. En los dos primeros meses de la cosecha –la llamada zafra chica– solo se había logrado un 69% de lo previsto, y no había razones para esperar una mejoría en los meses siguientes. En aquel momento, con pérdidas en 32 de las 57 bases cañeras de la provincia, Izquierdo Alonso atribuyó el fracaso, nuevamente, al factor humano y al "mal aprovechamiento" de las medidas gubernamentales.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 7