El régimen cubano quiere ayuda de EE UU sin pedirla formalmente

Las condiciones adversas frustraron el uso de la bomba hidráulica traída por Venezuela

Las autoridades desconocen con exactitud los daños de los cuatro depósitos, de los ocho que alberga la Base de Supertanqueros, que se encuentran en llamas. (Cubadebate)
Las autoridades desconocen con exactitud los daños de los cuatro depósitos, de los ocho que alberga la Base de Supertanqueros, que se encuentran en llamas. (Cubadebate)

Con el incendio en la Base de Supertanqueros de Matanzas fuera de control desde el viernes 5 de agosto y una población angustiada por las consecuencias del siniestro y los apagones adicionales que se avecinan, el Gobierno cubano comienza a deslizar que Estados Unidos es reticente a enviar ayuda a la Isla.

Así, Johana Tablada, subdirectora general para EE UU del Ministerio de Relaciones Exteriores, dijo, en declaraciones recogidas por Cubadebate, que lo único que ha ofrecido hasta ahora el vecino del norte fue "asesoría técnica (hablar por teléfono con nuestros especialistas)" y que el resto "no depende de Cuba".

Sin embargo, según fuentes estadounidenses a este diario, el problema es que La Habana no ha solicitado la ayuda por los canales diplomáticos debidos. En el mismo sentido, Guena Rod, editor del podcast 23yflagler.com, escribió en Facebook: "Me dicen que EE UU ha estado y está preparado para enviar todo lo disponible para extinguir el fuego, pero que por las propias circunstancias y regulaciones, no pueden enviar algo que Cuba no haya pedido directamente y por los canales apropiados".

Guena Rod preguntó a sus fuentes por el llamado público que realizó el canciller cubano, Bruno Rodríguez, y aquellas respondieron que "eso ayudó, pero no es así como funciona".

"Estados Unidos vigila cuidadosamente la situación en Matanzas y está a la espera en caso de que Cuba requiera asistencia humanitaria o técnica"

Expertos en diplomacia explican a 14ymedio que si bien no existe una norma internacional que obligue a establecer este tipo de relaciones entre países de una manera determinada, lo habitual es o bien remitir una carta firmada por el presidente, primer ministro o canciller de un país, o bien emitir una nota verbal, y de inmediato establecer un canal de comunicación entre los expertos, no solamente por cuestiones técnicas que afecten al problema, sino también por allanar cualquier traba burocrática que el caso conlleve, como por ejemplo permisos aduanales.

Una comunicación de esa índole por parte del Gobierno cubano conllevaría, claro está, admitir formalmente que está pidiendo ayuda al perpetuo "imperio enemigo", algo a lo que parece ser renuente.

"Estados Unidos vigila cuidadosamente la situación en Matanzas y está a la espera en caso de que Cuba requiera asistencia humanitaria o técnica", tuiteó este lunes la embajada estadounidense en La Habana, que insistió horas después en "apoyar a las personas y organizaciones que están enviando bienes de asistencia humanitaria en respuesta al incendio de Matanzas. Nuestro equipo está aquí para facilitar la exportación de asistencia humanitaria al pueblo cubano".

Mientras tanto, las declaraciones de Alexander Ávalos Jorge, segundo jefe del Departamento Nacional de Extinción del Cuerpo de Bomberos de Cuba, no dejan duda de que el siniestro que asola la Base de Supertanqueros de Matanzas desde el viernes sigue fuera de control y así seguirá. "Es imposible calcular", admite, cuándo se logrará controlar. "Todavía podemos estar días".

En su conferencia de prensa este lunes, el funcionario militar también reconoció que se desconocen con exactitud los daños tanto del tercer depósito como del cuarto alcanzados por el fuego, de los ocho que componen la instalación, cercana a la mayor central termoeléctrica de la Isla, la Antonio Guiteras, que este lunes dejó de funcionar por falta de combustible y de agua.

"Las altas temperaturas han hecho muy difícil el trabajo y se ha ido comprometiendo en una reacción en cadena y ha sido prácticamente imposible lograr la extinción"

"Las altas temperaturas han hecho muy difícil el trabajo y se ha ido comprometiendo en una reacción en cadena y ha sido prácticamente imposible lograr la extinción", admitió Ávalos Jorge, en un día en que siguieron produciéndose grandes explosiones, retransmitidas incluso en directo por la televisión estatal.

Según el funcionario, el resto de tanques, de 50.000 metros cúbicos cada uno (50 millones de litros), también se encuentran "comprometidos".

Las últimas explosiones y la profusión de humo a ras de suelo frustraron el uso de la bomba hidráulica traída por Venezuela, publicitada por la prensa oficial como "clave" para contener las llamas. De hecho, según informa CiberCuba con fuente en un jefe de bomberos presente en el lugar del siniestro, siete personas más resultaron heridas este lunes, entre ellas varios técnicos extranjeros.

Hasta ahora, las autoridades solamente han reportado un fallecido, el bombero Juan Carlos Santana Garrido, de 60 años y originario de Cienfuegos, cuyo cadáver fue rescatado el sábado.

La cifra de desaparecidos bajó de 16 a 14, luego de que "dos personas aparecieron en los hospitales", dijo Susely Morfa, primera secretaria del Comité Provincial del PCC en Matanzas.

A pesar de ser llamados todos ellos bomberos por parte de las fuentes gubernamentales, muchos de ellos son jóvenes de 18 y 19 años que estaban pasando el Servicio Militar, tal y como atestiguan los llamados desesperados de familiares en redes sociales.

Un total de 24 heridos, de un total de 125, siguen ingresados.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 67