Los militares cubanos y la cadena india MGM Muthu abrirán tres nuevos hoteles de lujo

Los primeros en inaugurarse serán el Almirante Beach, en Guardalavaca, y el Gran Muthu Habana de la capital

El Gran Muthu Habana está ubicado en Miramar, muy cerca del acuario nacional. (imagen virtual MGM Hotels)
El Gran Muthu Habana está ubicado en Miramar, muy cerca del acuario nacional. (imagen virtual MGM Hotels)

Impasible ante la crisis sanitaria y el derrumbe del turismo internacional, el consorcio militar cubano Gaviota prepara ya la apertura de un nuevo hotel con centro comercial en La Habana con la participación de la gran cadena de origen indio, con sede en Portugal, MGM Muthu Hotels. Según el director general corporativo de la marca en Cuba, Rafael López, el Gran Muthu Habana es el principal de los proyectos, ubicado en las calles 3ª y 70 de La Habana, pero no será el único.

También es inminente la inauguración del Grand Muthu Almirante Beach, en el balneario de Guardalavaca, cuya inauguración está prevista para el próximo 1 de julio. Este hotel de cinco estrellas tiene 514 habitaciones y un lobby con vistas al mar.

El directivo de la firma también contó a la prensa oficial que se proyecta otro centro turístico en Holguín, en la zona de Yuraguanal, con unas 480 habitaciones.

MGM Muthu Hotels lleva tres años en la Isla, único destino en el Caribe donde está presente. La cadena tiene ya cinco hoteles más en Cuba, uno de ellos es el Grand Muthu Plaza de La Habana, que se encuentra cerrado por reparaciones actualmente.

Además, posee el Muthu Playa Varadero, en el popular balneario de Matanzas y tres más en Ciego de Ávila: Cayo Guillermo, Imperial y Rainbow. Estos dos últimos fueron incluidos en noviembre de 2019 en la lista negra de empresas de Cuba con las que los estadounidenses tienen prohibido negociar.

El Gran Muthu Habana albergó un grave foco de coronavirus en septiembre del pasado año, cuando 23 de los obreros indios que trabajaban en la instalación dieron positivo en covid-19

El Gran Muthu Habana albergó un grave foco de coronavirus en septiembre del pasado año, cuando 23 de los obreros indios que trabajaban en la instalación dieron positivo en covid-19.

Los obreros indios llegaron a Cuba en 2016 contratados por la constructora francesa Bouygues para las obras del Gran Hotel Manzana Kempinski, en el edificio Manzana de Gómez, de La Habana.

Aunque inicialmente se especuló que su llegada se debía a la excepción de la Ley de Inversión Extranjera, que autoriza "regulaciones especiales" para los trabajadores foráneos en "circunstancias especiales", la situación no se confirmó y poco después se supo que estaban trabajando para Almest, la inmobiliaria de los militares cubanos.

La prensa oficial aseguraba entonces que su trabajo era de muy alta calidad y que rendían "tres o cuatro veces" lo que un cubano. "Su presencia está impregnando un alto aprovechamiento de la jornada laboral, lo que redunda en una mayor productividad", señaló Juventud Rebelde en un texto de 2016.

Según la prensa internacional, los salarios que Bouygues paga a los obreros indios rondaban los 1.600 dólares al mes, 53 veces más del que cobraba los cubanos por el mismo trabajo.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 42