"Lo mejor es que vengan los rusos" para salvar el Coloso de Jatibonico

En junio, '14ymedio' adelantó el fin de las operaciones del central Uruguay, hoy confirmado, por los constantes fallos mecánicos

El central azucarero Uruguay, en Jatibonico, Sancti Spíritus, fue construido en 1905. (Escambray)
El central azucarero Uruguay, en Jatibonico, Sancti Spíritus, fue construido en 1905. (Escambray)

Cuatro meses después de que 14ymedio contara en primicia el cierre del central Uruguay, ubicado en Jatibonico (Sancti Spíritus), la noticia ha sido confirmada por el diario provincial Escambray este lunes. Según la nota publicada hoy, "la obsolescencia tecnológica y la falta de inversiones se volvieron, junto a la escasez de caña, peligrosas amenazas para la continuidad de la industria".

La esperanza, para centenares de trabajadores que ahora mismo ven peligrar sus puestos de trabajo en caso de que no pueda reanudarse la marcha, está en Moscú. Según el diario, una comitiva rusa visitó Jatibonico durante la pasada zafra y tiene intención de crear una empresa mixta que salvaría el moribundo central y otros cuyo nombre no se conoce.

"Estamos dentro de los nueve ingenios del país escogidos para estos negocios", revela Eddy Gil Pérez, director de la Empresa Agroindustrial Azucarera Uruguay.

Una comitiva rusa visitó Jatibonico durante la pasada zafra y tiene intención de crear una empresa mixta que salvaría el moribundo central y otros cuyo nombre no se conoce

"La mejor medicina para el Uruguay es que vengan los rusos, porque sería tecnología nueva, se abaratarían los costos; pero si no llega la Empresa Mixta tenemos que seguir nosotros batíos y exprimiendo estos mismos hierros; confío en que el central pitará otra vez porque tenemos el capital humano, que es el que nos sostiene, el conocimiento, las buenas prácticas y el deseo", añade Vladimir Gómez Morales, director de la industria.

La pasada zafra azucarera, que dejó cifras globales desastrosas en Cuba (apenas se produjeron 473.720 toneladas de las 911.000 previstas, insuficientes incluso para la demanda interna), el Uruguay, conocido antes como Coloso de Jatibonico, molió a un 32% de su capacidad, aunque este no fue el único drama. La nota detalla que, además, entregó parte de su caña al ingenio Melanio Hernández (antiguo Tuinucú), decreció en la producción, "el crudo se separó de los parámetros de calidad exportable" y por tanto la cosecha fue ineficiente y dejó grandes pérdidas. Pese a ello, fabricó más azúcar que cuatro provincias.

Los directivos explican que la decisión de parar este año se debe fundamentalmente al mal dato de la pasada zafra, pero que la falta de caña también ha contribuido. "A alguien se le olvidó ponerle dinero al central, muchas zafras buenas se han hecho y mucho el dinero que Uruguay ha dado, pero no se le puso financiamiento, no hablo de sufragar las reparaciones, sino de la tecnología; nos dejaban porque se producía azúcar, pero llega un momento en que la fábrica no da más. Que no haga zafra, me parece una decisión bien tomada, porque si no hay caña, para qué arrancar, ser ineficientes e incurrir en un gasto de recursos por gusto; nos toca aprender la lección y echar pa'lante", dice Pedro Pérez García, jefe del área de calderas

De los 424 trabajadores del central se ha intentado reubicar a tantos como fuera posible, con éxito relativo. 192 de ellos acometen labores de reparación para mejorar la industria este año de parálisis y 102 se insertaron en otros "ocho colectivos laborales con sistemas de pago ajustados a actividades que generan ingresos para ellos y la empresa". Esas áreas van desde la carpintería a la fábrica de pintura, chapistería o hielo, todas ellas dependientes del central.

