Leñadores y Leones luchan por alcanzar una final que se perfila apasionante

Los Alazanes aguardan al segundo finalista en el estadio Mella

El mérito de los ya finalistas, los Alazanes, ha sido reconocido incluso por los que fueron escépticos basándose en los hechos. (Escambray)
El mérito de los ya finalistas, Los Alazanes, ha sido reconocido incluso por los que fueron escépticos basándose en los hechos. (Escambray)

¿Cuántos juegos quedan a la semifinal que van ganándo 3-2 los Leones a los Leñadores? ¿Uno, como aseguró Víctor Mesa, para luego batirse contra los Alazanes? ¿Dos, como pretende Pablo Civil –y ambos a su favor– para ir contra Carlos Martí en una final inédita? Cualquier pronóstico puede equivocarse, como hemos visto a lo largo de toda esta 57 Serie Nacional de béisbol.

Matanzas y Granma son un buen ejemplo. Víctor Figueroa no se preocupó por el pasado de perdedor de última hora con que cargaba su escuadra: "Mi ilusión es cambiar ese pasado". Pero los Cocodrilos no pudieron más que ganar su quinto tercer lugar, que con 2 subtítulos los ratifica como uno de los equipos más estables en los últimos años, pero sin la corona.

A pesar de esta repetida frustración, nadie duda del excelente trabajo del mentor debutante y de su cuerpo de dirección que, pese a perder más de una decena de jugadores, lograron conformar un equipo tan cohesionado y de tan alta eficiencia que resultó el más sólido y ganador antes de los play off.

Por eso resultaba favorito ante Granma. Lo que se espera de un conjunto se sustenta ante todo en su actuación reciente, más que en los resultados de un año atrás. Llamó la atención que el experimentado y ecuánime Martí hubiera demostrado su molestia con la prensa, como si haber sido antes campeón convirtiera a un equipo automáticamente en favorito.

El mérito de los Alazanes y su dirección ha sido reconocido aun por los que fueron escépticos basándose en los hechos. Aunque la última etapa no se parece a las anteriores, el método de Martí sigue siendo igual: confiar en el núcleo natural del elenco y mover las piezas según las necesidades tácticas, escogiendo a los jugadores por su calidad deportiva y humana.

Una final entre Alazanes y Leones resultaría muy diferente a una entre Leñadores y Alazanes, pero las dos serían atractivas y hasta apasionantes

Una final entre Alazanes y Leones resultaría muy diferente a una entre Leñadores y Alazanes, pero las dos serían atractivas y hasta apasionantes. El resultado es una incógnita, porque igualmente nadie sabe cuál será el desenlace de la semifinal entre Industriales y Las Tunas en el estadio Julio Antonio Mella.

La cuestión es si estos tuneros, recién llegados a la élite de la pelota cubana, podrán propinar dos derrotas seguidas a unos capitalinos, los más triunfadores de nuestro clásico, dirigidos hoy por un mentor que, si bien es el de más fracasos en play off, es precisamente el que más veces ha asediado el trono y este es su tercer equipo en esta lucha personal.

¿Despertará la ofensiva de los Leñadores animada por la pasión y el anhelo ganador que ellos mismos despertaron en los de su tierra? ¿Se soltarán los bates de Yosvani Alarcón, Rafael Viñales, Yunior Paumier y Jorge Johnson? ¿Se mantendrá el estímulo oportuno de Danel Castro, Yunieski Larduet y Andrés Quiala?

¿Se impondrá el pitcheo reforzado de Industriales? ¿Demostrarán de nuevo su clase extra un Yordanis Samón, un Juan Carlos Torriente, un Alexander Malleta? ¿Cuajará la magia azul que nos deslumbró durante el primer juego en La Habana? ¿Sofocarán los Leones la rebelión de último inning de los Leñadores?

¿Se cumplirá aquella maldición estadística –ya otras veces inclumplida– de que aquel que se impone en el quinto partido resulta ganador del play off? ¿Qué efecto tendrá este descanso de casi 72 horas más el drástico cambio de escenario sobre ambos equipos? ¿Volverá a afectar la lluvia esta semifinal? ¿Cómo saldrán Misael Villa y Vladimir Baños?

Esperemos, sobre todo, que se repita la calidad de los juegos que se disputaron en el Latino, que están sin duda entre los más lúcidos de toda esta campaña. Ojalá gane el que mejor se desempeñe y no debamos escuchar en el Mella los desagradables coros de "¡Ruge, leona!", tan deplorables como los de "¡Palestinos!" en el Latinoamericano.

________________________________________________________________________

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de  14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0