Cuba recibe el petróleo ligero que a Venezuela le falta para el funcionamiento de sus refinerías

l pasado marzo, y tras un parón de ocho meses, PDVSA reanudó la exportación del crudo Mesa 30 a Cuba. (minci.gob.ve)
El pasado marzo, y tras un parón de ocho meses, PDVSA reanudó la exportación del crudo Mesa 30 a Cuba. (minci.gob.ve)

Los líderes sindicales de la petrolera estatal venezolana PDVSA han denunciado a Reuters el bajo funcionamiento de las refinerías nacionales por desvíos de combustible. Según la agencia británica, la refinería de Puerto de la Cruz está funcionando al 16% por la falta de petróleo ligero, precisamente el crudo que está siendo enviado a Cuba y Curazao.

"El desvío de crudo es una de las causas de la situación de la refinería, pero también los problemas siguen por falta de mantenimiento", dijo José Bodas, líder sindical de Puerto la Cruz. Los trabajadores, añadió, no pudieron reiniciar en mayo el craqueador catalítico de Puerto La Cruz debido a la falta de repuestos.

El pasado marzo, y tras un parón de ocho meses, PDVSA reanudó la exportación del crudo Mesa 30 a Cuba con una cantidad de entre 850.000 y 1,4 millones de barriles al mes.

Mesa 30 es una de las variedades más ligeras de combustible y es utilizado por la estatal venezolana y sus socios para diluir el crudo extrapesado de la Faja del Orinoco y alimentar a varias refinerías locales. Sin embargo, según fuentes e informes internos citados por la agencia, desde la caída de la producción petrolera se está intentando buscar una alternativa para suplir a su red doméstica y a sus clientes extranjeros.

De las tres unidades de destilación de crudo de Puerto La Cruz solo está trabajando una tras la reanudación de los trabajos de esta planta, según ha contado un trabajador de la instalación.

Los problemas de las refinerías de Venezuela han sido denunciados por sus trabajadores en los últimos meses, aunque la falta de gasolina es la muestra más evidente. La escasez se ha hecho visible en Venezuela y Cuba.

Los problemas de las refinerías de Venezuela han sido denunciados por sus trabajadores en los últimos meses, aunque la falta de gasolina es la muestra más evidente

La refinería Isla, en Curazao utilizada por PDVSA como instalación auxiliar, también arrastra problemas tras el incendio sufrido en una de sus cuatro destiladoras y está previsto que una de sus unidades de craqueo térmico se use para destilar crudo, mientras otra destiladora comenzará a procesar crudo pesado, dijo la refinería en un comunicado.

Isla, que principalmente produce para la exportación a las empresas de China que son prestamistas de Venezuela, tiene dos cargamentos de crudo estadounidense vendidos por BP en espera desde hace un mes pasado por falta de unidades para procesarlo.

PDVSA está considerando refinar el crudo DSW estadounidense en su refinería de Amuay.

El Gobierno de Nicolás Maduro ha reducido desde el año pasado los envíos de crudo a precios preferentes a Cuba en más de un 40%, y de los 100.000 barriles diarios que recibía la Isla en los mejores momentos del convenio entre ambos países, a día de hoy esa cantidad llega apenas a los 53.000.

El anunciado envío de 250.000 toneladas de petróleo y diésel a Cuba, fruto de un acuerdo firmado el pasado marzo entre PDVSA y la petrolera rusa Rosneft, se produce en un momento en que la disminución del suministro de crudo por parte de Venezuela ha provocado cortes de suministro en la Isla, así como el racionamiento de la gasolina premium o de alto octanaje, cuya distribución solo está permitida a los turistas y al personal diplomático.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 13