"Sabía que matar a Fidel Castro en una obra era mi suicidio social"

La actriz Lynn Cruz está convencida de que la Seguridad del Estado se ha propuesto acabar con su carrera artística

La actriz Lynn Cruz. (14ymedio)
Lynn Cruz sostiene que recientemente se le negó el acceso a un taller en la Escuela Internacional de Cine de San Antonio de los Baños y la agencia Actuar dejó de representarla. (14ymedio)

Pionerita vanguardia en su infancia y licenciada en Geografía más tarde, Lynn Cruz ha terminado siendo una actriz independiente y censurada. Nacida en La Habana, en 1977, pero criada en Matanzas, la intérprete está convencida de que la Seguridad del Estado se ha propuesto acabar con su carrera artística.

Cruz sostiene que recientemente se le negó el acceso a un taller en la Escuela Internacional de Cine de San Antonio de los Baños y la agencia Actuar dejó de representarla, sin explicar una sola razón para el desplante. Todo esto se produce después de que la artista participara en varios proyectos creativos que disgustaron a las autoridades culturales.

"Después de todo lo que me ha pasado me siento más libre", dice la artista. El pasado noviembre, el acoso de la Seguridad del Estado evitó que el público pudiera asistir con normalidad a la representación de su obra Los enemigos del pueblo en un espacio alternativo, un suceso que estuvo precedido por su participación en la exhibición del documental Nadie, inspirado en el poeta maldito Rafael Alcides.

Antes de llegar a la actual situación, Cruz trabajó para la televisión en espacios policíacos y su rostro resulta conocido para los cinéfilos por cintas como Larga Distancia o La Pared. Hace unos meses, cuando todavía no se había convertido en una intérprete radioactiva, terminó el rodaje de Eres tú papá, una cinta todavía por estrenar.

El pasado noviembre, el acoso de la Seguridad del Estado evitó que el público pudiera asistir con normalidad a la representación de su obra 'Los enemigos del pueblo'

Pregunta. ¿Cómo ha cambiado su vida profesional desde que está bajo el punto de mira de las autoridades?

Respuesta. Ahora estoy en un limbo. Me están borrando poco a poco para convertirme en una no persona, que es una manera de utilizarme para dar un escarmiento a otros. La Seguridad del Estado va a todos los lugares para orientar que me borren de los archivos y ahora, si algún director solicita mi trabajo a través de una agencia, le pueden decir que no estoy en el país o directamente que soy una mercenaria.

P. ¿Cuáles fueron las primeras señales de que algo así venía?

R. Desde que hice Los enemigos del pueblo estaba segura que todo esto podía pasar, pero no es lo mismo imaginarse la indignación que estar indignada. No puedo vivir pensando en las consecuencias de las acciones, sencillamente tomo la acción porque en ese momento estoy convencida. Hice esa obra porque desde que comencé la investigación sobre el hundimiento del remolcador 13 de marzo (1994) y conocí el testimonio de María Victoria García Suárez, que perdió a su hijo de 10 años, sentí el deber de hacer algo con eso.

Para el actor es posible evadir la censura porque está interpretando lo que escribió otro y los censores van siempre en busca del autor. Sin embargo, en esta pieza me convertí también en autora, lo que implica una responsabilidad mayor. Llegué a la escritura porque la mayor parte del tiempo soy una actriz desempleada y ese es el medio para soltar las cosas que me pasan.

Para el actor es posible evadir la censura porque está interpretando lo que escribió otro y los censores van siempre en busca del autor. Sin embargo, en esta pieza me convertí también en autora, lo que implica una responsabilidad mayor

P. ¿Ha recibido muestras de solidaridad tras la censura?

R. La mayoría de los actores ni supo lo que estaba pasando y mucha gente de mi generación se ha ido a vivir fuera de Cuba. No puedo decir que sentí ni antipatía ni simpatía porque fue como si no hubiera pasado. Cuando lo contaba algunos ponían cara de sorpresa porque no podían creer que había matado a Fidel Castro en una obra.

Sabía que al hacerlo estaba ejecutando mi suicidio social.

P. ¿Su carrera como actriz termina aquí y ahora?

R. Estoy trabajando con Lia Villares y Luis Trápaga en la obra Patriotismo 3677, una obra que escribí hace un tiempo donde hago un recorrido por los prisioneros de conciencia en estos 60 años. Tiene testimonios de Sonia Garro, María Elena Cruz Varela, Nestor Díaz de Villegas y otros escritores de la diáspora. Es la forma que he encontrado de mantener la esperanza y de poder seguir viviendo en Cuba aún en medio de estas situaciones que estoy enfrentando.

__________________________________________________________________________

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de  14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 46