El posible impacto de la caída del suministro de gas ruso en Europa

La UE está planeando un cambio de política orientado a reducir en un 10%-15% su demanda de gas

Para evitar posibles daños irreparables en un futuro próximo, la Unión Europea ya ha empezado a importar enormes cantidades de gas natural licuado de países como Estados Unidos
Para evitar posibles daños irreparables en un futuro próximo, la Unión Europea ya ha empezado a importar enormes cantidades de gas natural licuado de países como Estados Unidos

El 2 de marzo, la Asamblea General de las Naciones Unidas se reunió para aprobar una resolución en la cual se condena la invasión rusa de Ucrania, iniciada el pasado 24 de febrero. Mientras 141 de los 193 Estados miembros votaron a favor, Rusia se opuso junto a Bielorrusia, Siria, Eritrea y Corea del Norte.

Entre las 35 abstenciones está Cuba. Aunque Pedroso Cuesta ha declarado que el país es un ferviente defensor del derecho internacional y se ha quejado de los numerosos civiles inocentes muertos en Ucrania, subrayó que si el Gobierno de Estados Unidos no hubiera apoyado la operación de expansión de la OTAN hacia la frontera rusa, se habría podido evitar la guerra.

Además de las repercusiones directas que están teniendo a nivel local, las tomas de posición de los diferentes Gobiernos podrían también tener un impacto significativo en cada uno de los países involucrados. En particular, la oposición unánime y las sanciones impuestas a Vladimir Putin por la Unión Europea podrían conducir en primer lugar a la reducción de los suministros de gas procedentes de Rusia.

Para empezar, un acontecimiento de este tipo provocaría un deterioro consistente de la calidad de vida de los ciudadanos europeos. En efecto, cabe señalar que los usos más comunes de este combustible fósil incluyen la calefacción de los hogares, la alimentación de los medios de transporte y la cocción de los alimentos.

La oposición unánime y las sanciones impuestas a Vladimir Putin por la Unión Europea podrían conducir en primer lugar a la reducción de los suministros de gas procedentes de Rusia

Además, esto tendría también un gran impacto en los mercados internacionales, contribuyendo a un aumento de los precios del gas y a repercusiones en la forma de invertir en materias primas en el Viejo Continente.

En promedio, los países europeos importan de Rusia el 40% del gas natural necesario para satisfacer sus necesidades energéticas anuales –el equivalente de 175 millones de metros cúbicos. A título de ejemplo, mientras que Macedonia del Norte, Bosnia y Herzegovina y Moldavia dependen completamente de Moscú en este sentido, Polonia y Alemania adquieren el 80% y el 50% de su gas de ella.

Para evitar posibles daños irreparables en un futuro próximo, la Unión Europea ya ha empezado a importar enormes cantidades de gas natural licuado de países como Estados Unidos. Adicionalmente, está planeando un cambio de política orientado a reducir en un 10%-15% su demanda de gas, usar combustibles alternativos como el carbón y explotar más la energía nuclear.

La consecuencia directa de la expulsión de siete bancos rusos del sistema internacional de pagos y transacciones financieras SWIFT por parte de la Unión Europea, Reino Unido, Estados Unidos y Canadá ha sido la subida de los precios del aluminio, níquel, petróleo y gas en toda Europa. En cuanto a este último, la decisión de limitar la capacidad de Moscú de comerciar con el exterior ha llevado el TTF holandés –el precio europeo de referencia del gas– al récord de 198,56 euros por equivalente de megavatio hora.

Para evitar posibles daños irreparables en un futuro próximo, la Unión Europea ya ha empezado a importar enormes cantidades de gas natural licuado de países como Estados Unidos

Cabe todavía subrayar que ya antes del estallido del conflicto se estaba asistiendo a un alza generalizada de los precios de las materias primas. Sus causas han sido la falta de oferta y el aumento de demanda debido al levantamiento de muchas de las restricciones sanitarias impuestas para limitar los daños causados por la pandemia.

Como era de esperar, este período de inestabilidad puede también tener un impacto tremendo en las personas interesadas en invertir en gas. Ya de por sí particularmente volátil, el gas es un activo que requiere el dominio de diversos métodos de análisis y determinados conocimientos para intentar predecir los movimientos del mercado.

Por el momento, es complicado establecer con certeza la duración del conflicto. Por lo tanto, la mejor manera de invertir en la bolsa de la forma más prudente posible es empezar por mantenerse al día sobre las últimas noticias desde el frente.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0