Todo se decide entre Leones y Leñadores en el tercer juego de la final

Hay mucha paridad entre ambos finalistas, aunque los Leñadores saquen ventaja en el 'pitcheo', lo que puede ser decisivo

A Granma le resulta imprescindible recuperar el ritmo con que liquidó a los Cocodrilos. (ACN)
A Granma le resulta imprescindible recuperar el ritmo con el que liquidó a los Cocodrilos. (ACN)

Se pudo creer en un momento que los Leones le ganarían a Las Tunas la semifinal, pero los Leñadores empezaron a golpear en el juego seis con más fuerza y se desbordaron en el 7 con una ofensiva imparable. En 5 partidos, llegaron al octavo inning perdiendo y pudieron remontar la ventaja y ganar 4.

Con ese espíritu les entraron a los Alazanes. Si bien en el primer encuentro estuvieron bastante parejos, en el segundo llegaron a amenazar con el nocaut en el primer tercio y se impusieron abrumadoramente. Cuando uno ve la forma en que están los tuneros –que desde el 5 de agosto, cuando barrieron a Sancti Spíritus, se han mantenido siempre en primero o segundo lugar– comprende la difícil misión de los de Carlos Martí.

Deben remontar una ventaja de dos juegos, lo que no se ha hecho mucho en postemporada. Por eso sus esperanzas están puestas en el abridor para el decisivo tercer juego, Alaín Sánchez, que venció dos veces en semifinales. Si no ganan el primer choque en Bayamo, se verán obligados a una hazaña desmesurada ahora, vencer 4 al hilo.

De dominar este abridor, pudiera despejarse el juego 4, con un Lázaro Blanco a quien nadie concibe en una segunda mala salida. Pero no hay que hacerse ilusiones con que Las Tunas vuelva a desaprovechar una ventaja de 2, como en la 51 Serie Nacional de 2012, cuando cayó en el séptimo ante los Tigres avileños.

El equipo que asista a la Serie del Caribe, del 2 al 8 de febrero, estará reforzado por varios jugadores, una preselección de los cuales ya entrena desde el lunes en el Latino

De cualquier modo, el pitcheo proa granmense tiene que aguantar hasta que llegue el relevo y, sobre todo, tienen que ser más efectivos Benítez, Avilés y Despaigne, y desplegar su máximo poder ofensivo aunque tengan delante un bullpen que da miedo –cuando se suman los juegos salvados con el promedio de carreras limpias y el WHIP– antes de que se comparezca ese frío matador llamado José Ángel García.

Sin dudas hay mucha paridad entre ambos finalistas, aunque los Leñadores saquen ventaja en el pitcheo –lo que puede ser decisivo, no obstante–, pero a Granma le resulta imprescindible recuperar el ritmo con que liquidó a los Cocodrilos, que perdieron después de ocho días sin jugar, como Ciego de Ávila el año pasado frente a ellos mismos.

Si ganan este decisivo tercer juego e incluso un cuarto, de cualquier modo estarían debilitados en el pitcheo para un hipotético sexto juego de vuelta a Las Tunas, porque ni Lázaro Blanco ni Ulfrido García podrían lanzar si hicieron más de cien envíos en la última salida. A ese abridor lo estaría aguardando un estadio abarrotado por una afición que está segura de ganar el campeonato este año, para lo que su equipo solo precisaría de una victoria en dos juegos.

El equipo que en definitiva asista a la Serie del Caribe, del 2 al 8 de febrero, estará reforzado por varios jugadores, una preselección de los cuales ya entrena desde el lunes en el Latino. Entre ellos se encuentran jugadores de la talla de Frank Camilo Morejón, Frederich Cepeda, Miguel Lahera, Juan Carlos Torriente, Yurisbel Gracial, Liván Moinelo y Yoani Yera.

Las Tunas lo tiene todo a su favor, pero pueden ocurrir muchas cosas todavía porque Granma tiene un gran equipo y es el campeón

El periodista Yaser Porto acaba de hacer una sugerencia que llama la atención. Como el único sobreviviente del equipo de Marianao que hace 60 años ganó la Serie del Caribe es Andrés Ayón, y el evento se efectuará en Guadalajara, donde Ayón jugó con los Charros de Jalisco, Porto propone que lo inviten en la delegación cubana e incluso que lo dejen lanzar la primera bola contra México.

Andrés Ayón Brown tuvo grandes resultados como pitcher allí y es el único cubano incluido en el Salón de la Fama del Béisbol Mexicano, en 1997. Había sacrificado su pase a la Gran Carpa para quedarse en Cuba, donde, según acusación de algunos, tuvo buenas relaciones gubernamentales, por lo que podía jugar en ligas foráneas. Dirigió también los equipos Cuba, Industriales y Occidentales.

Pero habrá que decidir antes quién irá. Rolando Verde, gran exazul, ha dicho que el problema de los Alazanes es cómo frenar la ofensiva de los Leñadores y la clave de su éxito radica en cómo enfrenten psicológicamente este tercer juego. Las Tunas lo tiene todo a su favor, pero pueden ocurrir muchas cosas todavía porque Granma tiene un gran equipo y es el campeón.

Ojalá que la lluvia no se imponga sobre ambas escuadras en este tercer juego.

____________________________________________________________________________

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro   14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0