"Cuando quedas censurado se cierran todas las puertas y todas las llaves las tiene el cerrajero"

El músico Omar Mena habla con '14ymedio' del precio a pagar por su compromiso político y la falta de empatía de algunos artistas

Omar Mena es autor de más de 11 discos desde que comenzó hace más de una década su carrera dentro del rap. (cortesía)
Omar Mena es autor de más de 11 discos desde que comenzó hace más de una década su carrera dentro del rap. (cortesía)

Omar Mena es un artista sin miedo a la hora de expresarse. Autor de más de 11 discos desde que comenzó hace más de una década su carrera dentro del rap, es conocido en su género como El Analista. Mena ha estado siempre al lado de las causas más complicadas que se han defendido dentro de la cultura en los últimos tiempos: la lucha contra el decreto 349, el apoyo a la campaña que pedía la libertad del artista Luis Manuel Otero Alcántara y la petición del voto de rechazo a la Constitución, entre otras.

Después de mucho bregar de un lado a otro, hoy reside con su familia en Santa Clara, desde donde conversa con 14ymedio sobre los desafíos de ser un artista libre en Cuba y sobre los proyectos que ha defendido para mantenerse activo dentro del mundo del hip hop.

Pregunta. ¿Cómo fueron sus inicios en la música, qué lo impulsó a hacer rap?

Respuesta. Yo empecé a hacer rap en el año 2008, grabando un disco en la productora Real 70. Llevo doce años en esta película. Inicialmente era rockero, me gustaba mucho el rock y tenía mi bandita, pero siempre fui contestatario, lo que me gustaba era expresar lo que sentía. El tema ya era complicado con los integrantes. Éramos cuatro y comenzó el miedo en algunos por lo que decía en mis letras. Entonces me decidí a hacer rap. Después de mi primer disco, grabé en algunos estudios en Santa Clara, y después, en uno que me armé yo mismo.

P. ¿Dónde se puede escuchar hip hop en Santa Clara?

R. Santa Clara no tiene espacios propiamente para hip hop, lo que hay son las peñas habituales que tienen los raperos de la ciudad. Por ejemplo, en la AHS hay como dos peñas al mes y una en El Mejunje de Silverio.

Cuando tienes las letras que tengo yo vives con la censura desde un principio. El Gobierno nunca me garantizó casi nada con respecto a mi trabajo o a mi música, siempre he creado de manera independiente

P. Por las letras y la libre expresión de las canciones que escribe, ha sufrido censura de la institución, ¿qué significó esto para su carrera? ¿Cómo lo vivió? ¿Qué fue lo que más le golpeó?

R. En este género la censura no es algo que golpee mucho la carrera de un artista. Cuando tienes las letras que tengo yo vives con la censura desde un principio. El Gobierno nunca me garantizó casi nada con respecto a mi trabajo o a mi música, siempre he creado de manera independiente.

Lo que golpea son las tallas que trae la censura, la peor censura es la que ejerce el artista contra el artista censurado. Yo he dirigido eventos cuando pertenecía a las instituciones y traía a artistas censurados como David D'omni o Escuadrón Patriota y todo el mundo participaba, pero si no hay artistas de los que quedan en las instituciones que se comprometan con la sociedad cubana, esa censura será la que más seguirá golpeando, porque nadie puede impedirle a un artista que sea valiente y que te invite; qué puede pasar, cuando mucho le dirán que él se hace responsable y ya.

También lo que pasa es que la censura es una maquinaria: no solo van contra tu obra sino contra tu persona.

P. Retomar su carrera de forma independiente supongo que le cerró muchas puertas, qué nuevas experiencias le trajo la creación al margen de la institución.

R. Después que llegó la censura pasé casi un año trazando una estrategia nueva, porque siempre tuve claro que no iba a parar. Cuando quedas censurado se cierran todas las puertas y todas las llaves las tiene el cerrajero... entonces no hay dónde tocar, las puertas y las opciones las tienes que crear tú mismo y eso fue lo que hice.

Lo que golpea son las tallas que trae la censura, la peor censura es la que ejerce el artista contra el artista censurado

Creé un proyecto que se llama Genesis Club. Inicialmente se trataba solo de apoyar a los artistas en su trabajo, dar talleres de superación, ayudarlos a grabar sus discos pero luego pasó a otro periodo.

