Fallece la dramaturga María Irene Fornés, genio del teatro alternativo neoyorquino

La artista de origen cubano murió en Nueva York a los 88 años a causa del Alzheimer

Durante su larga carrera "Fornés se ganó una reputación dentro del mundo del teatro como un genio poco reconocido", sostiene 'The New York Times'. (americantheatre.org)
Durante su larga carrera "Fornés se ganó una reputación dentro del mundo del teatro como un genio poco reconocido", sostiene 'The New York Times'. (americantheatre.org)

La dramaturga, poeta, pintora y directora escénica de origen cubano María Irene Fornés murió este martes en Manhattan (Nueva York) a los 88 años como consecuencia del Alzheimer. Su fallecimiento, que no trascendió hasta ayer, fue confirmado por Migdalia Cruz, guionista que fue amiga y también antigua alumna de Fornés.

La escritora fue considerada una figura de culto en el ambiente del teatro alternativo neoyorquino durante los años 60 del siglo pasado y obtuvo ocho veces el Premio Obie, el equivalente para los pequeños teatros de Nueva York a los Premios Tony, que galardonan las obras de los grandes teatros de Broadway.

María Irene Fornés, quien también quedó finalista al premio Pulitzer en 1990, se caracterizó por mostrar en sus obras el aspecto más humano de sus personajes a través de las relaciones familiares, y en sus más de 40 piezas trató temas como el deseo y las desigualdad económica.

La dramaturga, quien salió de Cuba con su familia a los 15 años y empezó su carrera artística en la pintura, entró relativamente tarde en el mundo del teatro, pero su estilo marcadamente iconoclasta es reconocible en obras como The Widow (1961), There! You Died (1963), The Successful Life of 3: A skit for Vaudeville (1965), Fango (1983) y Balseros (1997).

Pese a que el nombre de la escritora se asocia con grandes figuras de la dramaturgia estadounidense, su obra es desconocida en la Isla

Fue tras un breve viaje a París, tras el que regresó a Estados Unidos, lo que la inspiró a crear sus propias piezas teatrales tras haber asistido en la capital francesa a una representación de Esperando a Godot, de Samuel Beckett.

Durante su larga carrera, en la que también dirigió muchas de las obras que escribió, "Fornés se ganó una reputación dentro del mundo del teatro como un genio poco reconocido", sostiene el obituario de The New York Times.

"No se habla de ella como una importante dramaturga americana, y debería ser así", dijo al medio estadounidense su colega de profesión Tony Kushner. María Irene Fornés es recordada por muchos por su valentía a la hora de fomentar el teatro experimental y por enseñar a toda una generación de jóvenes dramaturgos.

Pese a que el nombre de la escritora se asocia con grandes figuras de la dramaturgia estadounidense como la del cubano Nilo Cruz, Tony Kushner, Edward Albee y Sam Shepard, su obra es desconocida en la Isla y prácticamente no ha sido divulgada por las instituciones.

___________________________________________________________________________

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de  14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 4