McCartney, de músico prohibido a estatua en un paseo santiaguero

El 'exbeatle' tendrá una escultura desde este sábado en el resturante El Morro para recordar su paso por la ciudad oriental

El restaurante El Morro, en Santiago de Cuba, ha sabido explotar la visita de McCartney hace ya 18 años usándola para su promoción. (Tripadvisor)
El restaurante El Morro, en Santiago de Cuba, ha sabido explotar la visita de McCartney hace ya 18 años usándola para su promoción. (Tripadvisor)

(EFE).- Una estatua a tamaño natural del músico inglés Paul McCartney, exintegrante de The Beatles, será inaugurada el próximo sábado cerca del Castillo del Morro en Santiago de Cuba, la única fortaleza colonial del oriente cubano, visitada por el compositor y su familia hace 18 años.

La escultura estará ubicada en el restaurante El Morro, en las afueras de la popular atracción turística santiaguera, donde el autor de Let it be almorzó el 14 de enero del 2000 con sus dos hijos mayores, al parecer atraído por la vista privilegiada al Caribe y la Sierra Maestra.

Paul McCartney está representado a cuerpo completo y sentado, mediante la técnica de marmolina con imitación al bronce

Paul McCartney está representado a cuerpo completo y sentado, mediante la técnica de marmolina con imitación al bronce, explicó el autor, Mariano Frómeta, citado este jueves por la estatal Agencia Cubana de Noticias.

La estatua se ubicará a un costado de la mesa escogida por el beatle en el restaurante, que conserva y exhibe el mobiliario y la vajilla utilizada por el músico en la breve visita.

En esa ocasión, McCartney y sus hijos almorzaron tortillas y verduras y bebieron el cóctel típico Piña Delicias, así como la cerveza local Mayabe.

Las palabras "Muy bueno, volveré", escritas por el legendario guitarrista en una servilleta -que también atesoran-, mantienen esperanzados a los trabajadores de El Morro sobre un posible regreso.

Paul McCartney almorzó en El Morro durante una visita con sus hijos. El restaurante guarda la vajilla y mobiliario de aquel enero de 2000

Mucho antes de que el "deshielo" entre Cuba y Estados Unidos pusiera de moda viajar a antes "isla prohibida", Paul McCartney sorprendió a viandantes y músicos en Santiago de Cuba, cuna del son y vieja trova.

McCartney recorrió el Castillo del Morro y visitó la Casa de la Trova Pepe Sánchez de la urbe, donde disfrutó en primera fila de una descarga de música tradicional y se atrevió a tocar las claves, pequeño instrumento de percusión hecho de madera con que se marca el característico ritmo de la "clave cubana".

Los presentes cuentan que el músico se llevó varios álbumes de artistas cubanos, entre ellos del santiaguero Eliades Ochoa, ganador de un Grammy.

__________________________________________________________________________

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de 14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 11