Yo tengo un patio grande y construí ahí mi escenario. Ha sido lo más especial que me ha pasado en la vida, una por los artistas que han pasado y otra por el apoyo de la gente del barrio. No es lo mismo cantar para gente que tiene tus mismos problemas que para los que van solo a fiestar. En una peña todo el mundo va a tomarse su botella y en el barrio la gente asiste en modo curioso y prestan mucha atención a todo lo que se dice.

A eso es a lo que teme el Gobierno, a lo nuevo que se pueda decir en el barrio y el barrio se queda pensando, reflexionando sobre lo que ahí se transmite. Es una de las cosas más especiales que me ha pasado.

El tema de la represión sí ha sido más complicado, las cosas deben llamarse por lo claro. Yo no soy un político, soy artista, no pertenezco a un partido, solamente soy un pensador independiente, un joven con su forma de pensar y que la expresa sin miedo. No es cuestión de valor, es un compromiso que creo que hay que tomar. Todas las personas deben darse la satisfacción personal de decir lo que piensan y ese es mi caso.

A lo que teme el Gobierno, a lo nuevo que se pueda decir en el barrio y el barrio se queda pensando, reflexionando sobre lo que ahí se transmite

Siempre que se mueve una bola o con cada manifestación que convocan por las redes sociales o la oposición a mí me ponen uno o dos policías frente a la casa para que no salga. Cuando sonó lo de Clandestinos me los pusieron ahí también, es algo loco.

Para mí es difícil de entender que a un artista le hagan eso, sobre todo cuando ellos lo controlan todo. Saben que no pertenezco a ningún partido y aún así me reprimen. En lo personal no me afecta, yo puedo vivir tranquilo, soy libre y estoy en paz.

P. ¿Está de acuerdo con la idea de que un rapero de provincia está en desventaja con respecto a uno de La Habana para lograr el éxito en su carrera?

R. Es algo relativo. En un inicio vivía en la La Habana y nunca logré lo que hice aquí desde mi provincia después. Todo está donde tú le pongas bomba, donde le pongas empeño al trabajo. El tema de La Habana es que allá hay 400 raperos, pero puedes venir a tu provincia y hacerte notar, eso no lo veo imposible.

Es verdad que allí hay más oportunidades pero se puede. La vida es una línea, que quizá curvea, pero siempre va a ir a su punto, si algo está para ti ocurrirá, todo está en el empeño que le pongas, yo no estoy de acuerdo de que las oportunidades están solo en La Habana.

Cuando he tenido que hacer un video importante he ido a La Habana, como el del 349, el del no a la Constitución, he ido y he filmado, cuando el tema de la libertad de Luis Manuel igual, filmamos el video, contaron conmigo desde mi provincia.

P. La creación de un espacio de concierto en la casa donde vive con su familia, ¿qué consecuencias le ha traído? ¿Cómo ha funcionado hasta ahora?

R. La creación del espacio en la casa no me ha traído muchos problemas, solo algunas citaciones, lo normal con lo que uno vive a diario. Creo que es para que sientas la intimidación y la vigilancia. Me preguntan siempre sobre lo que voy a hacer y yo siempre respondo lo mismo: voy a hacer arte.

Un oficial de la Seguridad del Estado me dijo que tenían orden de procesarme, pero que me iban a dar la oportunidad de hacer el concierto. Yo me fui tranquilo y les dije que yo ese día iba a hacer arte

En el primer concierto me amenazaron con mandarme a prisión si en el escenario se decía algo que no estuviera de acuerdo con el discurso de la Revolución. Un oficial de la Seguridad del Estado me dijo que tenían orden de procesarme, pero que me iban a dar la oportunidad de hacer el concierto. Yo me fui tranquilo y les dije que yo ese día iba a hacer arte y que al otro ellos hicieran lo que tenían que hacer.

Al concierto vino David, Soandry, Hip Hop de Barrio, se formó lo que se formó, se dijo que se iba a decir y no pasó nada, muchos carros de patrulla pasando, vigilando.

Cada vez que hago un concierto es lo mismo. Entran hasta aquí y vienen a pedirme el permiso. Después me citan con el jefe de sector para preguntarme de qué vivo y cosas así, pero no tienen por dónde entrarme. Cumplo las normas, los horarios, es en mi casa, no es frente a la calle, no interrumpo la vía pública.

Aquí se viene a hacer arte, es un espacio libre, el barrio me apoya inmensamente, me ayudan de una manera descomunal, se llena, nunca me han decepcionado. Yo vivo a dos kilómetros del parque y viene gente desde allá. Nunca antes había cantado para tanto público como aquí y siempre se respira un ambiente pleno de libertad.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentario 1