Mauricio Claver-Carone, elegido primer presidente estadounidense del BID

La elección del abogado de origen cubano rompió con la tradición de situar siempre a un latinoamericano al frente de la institución

Claver-Carone es conocido por su línea dura hacia Cuba y Venezuela. (EFE)
Claver-Carone es conocido por su línea dura hacia Cuba y Venezuela. (EFE)

(EFE).- Mauricio Claver-Carone, asesor para las Américas del mandatario estadounidense Donald Trump, fue elegido este sábado presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), lo que le convertirá el próximo 1 de octubre en el primer líder de la institución que no procede de Latinoamérica.

El abogado estadounidense de origen cubano, que desde hace dos años era el rostro visible de la política de Trump hacia América Latina, se hizo con las riendas de la institución en una votación secreta y por vía telemática de la Asamblea de Gobernadores del BID, a la que competía como único candidato.

"Esta victoria es para Latinoamérica y el Caribe", dijo Claver-Carone en un comunicado enviado a Efe poco después de su elección, confirmada también por el BID en una nota de prensa.

El hasta ahora asesor de Trump aludía así a la polémica generada por su candidatura, que rompió con la tradición de situar siempre a un latinoamericano al frente de la institución multilateral con sede en Washington, una norma no escrita que se ha cumplido durante los 61 años de historia del Banco.

"Esta victoria es para Latinoamérica y el Caribe", dijo Claver-Carone en un comunicado

Su elección puso fin a tres meses de debate sobre el relevo en el BID, presidido desde 2005 por el colombiano Luis Alberto Moreno, y al intento frustrado de varios países de aplazar la votación hasta marzo de 2021, cuando existe la posibilidad de que Trump -que nominó a Claver-Carone- haya abandonado el poder.

El abogado de origen cubano recibió 23 de los 28 votos de gobernadores de países de la región que necesitaba para hacerse con el cargo, además del 66,8% de los apoyos de las 48 naciones miembros de la institución, indicaron a Efe fuentes del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, donde trabaja Claver-Carone.

El proceso de voto fue secreto, a puerta cerrada y por vía telemática debido a la pandemia, y ni el BID ni la Casa Blanca confirmaron qué países respaldaron a Claver-Carone.

Sin embargo, la Cancillería argentina aseguró en un comunicado que tanto Argentina como Chile, México, Perú y Trinidad y Tobago, más los países miembros de la Unión Europea (UE), decidieron abstenerse en la votación.

Las abstenciones sumaron el 31,23% de los votos totales emitidos y abarcaron 16 países, según la Cancillería argentina, un dato que el BID no confirmó y al que el expresidente chileno Ricardo Lagos (2000-2006) se refirió para opinar que la elección "careció de legitimidad".

Las abstenciones sumaron el 31,23% de los votos totales emitidos y abarcaron 16 países, según la Cancillería argentina, un dato que el BID no confirmó

Aparte de Estados Unidos, la candidatura de Claver-Carone fue presentada por El Salvador, Guyana, Haití, Israel y Paraguay; y su nombramiento lo apoyaron también países como Colombia, Brasil, Bolivia y Uruguay.

La Unión Europea (UE), que cuenta con trece países miembros del BID, presionó junto a Argentina, México y Chile para posponer las elecciones hasta marzo de 2021 con el fin de que tuvieran lugar después de los comicios estadounidenses de noviembre próximo, en los que Trump se juega un segundo mandato.

Sin embargo, Estados Unidos controla el 30% del poder de voto en la institución y tenía de su lado a numerosos países de la región casi desde que Claver-Carone anunció su candidatura en junio, por lo que los partidarios de retrasar las elecciones no llegaron al 25% del poder de voto que necesitaban para evitar que hubiera quórum en la reunión de la asamblea.

Este viernes, cuando esa realidad quedó clara, Argentina retiró a su candidato Gustavo Béliz, que era el único que disputaba el puesto a Claver-Carone, después de que la expresidenta de Costa Rica Laura Chinchilla abandonara también la carrera.

Estados Unidos controla el 30% del poder de voto en la institución y tenía de su lado a numerosos países de la región

Claver-Carone, nacido en Miami hace 45 años, se ha comprometido a permanecer al frente del BID durante un único mandato de cinco años, a pesar de que las reglas del organismo le permiten la reelección, con la idea de "ayudar a recuperar económicamente a la región" de la crisis de la covid-19.

Mi compromiso sigue siendo el mismo: trabajar con los países miembros del BID para diseñar una estrategia que fortalezca el banco, responda a las necesidades de la región, y cree oportunidades para una prosperidad y crecimiento económicos compartidos", aseguró este sábado Claver-Carone en su comunicado.

El presidente electo prometió "trabajar incansablemente" una vez que asuma la batuta del organismo el 1 de octubre y "construir un equipo fuerte" que le permita "actuar en los temas prioritarios de la región".

Claver-Carone ha negado que su candidatura tuviera ninguna "intención imperialista" y ha defendido que el hecho de ser el primer presidente estadounidense de la institución ayudará a "renovar el interés" de EE UU por el BID.

Conocido por su línea dura hacia Cuba y Venezuela, Claver-Carone aseguró recientemente en una entrevista con Efe que seguirá promoviendo sus "principios democráticos" desde el BID.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0