Cuba arranca la Premier 12 cuesta arriba

El 'pitcher' Yosvani Torres. (EcuRed)
El 'pitcher' Yosvani Torres. (EcuRed)

Hace agua la nave cubana. El equipo cubano de pelota perdió ante Canadá cinco carreras por una en un juego en el que, como es de costumbre, salieron a relucir los grandes problemas que afronta el béisbol cubano, desde la falta de bateo hasta la de confianza en el cuerpo de pitcheo. No se puede entender cómo la dirección del equipo cubano dejó al joven lanzador Liván Moinelo tanto tiempo en la lomita, ante un equipo canadiense que, si bien no pertenece a las grandes ligas, sí tienen mucho oficio.

El juego comenzó con una gran ofensiva de los canadienses, que rápidamente tomaron la delantera en el marcador, con tres carreras. Esto provocó la explosión del juego al abridor cubano Yosvani Torres, en cuyo auxilio vino el zurdo Liván Moinelo, que controló a los bateadores rivales. Los cubanos fabricaron una carrera por descontrol del abridor canadiense y sacrificio de Alfredo Despaigne en el primero.

Fue avanzando el juego con gran dominio del joven pinareño, pero el cansancio hizo acto de presencia, y ya a la altura del inning seis no contaba con el mismo control ni la velocidad en sus envíos. Con 96 pitcheos para el plato, todo indicaba que sería sustituido, pero para sorpresa de muchos salió a lanzar el séptimo y le hicieron dos carreras, manchándole así la tremenda faena realizada hasta el momento. El director cubano, Víctor Mesa, lo exprimió al máximo –téngase en cuenta que realizó 120 envíos, cifra jamás realizada por el serpentinero de solo 20 años de edad, y que siempre actúa como relevista en nuestra serie–.

Aunque Cuba no marcó más, las dos carreras de la séptima entrada cayeron como un cubo de agua fría a los bateadores cubanos, que se vieron imprecisos, yéndose con bolas malas, dejando ver la poca calidad que tienen nuestros clásicos nacionales.

Esta noche, los amantes de la pelota estarán sufriendo por el coco holandés. En los últimos años, Cuba no ha podido ganarle a Holanda en los eventos más importantes. La aspiración del equipo cubano de avanzar a la siguiente ronda es un sueño, que puede convertirse en una pesadilla.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentario 1