Los primeros datos de la zafra en Cuba confirman las peores previsiones oficiales

La producción azucarera se enfrenta a la falta de recursos para comprar los insumos y la maquinaria necesaria, además de los constantes apagones 

La industria del azúcar fue un importante músculo económico en Cuba, pero sufrió una drástica caída productiva a partir de la década de 1990. (Granma)
La industria del azúcar fue un importante músculo económico en Cuba, pero sufrió una drástica caída productiva a partir de la década de 1990. (Granma)

Tal como se esperaba, la producción de azúcar en Cuba no parece remontar las peores perspectivas y en los primeros dos meses del ciclo 2022-2023 se ha obtenido solo el 69% de lo previsto, confirmó a Granma el grupo estatal Azcuba. Los problemas siguen siendo los mismos que en años anteriores: la falta de financiamiento para adquirir insumos y la crisis energética, señala el diario del Partido Comunista en una nota que se aleja del triunfalismo habitual desde el título: Va siendo mejor zafra, pero no se produce todo el azúcar previsto.

La zafra arrancó a finales de noviembre con la meta de producir 455.198 toneladas tras los magros resultados del año anterior, cuando la producción cerró en su nivel más bajo del último siglo y solo se cumplió con el 68% de las 1,2 millones de toneladas previstas.

Dionnis Pérez, director de Informática, Comunicaciones y Análisis del monopolio estatal, indicó al diario oficialista que la zafra chica –noviembre y diciembre– fue 2,3 veces mayor a la de la campaña anterior. Este ligero repunte se explica por la recuperación de unas 7.000 toneladas de azúcar "en concepto de eficiencia industrial", que permitió mejorar el rendimiento en un 1,14%, explicó.

El vocero del grupo estatal señaló que solo siete centrales cumplieron con el plan de la zafra chica, entre ellos los ingenios 14 de Julio

Sin embargo, el vocero del grupo estatal señaló que solo siete centrales cumplieron con el plan de la zafra chica, entre ellos los ingenios 14 de Julio (Cienfuegos), Melanio Hernández (Sancti Spíritus), Ciudad Caracas (Cienfuegos), Fernando de Dios (Holguín) y Héctor Rodríguez (Villa Clara).

Con 15 días de demora, el central Boris Luis Santa Coloma, en Mayabeque, es el que más retrasos presenta en el plan de producción. Después, las plantas Mario Muñoz (Matanzas) y el Enidio Díaz (Granma), con cuatro jornadas, así como Ciro Redondo (Ciego de Ávila) y el Carlos Manuel de Céspedes (Camagüey), con dos.

Pérez reconoció que la producción azucarera se enfrenta a las mismas dificultades que hace un año, asociadas, por un lado, a la falta de recursos para comprar los insumos y la maquinaria necesaria en las actividades de los ingenios y el cultivo de caña, y, por el otro, a los constantes apagones que sufre la Isla al momento de las reparaciones.

El sector azucarero, que en otras épocas se consideró el motor de la economía cubana, también opera con maquinarias obsoletas y padece constantes averías. Según el funcionario, las deficiencias que más afectaron la molida se produjeron en los turbogeneradores de los centrales Urbano Noris (Holguín), Mario Muñoz (Matanzas) y 30 de Noviembre (Artemisa). Además, hubo problemas en los compresores de aire en el ingenio de Dos Ríos (Santiago de Cuba) y en las centrífugas del Carlos Manuel de Céspedes (Camagüey).

Para asegurar la producción, agregó el funcionario, el grupo recurrirá al corte y tiro en el central Primero de Enero (Ciego de Ávila)

Para asegurar la producción, agregó el funcionario, el grupo recurrirá al corte y tiro en el central Primero de Enero (Ciego de Ávila), además de garantizar la arrancada adelantada del Ecuador (Ciego de Ávila), el Antonio Sánchez (Cienfuegos) y el Majibacoa (Las Tunas).

En esta zafra participan 23 ingenios a fin de "asegurar el azúcar del consumo nacional y otros destinos priorizados", agrega la nota de Granma.

Después de haber sido durante décadas una de las principales exportadoras mundiales, la industria azucarera cubana se ha derrumbado y ya no cubre el consumo interno, que oscila entre 600.000 y 700.000 toneladas anuales con el reparto de cuatro libras por persona al mes a través de la libreta de racionamiento. En los últimos años, Cuba tuvo que importar azúcar de remolacha desde Francia para cubrir sus necesidades internas y poder dedicar una parte de su producción a los contratos de exportación firmados con antelación con China.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipode 14ymedio está comprometido con hacer un periodismoserio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias poracompañarnos en este largo camino. Te invitamos a quecontinúes apoyándonos, pero esta vez haciéndotemiembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando elperiodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0