De Santa Clara a Montevideo, el exitoso recorrido de un emigrante cubano

Rainer Orellana Yedra acaba de ser premiado por Samsung como el mejor diseñador de esferas de relojes del 2020

El cubano Rainer Orellana Yedra, residente en Uruguay, ganador de uno de los Premios Galaxy Store 2020 de Samsung por diseñar esferas de relojes. (Cortesía)
El cubano Rainer Orellana Yedra, residente en Uruguay, ganador de uno de los Premios Galaxy Store 2020 de Samsung al mejor diseñador de esferas de relojes ponibles. (Cortesía)

Del centro de Cuba al ecuador del planeta, ese fue el primer salto del villaclareño Rainer Orellana Yedra, cuando decidió dejar la Isla y establecerse en Quito. Llegó al país andino impulsado por el amor. Tiempo después, al formar una familia, se mudó más al sur, a Uruguay, a donde llegó hace siete años.

"Vivo en Montevideo, una ciudad encantadora, muy movida y que me trae muchos recuerdos de Cuba por tener barrios con arquitectura parecida a la de varias zonas de La Habana", cuenta Orellana a 14ymedio.

Padre de dos pequeños de ocho y dos años, el cubano acaba de ser premiado por el grupo empresarial Samsung como mejor diseñador de esferas de relojes de 2020 en la categoría de wearables (ponibles). Como buen diseñador y emprendedor, supo desde un inicio que High Watch Faces tenía que ser su nombre comercial.

Llegar a Ecuador definitivamente fue un cambio total en mi vida. Una cultura y economía diferentes, así como el clima y la altura. Pasé los primeros meses sorprendido por todo lo que veía, como le pasa a cualquier cubano que sale por primera vez

"Mi interés por la tecnología viene desde pequeño, siempre me gustaron las películas de ciencia ficción y todo lo relacionado a la computación y el arte digital", asegura. Aunque estudió varios años arquitectura, nunca terminó la carrera. Luego optó por diseño gráfico de manera autodidacta. "Recibí varios cursos y participé en talleres relacionados con esta área, y entonces comenzó mi pasión por el diseño y creación de productos digitales".

"En Cuba conocí a mi pareja, que es de Ecuador, y dos años después, por oportunidades laborales para ella, nos vinimos a vivir a Uruguay. El proceso de visado no es complejo y tiene una de las economías más estables de la región", afirma. Sin embargo, para Orellana mudarse al cono sur tuvo sus obstáculos.

Pregunta. Emigrar... ¿cómo fue dar ese paso?

Respuesta. Llegar a Ecuador definitivamente fue un cambio total en mi vida. Una cultura y economía diferentes, así como el clima y la altura. Pasé los primeros meses sorprendido por todo lo que veía, como le pasa a cualquier cubano que sale por primera vez. Allí tuve mucho apoyo de la familia de mi esposa y pude sacar adelante un negocio propio que me sirvió luego para llegar a Uruguay con ciertas ventajas, económicamente hablando.

Ya en Uruguay, me sorprendió mucho lo caro que era -casi tres veces más que Ecuador. Es un país hermoso, con gente alegre, pero es extremadamente caro, sobre todo el tema de la vivienda y el transporte

Ya en Uruguay, me sorprendió mucho lo caro que era -casi tres veces más que Ecuador. Es un país hermoso, con gente alegre, pero es extremadamente caro, sobre todo el tema de la vivienda y el transporte. Estuve varios años dando pedales con mi hijo mayor atrás como cualquier día en Cuba porque tomar un bus costaba casi un dólar en esa época. Trabajaba de freelancer y había meses que no conseguía empleo, así que era estirar y estirar lo poco que quedaba hasta poder cobrar. Poco a poco fuimos mejorando. Comencé a trabajar en empresas locales, mi esposa estaba más estable con su trabajo también, y hoy por hoy, no vivimos con lujos, pero no nos falta nada.

P. ¿Cómo desarrolló su potencial creativo en Uruguay?

R. Uruguay es un país que promueve con fuerza el emprendimiento y ha crecido mucho en el ámbito tecnológico en los últimos años. Cualquier persona puede crear de manera relativamente fácil su empresa unipersonal o asociación. Además, existen muchos espacios de trabajo colaborativo (coworking) que están dotados con todo lo necesario para llegar con tu equipo personal, y al instante estar instalado trabajando. También, la gran ventaja de estos lugares es que como reúnen a muchas personas de varios sectores profesionales, siempre tienes cerca a alguien de marketing, o a un ingeniero en sistemas que te dé una mano cuando lo necesitas. En mi caso estuve algunos meses instalado en una oficina compartida hasta que "por motivos sanitarios relacionados a la pandemia" me vi obligado a trabajar desde casa.

