¿Suspender las remesas y recargas telefónicas a Cuba?

,

Alexander Otaola Queremos decirle al Gobierno cubano que si nosotros [la diáspora] somos la segunda fuente de divisas del país tenemos que ser escuchados, tenidos en cuenta

vs

Eliminar las remesas u otro tipo de ayuda a los familiares en Cuba no va a provocar un levantamiento popular que conlleve la caída del castrismo

La campaña "Parón de enero" promueve suspender temporalmente el envío de remesas, paquetes, recargas telefónicas y viajes a Cuba. (EFE)
La campaña "Parón de enero" promueve suspender temporalmente el envío de remesas, paquetes, recargas telefónicas y viajes a Cuba. (EFE)

Durante los últimos días este diario ha ofrecido a sus lectores diferentes puntos de vista sobre la iniciativa de suspender temporalmente el envío de remesas, paquetes, recargas telefónicas y viajes a Cuba.  La propuesta, conocida como el Paro de Enero, ha generado una intensa polémica donde cada parte expone sus argumentos con pasión, en este Fuego Cruzado exponemos algunas de estas razones.

Quienes apoyan la iniciativa aseguran que si se priva al Gobierno de Miguel Díaz-Canel de recursos vitales para la economía, entonces se podrá impulsar un cambio de sistema y enviar una señal contundente a la Plaza de la Revolución. Los detractores de la campaña la catalogan de estrategia fallida y de afectar más a las familias que al régimen. Por su parte, los medios oficiales de la Isla todavía no han comentado la propuesta.

En las redes sociales y los medios independientes el debate ha ganado en intensidad en la medida en que se acerca el mes de enero, cuando está previsto que comience "el parón" en los envíos a la Isla

Sin embargo, en las redes sociales y los medios independientes el debate ha ganado en intensidad en la medida en que se acerca el mes de enero, cuando está previsto que comience "el parón" en los envíos a la Isla. Más allá de las diatribas y de los insultos, cada bando defiende posiciones argumentadas.

Para Yaxys Cires Dib, asesor legal del Observatorio Cubano de Derechos Humanos, hay que involucrar más a los exiliados en la situación de Cuba pero "hacerlo sin afectar a las familias, que ya gracias al régimen comunista lo pasan muy mal". El jurista recuerda que "la mayoría de los cubanos viven en la pobreza y son grandes las dificultades, por ejemplo, para conseguir medicamentos". 

Con otro criterio, el periodista independiente José Gabriel Barrenechea ha mostrado su coincidencia con la iniciativa, aunque agrega que "se le busquen objetivos más concretos y realistas a esa huelga del sector de la ciudadanía cubana emigrada". El también escritor advierte que por recortar "los envíos de remesas y las recargas de celulares no se va a caer el régimen", pero la campaña "puede tener otros pedidos menos ambiciosos, más presentables y más gradualistas".

Barrenechea enumera "el pedido del derecho al voto pasivo y activo para la ciudadanía emigrada, el que se reforme la Constitución para que la Asamblea Nacional reserve un número proporcional de asientos para ese sector (...) o la exigencia de la eliminación de las regulaciones consulares a los cubanos para volver" al país.

"La huelga debe tener como objetivo mostrar que la emigración es una fuerza cohesionada y con capacidad de unidad de propósito, con la que el régimen tiene que sentarse a conversar, o por el contrario repudiar como en los peores años de separación", añade el columnista residente en Villa Clara.

Por su parte la activista y productora Liu Santiesteban escribió en su cuenta de Facebook que "ninguna familia cubana va a morirse por no recibir dinero durante un mes. De hecho hay cientos de miles de familias que no reciben ni un centavo de nadie. También tienen niños y no tienen comida, ni techo y duermen a la intemperie en un portal o un edificio derruido a punto de caer sobre sus cabezas".

A quienes "creen que no pasará nada, que no afectará al PCC y la cúpula", Santiesteban respondió que "la economía comunista puede colapsar si dejamos de enviarles dinero por un mes porque al final viven de nosotros".

El emigrado Andrés Rodríguez-Ojea, quien generó un intenso debate con una columna de opinión publicada en este diario, opina que lo más efectivo sería que los exiliados viajaran a protestar en Cuba. Porque la actual iniciativa no conlleva "mayor sacrificio que dejar de ir a la oficina de Western Union más cercana, o cancelar la cita con el amigo que vende libras para Cuba".

Rodríguez-Ojea considera absurda la idea de que "eliminar remesas u otro tipo de ayuda a los familiares en Cuba va a provocar un levantamiento popular" que conlleve la caída del castrismo. 

El popular ‘influencer’ y presentador, Alexander Otaola, es uno de los promotores principales de la iniciativa desde su programa Hola Otaola

El popular influencer y presentador, Alexander Otaola, es uno de los promotores principales de la iniciativa desde su programa Hola Otaola. "Queremos decirle al Gobierno cubano que si nosotros [la diáspora] somos la segunda fuente de divisas del país tenemos que ser escuchados, tenidos en cuenta", declaró recientemente al diario el Nuevo Herald

"Entre esos criterios que queremos que sean escuchados está el cambio de ese sistema arcaico. Queremos que las instituciones funcionen de manera transparente, sin corrupción, que bajen el precio del pasaporte [que cuesta más de 400 dólares para quienes viven en EE UU], que abran el país a las libertades esenciales del ser humano y que termine la represión", agregó.

Faltan tres semanas para que llegue el "día cero" y el debate apenas parece haber comenzado.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 79