¿Topar o no los precios?

,

Israel Pérez Cáceres No creo que unas personas puedan decidir cuánto vale un producto. No digo que se fije un precio, digo que hay que topar

vs

Anunciar que los precios no subirán es asegurar que todo puede suceder antes de la subida de precios

En la última sesión de la Asamblea Nacional del Poder Popular, al cierre del pasado mes de diciembre, Israel Pérez Cáceres, diputado por Yaguajay, se quejó de los altos precios de los productos agropecuarios y pidió medidas urgentes para controlar la situación. Sin embargo, algunos expertos creen que es imposible asegurar un control sobre los precios en un país en el que impera la economía subterránea, sin una clara estrategia del Gobierno.

"Se plantea que no se pueden fijar los precios, pero yo no creo eso. Algo hay que hacer, porque cada seis meses aumentan y vuelven a aumentar, y el perjudicado es el pueblo. Y no son los guajiros los culpables de este fenómeno, lo puedo asegurar. Hay lugares donde se compran las cosechas, las matas de aguacate y mango", dijo Pérez.

"Yo no creo que un grupo de personas pueda decidir cuánto vale un producto. No digo que se fije un precio, yo digo que hay que topar, exigir que se ponga un precio máximo para los productos", agregó.

El presidente cubano, Raúl Castro, se mostró de acuerdo con él y argumentó que hay que buscar una solución, "la mejor posible, aunque nos volvamos a equivocar". El anuncio de medidas para acercar los precios a los salarios ha puesto en alerta a productores e intermediarios.

La incertidumbre sobre los precios se ha materializado en un brusco desabastecimiento de los mercado estatales. En la provincia de Artemisa, ha arrancado un experimento de control de precios a principios de este año. Los productos agropecuarios en venta en 13 nuevos mercados y 16 bodegas cuentan "con valor máximo fijado" por el Consejo de la Administración Provincial. La medida no ha sido acogida con beneplácito por los vendedores privados y ambulantes de la zona.

La economista Karina Gálvez Chiu se pregunta en un artículo publicado en la revista Convivencia: "¿Cómo puede asegurarse que los precios no van a subir en un país devastado y donde rige la economía subterránea?¿Cómo puede asegurarlo además, el Estado que ha reconocido lo difícil de la situación, tiene todos los recursos y el control en sus manos y aun así ha tenido que subir al doble el precio de la gasolina?¿Cómo puede asegurarse esto sin anunciar las estrategias a seguir para lograrlo? No se puede contra las leyes del mercado simplemente ignorándolas".

Para Gálvez, topar los precios no es la mejor alternativa. "Esta situación no se puede sostener durante mucho tiempo. Por eso no podemos estar seguros de las medidas que sea necesario tomar desde el poder central. Anunciar que los precios no subirán es asegurar que todo puede suceder antes de la subida de precios".

La economista destaca que el Gobierno no ha anunciado ningún proyecto que ayude a salir de la escasez extrema. "Es muy difícil tener esperanzas, cuando no se tiene una visión de futuro, una estrategia a seguir. Y nada de eso se ha anunciado. No hemos pasado de lo anunciado en la pasada Asamblea Nacional del Poder Popular. (...) Debemos pensar también que la alternativa a que no suban los precios puede ser más represión para el mercado negro y, por tanto, menos acceso a productos que conseguíamos solo por esa vía. La subida de precios podría no ser la peor alternativa a la escasez extrema", explica.

Para la experta solo se necesita una cosa para salir de la crisis: "voluntad de cambio por parte del Gobierno, que lo lleve a liberar la iniciativa personal de los cubanos".

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 24

Últimas fotogalerías