Desidia, corrupción y falta de medios dejan en situación crítica la siembra de caña en Ciego de Ávila

Uno de los peores datos es que 32 de las 57 bases productivas avileñas tienen pérdidas

Central azucarero Ciro Redondo, en Ciego de Ávila. (Invasor)
Central azucarero Ciro Redondo, en Ciego de Ávila. (Invasor)

La zafra en Ciego de Ávila se encamina al fracaso y no solo por la cantidad de caña obtenida, que ya se confirmó exigua en toda la Isla con solo el 69% de lo previsto para los dos primeros meses de la cosecha, conocidos como zafra chica. Las autoridades de la provincia constataron este martes que todo el sector se encuentra en pésima situación, aunque la atribuyen a un "mal aprovechamiento" de las medidas gubernamentales.

Entre los datos que dejó la reunión, según el diario local Invasor, uno de los peores fue saber que 32 de las 57 bases productivas avileñas tienen pérdidas. También trascendió que los pagos no se han podido entregar a los productores porque no disponen de la tarjeta magnética prevista para ello. Además, de los 100 millones de pesos destinados al fomento de las plantaciones, solo se han empleado 15.

"Tenemos tierras, créditos y no aprovechamos del todo las potencialidades a nuestro alcance. Hay que ir a la base a intercambiar con los productores para solucionar los problemas", dijo Julio Andrés García Pérez, presidente del Grupo Azucarero Azcuba.

La campaña de frío solo alcanza el 73% del plan previsto hasta la fecha y, por si no bastara con el sector agrícola, se insistió en el ya conocido mal resultado para la ganadería

Los datos negativos no se limitaron a la caña. Además de comentar que la producción en las fincas estatales, donde faltan alimentos para los trabajadores y para aportar a las comunidades en que se ubican, es inferior a las previsiones, se dijo que la siembra de yuca y plátano tampoco marcha bien y faltan 827 hectáreas por sembrar debido a problemas con las semillas.

La campaña de frío solo alcanza el 73% del plan previsto hasta la fecha y, por si no bastara con el sector agrícola, se insistió en el ya conocido mal resultado para la ganadería. Sin dar cifras, se subrayó que en 2022 el plan de entrega de leche y carne no se cumplió de forma generalizada.

En ese contexto, las soluciones recomendadas este martes por las autoridades fueron las habituales, siempre voluntaristas: trabajar más, aprovechar los pocos recursos y no perder tiempo.

"En una zafra pequeña como la actual, el que se confía pierde. Por ello hay que ser más agresivo en la solución de los problemas, no dejar nada para después", dijo García Pérez.

Lo peor, señala la prensa oficial avileña, se concentra en la Empresa Agroindustrial Azucarera Ecuador, en Baraguá, que tiene "deficiencias en la organización del inicio de la cosecha". A la empresa se le recomienda que aproveche mejor su potencial.

Los ingenios deben moler por encima del 70%, pero también habrá que trabajar más. Entre las propuestas está doblar turnos o sacar un tercero para cortar caña

Sin embargo, los problemas se acumulan. Faltan neumáticos y baterías –una situación que "tendrá una positiva respuesta, aunque no total, en las próximas jornadas", dijo García– y solo hay un buldócer trabajando, por lo que se necesita ayuda de otras entidades. La situación es tal, que la rotura de transformadores eléctricos y otros equipos han llevado a un deterioro extremo en el banco de semillas. Según la nota de Invasor, se requiere una inversión para restablecerlo durante este año.

Además, la eterna corrupción se cuela en el asunto. El sistema de pago mediante el que se premia la productividad de los operarios ha sido violado en varias ocasiones, provocando que se retribuya a personas que no rindieron lo establecido para percibir dinero en este concepto. Esto, según los directivos, propicia el descenso en el ritmo del corte, lo que repercute en el resultado final de la zafra.

"El principal compromiso en el corto plazo es terminar el mes de enero con 21.000 toneladas", dijo Liván Izquierdo Alonso, miembro del Comité Central del Partido Comunista y su primer secretario en la provincia. Para ello, los ingenios deben moler por encima del 70%, pero también habrá que trabajar más. Entre las propuestas está doblar turnos o sacar un tercero para cortar caña.

Izquierdo Alonso, que insistió en la importancia de multiplicar el esfuerzo antes de que llegue el exceso de humedad, dijo que la meta para este año es sembrar más de 12.000 hectáreas, la mayor cantidad histórica, lograda en 2017.

Los especialistas, sin embargo, advierten de que el plan de siembra no iba ni por la mitad de lo previsto al cierre de 2022, y en lo que va de año apenas aumentó, por lo que será necesario un ritmo de 40 hectáreas al día si se aspira a lograr un dato decente.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 4