Independientes versus institución

El director de cine Pavel Giroud. (Cortesía)
El director de cine Pavel Giroud. (Cortesía)

El anuncio del listado de películas cubanas que participarán en el próximo Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano ha desatado la polémica entre creadores y funcionarios del gremio. Las discusiones buscan recalcar la independencia de varias de las producciones que representarán a la Isla en la cita cinematográfica entre el 3 y el 13 de diciembre.

Roberto Smith, director del Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC), declaró el martes pasado que por el país concursarán nueve largometrajes de ficción, cinco de ellos producidos de manera independiente y cuatro bajo la gestión del ICAIC. El funcionario aseguró que "los puentes de colaboración" entre la institución y las producciones independientes caracterizarán el futuro del cine cubano.

"'El Acompañante' es una película absolutamente independiente del CAIC. Autorizar un rodaje no es una colaboración, es un deber de la institución”

De inmediato Pavel Giroud, director de El Acompañante, expresó en su página de Facebook el disgusto porque su película se considerada como fruto de una "colaboración" con la institución de cine. Su reflexión fue clara y directa cuando escribió: " El Acompañante es una película absolutamente independiente del CAIC. Autorizar un rodaje no es una colaboración, es un deber de la institución".

El reconocido creador expresó así su inquietud por el enfoque ofrecido por varios cables de prensa sobre las declaraciones de Smith, en los que se le daba un crédito indebido al ICAIC. En realidad, apuntan las críticas del sector independiente, la entidad estatal no facilitó que el proyecto de Giroud accediera a los fondos de programas internacionales, como Ibermedia.

En una entrevista publicada por este diario en septiembre pasado, el cineasta decía que, "con la nueva presidencia del ICAIC, se logró que todo se ejecutara de una manera lógica y funcional", y destacó el hecho de que a pesar de ser una película independiente, la institución facilitó los asuntos de rodaje "de una manera natural".

Las autoridades del gremio no vieron con buenos ojos la cinta desde el principio, por abordar el delicado tema de un internacionalista que contrajo el virus del VIH en África y porque la trama se enfoca en el acompañante, un boxeador sancionado por dopaje, encargado de vigilar al soldado retornado y enfermo.

La polémica surge en los días en que más intensamente un grupo de cineastas exige la creación de una nueva Ley de Cine para el país

El Acompañante tuvo su estreno mundial en el Festival de Cine de Busan, en Corea del Sur, donde se presentó como un filme independiente. Su director no esconde su alegría de poder llevar la cinta a las pantallas de la Isla durante el Festival de La Habana en pocas semanas: "Estoy loco por enfrentarla al público cubano, lo cual ocurrirá en diciembre".

La prensa oficial le ha quitado hierro a la polémica y en las notas publicadas en los medios nacionales se ha dividido a las películas cubanas que participarán en la cita en dos grupos bien definidos: por un lado las cintas producidas por el ICAIC y, por el otro, las independientes.

Pero la aclaración no ha disipado las dudas ni aplacado las susceptibilidades, puesto que la polémica surge en los días en que más intensamente un grupo de cineastas exige la creación de una nueva Ley de Cine para el país. Entre sus demandas más urgentes está reconocer legalmente a las casas productoras al margen de la institución oficial. La esperada reunión de este sábado, donde se discutiría el tema, ha sido aplazada hasta nuevo aviso.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentario 1