Un rockero sin uniforme

Para Norberto Carbajal el género músical con el que se identifica va mucho más allá de la vestimenta

La banda de rock The Shepal se presenta entre semana en ‘El Submarino Amarillo’ de La Habana. (14ymedio)
En 2008 Norberto Carbajal fundó el grupo de rock The Shepal. (14ymedio)

Norberto Carbajal nació el 28 de enero de 1987, exactamente 134 años después que José Martí. No faltaba un profesor en primaria que, por el aniversario del nacimiento del apóstol, dijera frente al aula: "Y aquí tenemos un muchacho que nació un día como hoy". Aquella anécdota infantil ayudó a Norbertico a perder el miedo escénico antes de ponerse frente al público.

En 2008 fundó el grupo de rock The Shepal junto con varios amigos con los que, años atrás, había frecuentado El Patio de María, la mítica casona de La Timba donde se refugiaban los roqueros en los años 80 y 90, cuando no cabían en otra parte. Ahora, acopla su voz a las notas de Aismel Cruz, el guitarrista líder; Ray Mora, el baterista; Rodolfo Martínez, en el bajo y Germán Carrasco en los teclados.

Carbajal asegura que no necesita el habitual uniforme de pelo largo y desordenado que identifica a los rockeros; que ser rockero es otra cosa. No se considera un "musicazo", pero asegura haber pasado por unas cuantas pruebas.

"Estuvimos nominados en 2015 a los premios del evento Cubadisco y también en Cuerda viva, en el género metal, con el título Inalcanzable. A finales de 2016 hice otro disco Transición que todavía era rock, pero más cercano al punk y volvimos a quedar nominados para el Cubadisco de ese año".

Además de estos logros, dentro de Cuba The Shepal consiguió un contrato con una empresa mexicana llamada Carpe Diem Records que comercializa su música a través de internet. También tiene "un contrato de exclusividad con la Agencia Cubana de Rock", pero aclara de inmediato que "eso funciona solo con los conciertos".

Dentro de Cuba The Shepal consiguió un contrato con una empresa mexicana llamada Carpe Diem Records que comercializa su música a través de internet

Para muchos artistas de la Isla las empresas donde están registrados funcionan más como intermediarios que como facilitadores. Carbajal se queja de que la intervención de las empresas no aporta nada a los músicos. "No cumplen ningún otro objetivo que no sea ganar dinero con nuestro trabajo".

No obstante, ha encontrado acomodo en esa relación. "Mi empresa solo me exige que no deje de trabajar para seguir cobrando mi salario. Allí llevo ya cerca de siete años. Para entrar, nos hicieron una evaluación como grupo y a partir de entonces aparezco registrado como un intérprete de música popular. A mi juicio, y comparándola con otras empresas, dentro de lo que cabe, son serviciales. Si tú eres serio, ellos son serios contigo".

La banda de rock The Shepal se presenta durante semana en El Submarino Amarillo de La Habana. (14ymedio)
La banda de rock The Shepal se presenta durante semana en El Submarino Amarillo de La Habana. (14ymedio)

A estas alturas del siglo XXI, resultan casi risibles aquellas concepciones que veían al rock como un elemento extranjerizante, ajeno a la cultura cubana y, peor aún, como un elemento de diversionismo ideológico. Carbajal coincide en que eso es ya un asunto prácticamente superado.

"He tenido suerte en ese aspecto porque no he tropezado con ese tipo de dificultades. Tal vez se deba a mi forma de hacer las cosas", pero reconoce que "siempre queda gente obtusa que se sigue oponiendo a este tipo de música".

El reggaetón ha sustituido ahora al rock como género musical blanco de las iras, sobre todo desde las instituciones, que libran una batalla contra la vulgaridad de las letras, la banalidad y el sexismo.

"No estoy ni a favor ni en contra -opina el rockero-. El reggaetón se ha impuesto como música popular y ese es un fenómeno que ha ocurrido en todos los tiempos

"No estoy ni a favor ni en contra -opina el rockero-. El reggaetón se ha impuesto como música popular y ese es un fenómeno que ha ocurrido en todos los tiempos. Hay buenos y malos reguetones, como hay buenos y malos rocks. Hay buena y mala salsa. Ahora mismo hay gente que está escribiendo buenas letras reguetoneras, aunque otros van a peor. Se les acusa de ser vulgares, pero ese es un género para bailar. No me imagino que alguien se aparezca a una discoteca con un tema sacado de Marx y Engels".

Una de las polémicas más encendidas de la actualidad cultural cubana es lo que se relaciona con el Decreto 349 que entrará en vigor a comienzos del próximo diciembre para regular la prestación de servicios artísticos. Norberto Carbajal es parco. "Sé de qué se trata y sé que hay opiniones encontradas, pero no lo he estudiado. Cuando se discutió el tema en nuestra empresa yo estaba fuera de La Habana. Aunque resulta difícil lograrlo y más difícil creerlo, en nuestro grupo todo lo tenemos legal, el audio, el transporte, etc, los músicos están en nómina, todo está en regla".

Aunque no se considera un experto, Carbajal valora la salud del rock de forma muy seria. Considera que Cuba no es un país muy rockero, porque predomina la salsa. "Nadie llena una plaza o un estadio como lo puede hacer la orquesta Van Van. El público rockero de hoy tiene entre 25 y 35 años, y en ocasiones más. Los muchachos más jóvenes desconocen casi totalmente lo que se hace en el rock nacional". "Hace diez años había un movimiento muy bueno con rocotecas en casi todos los municipios de La Habana. Antes se hacía un concierto de 24 horas y la gente estaba allí todo el tiempo, hoy no va casi nadie".

Los seguidores de The Shepal prefieren el tema 'Para qué alargarlo más', pero el que le gusta más a Norberto es 'Tan lejos'

En su opinión, la causa de esta merma en el público se debe "no solo a la poca difusión sino por la poca producción". Pero se vuelve optimista cuando habla del proyecto Bandera Estudio "un equipo de personas que por sus medios hicieron un estudio de grabación en el Vedado y están grabando gratis a todos los grupos que tengan un trabajo propio para levantar el movimiento roquero."

En el futuro inmediato dice tener cinco temas terminados para un próximo disco y otros cinco en proceso. "Lo estamos grabando en una disquera no estatal llamada Vida Record que conduce el guitarrista Tiago Felipe. Ese disco posiblemente se llame Historias de histerias. Todas las letras están en español al igual que mi anterior disco que se llama Transición".

Los seguidores de The Shepal prefieren el tema Para qué alargarlo más, pero el que le gusta más a Norberto es Tan lejos. Además de presentarse todas las semanas en El Submarino Amarillo, en La Habana, ha estado presentes en La Fábrica de Arte, en la Madriguera e incluso en el Salón Rojo del hotel Capri. Ahora esperan ansiosos la tantas veces prometida reapertura del Maxim Rock, que quizás vuelva a ser el sitio más importante de este género en la capital cubana.

___________________________________________________________________________

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de  14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 5