De los 424 trabajadores del central se ha intentado reubicar a tantos como fuera posible, con éxito relativo

Además, hay 124 que pidieron licencia sin sueldo y otros fueron ubicados en fincas de producción de alimentos, unidades productoras de caña y talleres. Cuatro encontraron empleos distintos mediante la Dirección Municipal de Trabajo. Los directivos hablan de un proceso doloroso, particularmente porque muchos de los obreros se han dedicado a moler azúcar toda su vida. "No podemos pagar salario sin respaldo productivo, pero no hay desempleo en el Uruguay", dice, a pesar de que hay decenas de personas buscándose la vida en el sector privado.

En el texto se aborda la posibilidad de que la inversión en reparar el central sea improductiva y haya que echar el candado definitivamente, pero la dirección lo niega inicialmente. El plan de negocios prevé moler en diciembre del 2023, incluso producir ese mismo mes 3.000 toneladas de azúcar, puesto que la proyección es disponer de 400.000 toneladas de caña. En esa zafra han proyectado cortar solo el 49%, dejando unas 5.000 hectáreas de retoños. "Aunque no mejore la disponibilidad de combustible para sembrar, vamos a tener más caña que este año porque habrá una mejor composición de cepas", considera el director.

Además, cuentan con otro factor que las autoridades consideran infalible: el corazón. "Estamos haciendo las reparaciones con calidad y con amor, como si el central fuera a moler ya", dice Adalberto Rodríguez García, jefe de turno en molino durante la zafra y mecánico ahora durante las reparaciones, que atesora 47 años de trabajo en el ingenio.

Esa fuerza laboral y la caña serán capitales, junto con los rusos, según los directivos. "Cuando tengamos esa cantidad de materia prima todo el mundo se va a virar para Jatibonico porque ya tendrá caña para moler. Si reunimos ese nivel de materia prima que nos puede dar una producción de azúcar nada despreciable, cuidamos la fuerza industrial y reparamos la fábrica, podemos garantizar el futuro y el Uruguay no se va del mapa", afirman.

El artículo repasa parte de la historia del central y cita a Fidel Castro en varias ocasiones, además de insistir en lo doloroso del cierre.

El pasado 23 de junio, 14ymedio adelantó el fin de las operaciones del Uruguay por los constantes fallos mecánicos. El ingenio, que comenzó a moler en 1905, ha sido transformado y reparado numerosas veces, pero en los últimos años las paradas por fallas y mantenimientos se habían multiplicado. Tras una parada en 2021, el central volvió a ponerse en marcha en diciembre de ese año, dejando la calamitosa cosecha ya conocida.

"Los fallos están ocurriendo constantemente. Asumo que van a pasarle la mano a todo, pero sin recursos ya veremos las chapucerías que hacen", dijo una fuente especializada a este diario

En una reunión con representantes de AzCuba, cuando se informó del cierre a los responsables del ingenio, se les avisó de la reparación capital que vendría. "Los fallos están ocurriendo constantemente. Asumo que van a pasarle la mano a todo, pero sin recursos ya veremos las chapucerías que hacen", dijo una fuente especializada a este diario.

Según su testimonio, las constantes paradas se realizan porque los mantenimientos no se pueden ejecutar bien."Ellos tienen unos ciclos que sí, los están cumpliendo lo mejor que pueden, pero sin herramientas y condiciones, por mucho deseo que tengas, no va a quedar en condiciones. A veces, simplemente, por no sellar bien un cable, se va a sulfatar y eso puede acabar dando una parada general", dijo.

La financiación podría venir de Rusia si se concreta el plan anunciado este lunes por Escambray, aunque en 2020 los rusos suspendieron multitud de proyectos alcanzados con el Gobierno de la Isla por falta de financiación, impagos y desinterés de la parte cubana. La guerra de Ucrania, que ha dejado a Moscú aislado, puede cambiar las cosas y que Rusia se anime a hacer diplomacia en el Caribe a través de estas inversiones. El tiempo lo dirá.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 25