Los Alazanes conservan el trono de ganadores al imponerse a los Leñadores

El próximo viernes los Alazanes inaugurarán la Serie del Caribe en Guadalajara enfrentando a su primer rival, los Caribes de Anzoátegui, campeones de la liga venezolana

 Granma se convierte en el noveno elenco con dos coronas al hilo desde que existe la Serie Nacional. (Granma)
Granma se convierte en el noveno elenco con dos coronas al hilo desde que existe la Serie Nacional. (Granma)

Si el momento culminante del sexto partido fue el cuadrangular con las bases llenas que pegó Danel Castro, con 2 outs al cierre del noveno inning, luego de la fallida decisión de Martí de pasar a Jhonson para ganar el campeonato, el momento preponderante del séptimo juego resultó cuando Yosvani Alarcón fue puesto out intentando robar la segunda base.

Desde el banco, su director Pablo Civil le indicaba que no intentara el robo –había un out y bateaba el efectivo Alexander Ayala–, pero el capitán tunero, llevado por su fogosidad y su voluntad de aportar, cometió un error que lo acompañará siempre, borrando así la sombra nefasta del error de Martí al que se le hubiera achacado perder la corona.

Pero, más allá del magnífico pitcheo alazán, la defensa de Las Tunas, aun mejor que días antes, no estuvo a la altura de sus necesidades, y ello obligó a que debiera apelar de nuevo al espíritu remontador, lo que se hacía demasiado estresante. Además, excepto Roel Santos, los visitantes, que se suponía que debían ser los más presionados, jugaron con mucha sangre fría.

Aun así, el abridor Yariel Rodríguez trabajó bien y el derecho Diego Granados realizó un encomiable relevo hasta que lo asediaron y tuvo que venir en su ayuda José Ángel García, en otra gran noche. El hermético Alaín Sánchez, no obstante, se negaba a ceder y en 8 entradas solo permitió 3 imparables que cobró con 3 ponches, sin regalar bases. Fue la mejor salida de su vida. Hasta el noveno, en que le dieron hit y triple.

Más allá del magnífico pitcheo alazán, la defensa de Las Tunas, aun mejor que días antes, no estuvo a la altura de sus necesidades

Con el partido 3-1 a su favor, Martí volvió a acudir a Raidel Martínez, ahora para que se desquitara de Danel Castro, cosa que hizo fácilmente su as. No obstante, Alarcón impulsó con roletazo al izquierdo la segunda y se convirtió en la posibilidad del empate con un solo out. El demonio de su ímpetu lo lanzó en ese instante a la peor equivocación de un jugador en la campaña y la peor de su carrera.

Aunque Ayala y Paumier siguieron con hit, Viñales regaló el último out de la Serie y en el Mella las figuras de caballos entre los granmenses se encabritaron, mientras desmayaban las hachas tuneras, y Bayamo ardió de nuevo, como en 2017, cuando la primera coronación. Pero ahora mantenían el trono luchando por la segunda corona en campo ajeno y en una final donde ningún visitante se había impuesto.

Cualquier elogio para Alaín Sánchez sería poco. Ganó su cuarto desafío de la postemporada y su segundo de la final, y lo sorprendieron otorgándole su tercer oro junto con el título de Jugador Más Valioso del play off, que disputó con Raúl González, bateador de 3 jonrones en la final e impulsor de 15 carreras en la postemporada.

Fue la séptima ocasión en que una final llegaba al séptimo juego y la quinta en que el vencedor del sexto no triunfaba en el decisivo. Granma se convierte en el noveno elenco con dos coronas al hilo desde que existe la Serie Nacional y en el séptimo también con dos desde que surgieron las finales en 1990. Carlos Martí, por su parte, es el director número 14 que conquista por lo menos dos campeonatos.

Ante las cámaras, Martí se mostró agradecido ante granmenses y tuneros "por uno de los mejores 'play off' de la historia"

Ante las cámaras, Martí se mostró agradecido ante granmenses y tuneros "por uno de los mejores play off de la historia, y dedicó la victoria a los hermanos Castro, responsables de "que el beisbol cubano este donde está". Describió a sus Alazanes como un equipo peleador y con experiencia, pero aseguró que los Leñadores resistieron más que los Tigres de Ciego de Ávila y los Cocodrilos de Matanzas.

Los tuneros, que acaban de escribir la página más gloriosa de su béisbol, escribirán otras de mucho brillo en la pelota nacional, haciendo honor a su rica y larga tradición. Si el año pasado casi pasan a la postemporada, en esta campaña fueron los que más partidos jugaron y más partidos ganaron, con un pitcheo de base que trabajó muy bien. Su poderosa ofensiva les permitió empatar o remontar en treinta ocasiones.

La ceremonia de premiación, como es natural, estuvo custodiada de cerca, y sin ningún recato, por Boinas Negras de Tropas Especiales –además de otros efectivos uniformados–, ya con un estadio casi vacío, y adornada por incontables jefazos y miembros de la festiva burocracia de la política y el deporte, entre otros.

El próximo viernes, los dorados Alazanes, de seguro combinados con varios plateados Leñadores, aparte de los refuerzos que ya se entrenan, inaugurarán la Serie del Caribe en Guadalajara, a las 2 de la tarde, enfrentando a su primer rival, los Caribes de Anzoátegui, campeones de la liga venezolana.

____________________________________________________________________________

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro 14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentario 1