Western Union se plantea suspender las remesas a Cuba, salvo desde EE UU

Apenas el 10% de estas operaciones llegan desde terceros países, pero la medida se puede considerar un aviso

Una fila de personas esperan en un establecimiento de Western Union en Holguín (14ymedio)
Una fila de personas esperan en un establecimiento de Western Union en Holguín (14ymedio)

Western Union se plantea suspender las transferencias financieras a Cuba, a excepción de las realizadas desde Estados Unidos, según contó la empresa este miércoles a el Nuevo Herald.

En un comunicado enviado al diario de Miami, la compañía indica que el fin de estas operaciones será el 26 de febrero de 2020 de seguir adelante esta decisión. "Debido a los desafíos únicos de operar servicios de remesas de países fuera de los Estados Unidos a Cuba, Western Union puede perder su capacidad de operar servicios de transferencia de dinero a Cuba", dijo una portavoz de Western Union al diario.

La fuente añadió que es consciente del impacto que puede provocar en los clientes, pero que se mantendrá en contacto con ellos. Además, que continúen las remesas desde Estados Unidos, la mayoría, disminuye la intensidad del golpe. "Los clientes en EE UU podrán continuar enviando dinero a través de la aplicación móvil de Western Union, en la página web de la compañía o en tiendas minoristas", explicó.

Emilio Morales, director de The Havana Consulting Group, dijo a el Nuevo Herald que la medida, por ahora, parece una advertencia, ya que las remesas procedentes de EE UU son el 90% y apenas el 10% restante lo hace desde otros países, donde, además, no solo opera Western Union.

"Esta es una señal de que pueden venir medidas más severas con las remesas, las recargas telefónicas de Etecsa y otras entradas de divisas a Cuba", dijo el economista.

"Los clientes en EE UU podrán continuar enviando dinero a través de la aplicación móvil de Western Union, en la página web de la compañía o en tiendas minoristas"

Actualmente las remesas son la principal fuente de ingresos en el país. Solo el año pasado, la Isla recibió 6.600 millones de dólares en este concepto, tanto en efectivo como en mercancías, según The Havana Consulting Group.

Además, las remesas también son la principal fuente de ingresos de la población, con el 50,81%. El salario de los trabajadores del sector privado constituye el 33,57% del total de la masa monetaria y el de los trabajadores estatales, el 15.37%.

La falta de efectivo, el cierre de numerosas oficinas y la inestabilidad en el horario de funcionamiento de otras llevan meses lastrando los servicios de Western Union en la Isla. Cuando en septiembre entró la limitación a 1000 desde EE UU, ordenada por Trump, los cubanos empezaron a agolparse a las puertas de sus locales.

En octubre, este diario informó de los problemas que tenían los cubanos para cobrar las remesas en efectivo que sus familiares les hacían llegar por esa vía, a pesar de que la empresa estadounidense tiene más de 300 oficinas en la Isla. Las operaciones a través de internet, en cambio, han funcionado con normalidad.

Familias enteras en Cuba viven del dinero que les llega a través de Western Union hasta el punto de que en barrios enteros se construyen o ven mejoradas sus casas gracias a este dinero. Si la administración de Estados Unidos diera un paso más en este sentido, el golpe sería incalculable.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 53