‘Mientras dure la guerra’, una película española con enseñanzas para Cuba

Resultan notables las similitudes entre la España franquista y la Cuba bajo el castrismo

A lo largo de un poco más de hora y media, la película ‘Mientras dure la guerra’ detalla los acontecimientos que cambiaron la historia de España. (Captura)
A lo largo de un poco más de hora y media, la película ‘Mientras dure la guerra’ detalla los acontecimientos que cambiaron la historia de España. (Captura)

Para entender por qué en Cuba ha gustado tanto el filme español Mientras dure la guerra sería bueno saber en qué parte puso sus manos el coguionista cubano Alejandro Hernández. Y no es chovinismo. El filme, que no ha sido exhibido en los circuitos cinematográficos de la Isla, solo está disponible en el paquete semanal y se ha distribuido en la primera semana de febrero. 

En los primeros minutos parece que se trata de una película de guerra, mientras se escenifica un hecho histórico, ocurrido al mediodía del domingo 19 de julio de 1936 en  la Plaza Mayor de Salamanca, cuando un oficial militar lee el bando declarando el Estado de Guerra. Son los días en que España se fractura entre una izquierda intolerante que persiste en imponer la República y unos militares sublevados con el pretexto de hacer regresar, a sangre y fuego, el orden al país y defender "la civilización cristiana occidental".

Aparece Miguel de Unamuno, un intelectual que se había proclamado socialista y en poco tiempo no solo se desencantó de la militancia izquierdista sino que se pasó al otro bando

Es entonces cuando aparece Miguel de Unamuno, un intelectual que se había proclamado socialista y en poco tiempo no solo se desencantó de la militancia izquierdista sino que se pasó al otro bando. 

Su inicial apoyo a los militares sublevados le cuesta que el presidente de la República, Manuel Azaña, lo destituya como rector vitalicio de la Universidad de Salamanca, pero el brusco cambio de los acontecimientos y el respaldo que el escritor dio a los insurrectos hace que sea restituido.

Para decirlo con la visión de un espectador con ínfulas de crítico cinematográfico, aquí es donde empieza la película que, desde luego, no voy a contar.

La curiosidad por saber dónde intervino como coguionista el cubano se debe a la presencia de situaciones en las que resultan notables las similitudes entre la España franquista y la Cuba bajo el castrismo. Especialmente en lo que se refiere a las sutiles o groseras demandas de obediencia a las que se ven sometidos los intelectuales allí donde se establece una dictadura, sea de derechas o de izquierdas.

Alejandro Hernández (La Habana, 1979) se licenció en Lengua Inglesa en la Universidad de La Habana y posteriormente inició estudios de cine en la Escuela Internacional de San Antonio de los Baños; fue el ganador de un premio Goya 2014 en la categoría de Mejor guion adaptado, por su trabajo en Todas las mujeres. Desde el año 2000 reside en España donde es profesor de guion en la Universidad Carlos III de Madrid. 

A lo largo de un poco más de hora y media la película detalla los acontecimientos que cambiaron la historia de España, al tiempo que recoge diversos episodios difíciles sufridos en la vida real por el poeta, ensayista, dramaturgo, novelista, filósofo Miguel de Unamuno 

Los reproches de quienes no entienden sus cambios políticos, los ruegos de las esposas de sus amigos que le piden que interceda por sus vidas, su encuentro con el generalísimo. Entre estos momentos trascendentales de la biografía de Unamuno no podía faltar el más conocido, cuando el 12 de octubre de 1936, en el paraninfo de la Universidad de Salamanca, durante la celebración de la Fiesta de la Raza el todavía rector, arrepentido ya de su apoyo a los militares, les dijo:

"Esta es solo una guerra incivil, un suicidio colectivo entre partidarios del fascismo y el bolchevismo que no son sino las dos caras, cóncava y convexa, de una misma enfermedad mental". 

Esas palabras las pagó caro. Pero esta vez no fueron los bolcheviques sino los fascistas quienes lo destituyeron de su puesto de rector

Esas palabras las pagó caro. Pero esta vez no fueron los bolcheviques sino los fascistas quienes lo destituyeron de su puesto de rector. Ochenta días después, pocas horas antes de que finalizara 1936, falleció con 72 años de edad.

Mientras dure la guerra, dirigido por Alejandro Amenábar con guion del propio cineasta y de Alejandro Hernández, tiene entre sus principales intérpretes a Karra Elejalde (Miguel de Unamuno), Eduard Fernández (José Millán-Astray), Santi Prego (Francisco Franco) y Nathalie Poza (Ana Carrasco Robledo).

Se le reprocha imprecisiones históricas, pero no obstante tuvo 17 nominaciones en la 34 edición de los Premios Goya de este año y, al recibir cinco premios. quedó en segundo lugar detrás de Dolor y Gloria, de Pedro Almodóvar.

Entre los premios obtenidos destaca el de Mejor actor de reparto para Eduard Fernández por su magistral interpretación de José Millán-Astray, el fundador de la Legión Española. Este personaje es en el filme el principal antagonista de Unamuno y el que permite contrastar la personalidad del militar autoritario y despótico frente a la compleja personalidad del intelectual.

‘Mientras dure la guerra’ es una de esas películas que debiera ser material de estudio en las universidades cubanas y merece ser transmitida en la televisión

Mientras dure la guerra es una de esas películas que debiera ser material de estudio en las universidades cubanas y merece ser transmitida en la televisión y exhibida en los principales cines de todas las provincias. 

Su título se debe a una frase sugerida por el general Miguel Cabanellas cuando se redactaba el acuerdo de los generales complotados para nombrar a Franco como jefe de las tropas rebeldes y del Estado. Cabanellas insistía en que de no introducirse esta advertencia de que su mando solo tendría vigencia mientras dure la guerra "Franco va a creerse que España es suya y no dejará que nadie lo sustituya en la guerra o después de ella, hasta su muerte".

La frase fue borrada de la primera versión del documento.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 54