"Aquí tienes que estar de un lado de la cerca o del otro"

Pedro Ariel García Rodríguez, enfermero de 36 años, renunció a su empleo después de sufrir amenazas y presiones de sus jefes

El vicedirector del centro advirtió al enfermero de que con sus opiniones no podía trabajar en ninguna institución del país porque eran ideas de la "contrarrevolución”. (cortesía)
El vicedirector del centro advirtió al enfermero de que con sus opiniones no podía trabajar en ninguna institución del país porque eran ideas de la "contrarrevolución”. (cortesía)

Han pasado tres días desde que Pedro Ariel García Rodríguez tuvo que renunciar a su empleo como enfermero en el Instituto Nacional de Oncología y Radiología. El joven de 36 años pidió la baja después de sufrir amenazas y presiones de los directivos debido a sus publicaciones en Facebook.

"Decidí contarlo todo en las redes porque no tuve otro remedio", explica a 14ymedio García, quien tras perder su empleo grabó un video denunciando su situación y lo difundió en las redes sociales. En pocas horas, sus palabras -calmas pero contundentes- llegaron hasta las páginas de varios medios digitales.

El enfermero tomó la decisión de pedir la baja laboral tras varias reuniones con sus superiores en las que cuestionaron sus publicaciones críticas con el sistema cubano, un reproche cada vez más común en la Isla desde que el pasado año entró en vigor el Decreto Ley 370 que regula el contenido que se publica en internet.

La primera señal del problema la recibió García el sábado 9 de mayo cuando fue citado por su jefe de enfermería. Fue conducido a la oficina del vicedirector del hospital, Erasmo Gómez, quien estaba acompañado de dos trabajadores como testigos. Antes de entrar tuvo que entregar su móvil.

La primera señal del problema la recibió García el sábado 9 de mayo cuando fue citado por su jefe de enfermería. Fue conducido a la oficina del vicedirector del hospital

"Gómez me sacó un expediente y dijo que todo el asunto era por lo que estaba poniendo en Facebook", explica el joven. Entre las pruebas, el funcionario mostró un meme con la imagen de Fidel Castro que catalogó como "contrarrevolución". García se defendió entonces invocando su derecho a la libertad de expresión. 

"Si tengo libertad para decir abajo el imperialismo o abajo el bloqueo por qué no la tengo para decir que en Cuba se violan muchas cosas", reflexionó. Pero Gómez no entendió razones, como en ocasiones anteriores en las que ha sido señalado como un "represor de cuello blanco" por sus amenazas contra otros trabajadores.

"Antes de eso me habían dicho que tenían la mejor opinión sobre mí como enfermero y que sabían que mi desempeño laboral era bueno", recuerda García, quien además lamenta que esta situación haya ocurrido en medio de la pandemia por covid-19 que crea una mayor necesidad de personal sanitario.

El vicedirector advirtió al enfermero de que con sus opiniones no podía trabajar en ninguna institución del país porque eran ideas de la "contrarrevolución". Un dictamen político que pone en jaque la carrera profesional de García, quien a la par de su trabajo estaba cursando la licenciatura en enfermería y ahora teme perder también el derecho a continuar sus estudios. 

El vicedirector advirtió al enfermero de que con sus opiniones no podía trabajar en ninguna institución del país porque eran ideas de la "contrarrevolución"

Aunque ninguno de los que participaron en la reunión se identificó como miembro de la policía política, Gómez señaló a la Seguridad del Estado porque le entregaron un dosier con copias de las publicaciones en su cuenta de Facebook.

"Esa reunión fue un sábado y me dijeron que lo pensara durante el fin de semana, porque a partir del lunes tenía que borrar todas las publicaciones y, además, empezar a publicar a favor de la revolución y de lo agradecido que estaba con el proceso", asegura García a este diario.

El joven, sin embargo, respondió que no iba a acatar la orden. "Si me demuestran que es falso algo de lo que digo, claro que lo borro", alegó. "Entiendo que las burlas a personas que están muertas, y que tienen una connotación para el país, pueden dañar la imagen del Instituto, eso lo entiendo y lo puedo borrar, pero hasta ahí".

Pero las publicaciones críticas de García no se limitan a memes sobre Castro. En su muro se lee varias veces la palabra "dictadura" para definir al sistema cubano y también ha catalogado las misiones médicas en el extranjero como un "negocio esclavista”.

"Aquí tienes que estar de un lado de la cerca o del otro. Aquí todo es política", sentenció el vicedirector dando por terminada la reunión. Por un par de días, el enfermero pensó que todo "iba a quedarse ahí", en apenas una amonestación, pero el miércoles pasado, mientras estaba de guardia en terapia intensiva, fue llamado a la oficina de enfermería.

"Ahí estaba mi esposa que también trabaja en el mismo centro. El jefe de enfermería me dijo que yo iba a ser analizado en un consejo de ética médica y que lo más probable es que después de eso no podría seguir trabajando", cuenta. "Como ella es mi pareja también sería analizada en el consejo".

El jefe le sugirió no someterse al consejo, pedir la baja y anotar que había tomado esa decisión por problemas personales. "Lo hice para no perjudicar a mi esposa". 

El jefe le sugirió no someterse al consejo, pedir la baja y anotar que había tomado esa decisión por problemas personales. "Lo hice para no perjudicar a mi esposa".

Ahora, García cree que su carrera profesional como enfermero terminó. "En estos momentos no puedo hacer ninguna reclamación oficial en mi centro, solo me queda ir al Ministerio de Salud Pública porque el instituto se rige por la dirección nacional, pero ahora mismo todo está paralizado", lamenta.

El joven no se arrepiente de haber contado su caso en las redes sociales. "Creo que en estos momentos la única manera de que ellos reaccionen es a través de la presión internacional y nacional, que se sepa, que se divulgue. No me escondo para decir nada, así que para mí no es un problema y por eso hice el video"

"Quisiera recuperar mi carrera profesional pero sostengo lo que escribí en mis publicaciones. Para García, "el sistema que ellos llaman socialismo no es factible para ninguna sociedad y menos para Cuba. Llevamos mucho tiempo y las personas están muy inconformes".

Aunque perdió el trabajo, conserva la esperanza: "por suerte los cubanos están despertando, cada día somos más".

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 37