A falta de turistas, el hotel Deauville de La Habana vende combos por 5.000 pesos

La multitud se agolpaba este miércoles a las puertas del establecimiento para comprar productos desaparecidos de las tiendas en pesos

Una treinta personas se aglomeraba este miércoles a las puertas del hotel Deauville, de La Habana. (14ymedio)
Una treinta personas se aglomeraba este miércoles a las puertas del hotel Deauville, de La Habana. (14ymedio)

Una treintena de personas se agolpan este miércoles a las puertas del hotel Deauville, en La Habana, y no son turistas ni llevan maletas. Cargados con cajas y jabas repletas de botellas de cerveza vacías, hacen cola para comprar combos de alimentos y bebidas por 5.000 pesos cada uno.

Dos paquetes de galletas dulces, dos botellas de vino, un kilogramo de queso, uno de jamón, un paquete de café, una tina de helado y una caja de cervezas forman parte de los lotes sacados a la venta por el establecimiento, cerrado desde que la pandemia de covid-19 llegó a la Isla, en marzo de 2020.

"No se pueden comprar por separado, sino obligatoriamente juntos", advertía uno de los dependientes, que indicaba que si no llevaban botellas vacías para las cervezas, tampoco entregaban el combo. Sí vendían aparte algunas botellas de ron Havana Club.

"Esto se presta para un engaño, porque los precios no están por separado. ¿Quién me dice a mí lo que están cargando en esos 5.000 pesos?"

"La gente tiene tanta necesidad de revender y están tan ávidos de comprar lo que sea, que marcan como locos y a continuación salen despavoridos a buscar las botellas vacías", cuenta a este diario una vecina, atónita ante la aglomeración y las carreras.

Un transeúnte se acerca y duda si quedarse en la fila, porque la transacción no está clara. "Esto se presta para un engaño, porque los precios no están por separado. ¿Quién me dice a mí lo que están cargando en esos 5.000 pesos?", se queja.

El Deauville, a pocos metros del muro del Malecón, está ubicado en el municipio de Centro Habana y en una de las barriadas más pobres de esa zona. Fuera del perímetro turístico del casco histórico y distante también de El Vedado, el hotel destaca en un entorno de casas deterioradas, fachadas despintadas y edificios a punto de desplomarse.

“No se pueden comprar por separado, sino obligatoriamente juntos”, advertía uno de los dependientes. (14ymedio)
“No se pueden comprar por separado, sino obligatoriamente juntos”, advertía uno de los dependientes. (14ymedio)

En sus alrededores se dieron varias de las imágenes más intensas de protestas durante el Maleconazo del 5 de agosto de 1994, una revuelta popular que dio lugar a la llamada "crisis de los balseros".

Pero el establecimiento también ha sido fuente de ingresos para los vecinos, que, en los momentos de mayor ocupación de sus habitaciones, brindan servicios de taxi privado, guía turístico, venta informal de tabaco y hasta prostitución a los huéspedes.

El hotel estatal no pasa por su mejor época, al igual que todo el sector. El turismo en Cuba se ha derrumbado en los dos años de pandemia, al pasar de 4,2 millones de viajeros en 2019 a apenas medio millón en 2021. Las cifras son dramáticas si se comparan con las de otros países caribeños, en temporada alta en estos momentos. Mientras República Dominicana recuperó el 73% de visitantes que tenía antes de la pandemia, Cuba  consiguió menos del 12% de los viajeros registrados en 2019.

La venta de este miércoles es una de las "ventajas" de vivir a pocos metros del local, pues la mercancía de este tipo apenas aparece hace meses en las tiendas en pesos cubanos.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 13