P. ¿Cómo se incorpora a trabajar para Samsung y "específicamente" en el diseño de relojes?

Comencé en el diseño de carátulas de relojes inteligentes a raíz de una competición lanzada por Google y Fossil en 2015. Investigué un poco sobre herramientas para diseñar y di con una plataforma llamada Facer.io, donde podía crear diseños, armarlos y publicarlos

R. Comencé en el diseño de carátulas de relojes inteligentes a raíz de una competición lanzada por Google y Fossil en 2015. Investigué un poco sobre herramientas para diseñar y di con una plataforma llamada Facer.io, donde podía crear diseños, armarlos y publicarlos. Mi interés aumentó cuando vi que mi primer trabajo estaba siendo descargado cientos de veces cada día. Semanas después logré entrar en el programa de Diseñadores Premium donde podía vender mis carátulas. En ese momento comprendí que mi adicción por los detalles valía las tantas horas de trabajo en cada diseño. Actualmente también tengo productos ahí para dispositivos con Wear OS de Google.

Años después, mientras trabajaba como diseñador UX/UI (útil para los usuarios, además de atractivo visualmente) en varias empresas de softwares y en startups, colaboré con un amigo uruguayo en su emprendimiento, que un año atrás había sido premiado también por Samsung. A principios de 2020 decidí desarrollar mis propios productos para Galaxy Store con las herramientas que ellos proveen a los desarrolladores.

P. ¿Quiere seguir desarrollando productos de alta calidad?

R. Mi idea ahora es seguir colaborando con Samsung y también tratar de cubrir otras plataformas, como Huawei y Apple. Ambas compañías tienen relojes inteligentes en su portafolio de productos y están preparando tiendas para que desarrolladores puedan vender sus aplicaciones. También quiero incursionar en el sector automotriz, creando interfaces digitales para varios componentes de autos, pero hay que esperar a que se creen mejores condiciones para que esto suceda.

P. También está interesado en colaborar con emprendimientos dentro de Cuba, ¿Qué tiene en mente?

Me gustaría además brindar ayuda a cualquier cubano que quiera incursionar en este mundo de los diseños de esferas de relojes

R. Inicialmente, tratar de obtener licencia de marcas creadas por emprendedores cubanos, –como sucede por ejemplo con Hola y Clandestina– para llevar sus diseños a los relojes inteligentes, ya que son un accesorio más de vestir, así como cualquier marca o producto que esté teniendo éxito dentro y fuera de Cuba. Me gustaría además brindar ayuda a cualquier cubano que quiera incursionar en este mundo de los diseños de esferas de relojes. Puede ser un poco complejo, pero con ganas, internet –acá ya se complica la cosa para los que están en la Isla– y algo de suerte, este trabajo puede convertirse en una fuente de ingresos interesante.

P. ¿Se ha insertado dentro de la comunidad cubana en Uruguay?

R. En general hago poca vida social con cubanos. No porque no quiera, sino porque no tengo casi tiempo. Conozco a varios, muchos de ellos con su negocio propio, otros trabajando como empleados o tratando de ver qué hacen, porque hoy por hoy está complicado el tema laboral acá.

Tengo a un gran amigo de Santa Clara, que nos conocemos desde hace casi 20 años y es con quien casi siempre me reúno, tratando de hacer un asado mejor que el de los uruguayos, pero todavía nos falta [risas]. Me gustaría participar un poco más en actividades con otros cubanos, pero el tiempo me lo impide muchas veces.

Por lo que he visto en los grupos en las redes sociales, hay una comunidad fuerte de cubanos y siempre están tratando de ayudarse los unos a los otros. También hay dos o tres vivos tratando de aprovecharse de los demás, pero eso pasa en todos los países. Se nota también que hay apoyo de muchos uruguayos a los cubanos, y eso dice mucho de la calidad de las personas acá, cosa, por ejemplo, que no sentí tanto mientras vivía en Ecuador, al menos mi experiencia personal.

Regresé de visita cinco años después de salir, y me entristeció ver aún más problemas económicos y cómo la gente tiene que esforzarse muchísimo para conseguir cosas básicas, o al menos intentar conseguirlas

P. La emigración cubana hacia Uruguay no se detiene...

R. Por su política migratoria se plantea como una buena opción para muchos cubanos. Ahora, viéndolo desde adentro y pudiendo comparar la situación económica de hace siete años con la actual, yo me limitaría a decir que es solo una opción. Quizás muchos me critiquen por esto, pero yo a mis amigos no les recomendaría ahora mismo que vengan a Uruguay a probar suerte, a menos que tengan dinero suficiente para sostenerse mínimo seis meses sin trabajo.

Venir a capela no lo considero la opción más inteligente hoy. Es un país donde la inmigración es más fuerte cada día y eso se traduce en menos oportunidades laborales a corto plazo. Sumado a esto, con la pandemia global y muchos uruguayos perdiendo el empleo por cierre de empresas, los números se ponen peores.

P. ¿Qué extraña de Cuba?

R. La comida, los amigos y la poca familia que me queda allá. El resto no lo extraño para nada. Regresé de visita cinco años después de salir, y me entristeció ver aún más problemas económicos y cómo la gente tiene que esforzarse muchísimo para conseguir cosas básicas, o al menos intentar conseguirlas.

Me fui también siendo joven y sin preocupaciones y regresé siendo padre de dos hijos, viendo el panorama desde un ángulo diferente. Recuerdo que un día estaba sentado en el parque Vidal de Santa Clara, y de todas las parejas o personas que pasaban hablando frente a mí, el 90% de los temas eran económicos: que si donde consiguen tal cosa, que si el dinero. Me partió el alma.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez colaborando económicamente con nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 6