Ucrania afirma que Rusia ha atacado más de 60 centros médicos durante su ofensiva

El Ejército ucraniano trata de frenar el avance ruso por el sureste

Los Veintisiete cierran la puerta a una adhesión exprés de Ucrania a la UE

Borrell dice que Putin tendrá que responder por bombardear sistemáticamente objetivos civiles

EE UU advierte de que Moscú podría usar armas químicas o biológicas en Ucrania

El hospital Mariupol en Ucrania fue atacado ayer por las fuerzas rusas. (Captura).
El hospital Mariupol en Ucrania fue atacado ayer por las fuerzas rusas. (Captura).

(Con información de Agencias).- Ucrania ha acusado a las fuerzas rusas de atacar más de 60 centros médicos desde la invasión iniciada el 24 de febrero, un día después de que un hospital materno infantil de Mariúpol sufriese graves daños como consecuencia de un bombardeo.

El ministro de Sanidad, Viktor Liashko, ha cifrado en 63 las instalaciones médicas atacadas, unos cinco trabajadores médicos fallecidos y unos 10 heridos graves.

La Organización Mundial de la Salud denunció el miércoles que al menos 10 personas han muerto y 16 han resultado heridos en 18 ataques en Ucrania contra centros sanitarios y ambulancias, objetivos teóricamente protegidos en caso de conflicto.

Mientras tanto, las Naciones Unidas han confirmado la muerte de unos 550 civiles como consecuencia de los combates en Ucrania y estima que entre ellos hay 41 niños fallecidos, preliminarmente. 

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos cree que la cifra es mayor a las 1.506 víctimas que tienen registradas, entre las que figuran 957 heridos y 549 muertos

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos cree que la cifra es mayor a las 1.506 víctimas que tienen registradas, entre las que figuran 957 heridos y 549 muertos; añadió que verifican denuncias y que hay zonas de las que apenas han llegado datos, como Mariúpol.

Además de las víctimas en terreno de fuego, la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) anunció que en las dos primeras semanas de conflicto, 2,31 millones de ucranianos han huido a otros países, la mayor cifra en Europa desde la segunda guerra mundial.

Mientras continúan los bombardeos de ciudades ucranianas y la evacuación de civiles, se celebró este jueves en el balneario turco de Antalya la primera negociación de alto nivel entre Rusia y Ucrania, con los ministros de Exteriores de ambos países, Serguei Lavrov y Dimitro Kuleba, respectivamente. El anfitrión del encuentro fue el ministro de Exteriores turco, Mevlüt Cavusoglu, quien también participó en la reunión.

En ella, no se lograron avances sobre la apertura de un corredor humanitario para evacuar la ciudad de Mariúpol, sitiada por las tropas rusas, ni para lograr un alto el fuego, anunció en ministro de Exteriores ucraniano, Dmitro Kuleba, tras el encuentro.

"No hemos hecho progresos, porque al parecer en Rusia hay otras personas que deciden eso"

"He venido con un objetivo humanitario. Abrir un corredor humanitario para la gente que quiere salir de Mariúpol. Desafortunadamente, el ministro Lavrov no estaba en posición de comprometerse, dijo Kuleba a los medios tras el breve encuentro.

El ministro dijo que la reunión "había sido fácil y difícil a la vez", al mantener Lavrov "su habitual discurso sobre Ucrania", y subrayó que su propio propósito en la entrevista había sido humanitario.

"El lugar más crítico es ahora Mariúpol, bombardeada desde el aire y con artillería. Vine aquí para conseguir un pasillo humanitario que permita a los civiles que lo deseen huir de la ciudad y para llevar ayuda humanitaria", dijo Kuleba. "También hablamos de un alto el fuego de 24 horas para resolver los asuntos humanitarios más urgentes. No hemos hecho progresos, porque al parecer en Rusia hay otras personas que deciden eso".

"Creo que cuando dos ministros de Exteriores se encuentran, tienen un mandato de negociar, por habérseles sido confiado por sus dirigentes, su Parlamento, y estoy dispuesto a avanzar en esto para poner fin al sufrimiento de civiles y permitir salirles de las zonas ocupadas por las fuerzas rusas", dijo Kuleba.

Hasta ahora se habían reunido delegaciones de menor rango en Bielorrusia para tantear las posibilidades de un alto el fuego o para acordar corredores humanitarios en diferentes regiones de Ucrania. Las conversaciones en Bielorrusia, declaró tajante ek ministro de Asuntos Exteriores ruso tras la reunión en Turquía, son el único formato viable.

Rusia insiste en sus exigencias para poner fin a la invasión, como la neutralidad y desmilitarización de Ucrania, y un reconocimiento ucraniano de la soberanía rusa sobre la península de Crimea y de la independencia de las repúblicas separatistas de Donetsk y Lugangsk. Moscú considera el encuentro negociador de este jueves en Turquía como una continuación de los contactos iniciados a menor nivel.

Sin embargo, después de la reunión el canciller ruso, Serguéi Lavrov, aseguró que el jefe del Kremlin, Vladímir Putin, está dispuesto a reunirse con el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, si esta reunión aporta un "valor añadido", y sirve para lelgar a una solución y "fijar acuerdos".

Ucrania insiste en que su interés es "el alto el fuego, la liberación de nuestros territorios y la solución sin condiciones de todos los problemas humanitarios y las catástrofes causadas por el ejército ruso"

Por su parte, Ucrania insiste en que su interés es "el alto el fuego, la liberación de nuestros territorios y la solución sin condiciones de todos los problemas humanitarios y las catástrofes causadas por el ejército ruso", señaló el ministro Kuleba en un vídeo emitido en Facebook.

Ucrania ha insinuado esta semana que podría negociar un estatus de neutralidad y renunciar a solicitar una entrada en la OTAN, pero se niega a ceder parte de su territorio.

Mientras tanto, el alcalde de Mariúpol, Vadym Boychenko, ha cifrado esta noche en 1.207 los civiles fallecidos en su ciudad durante los nueve días que llevan asediados por tropas Rusia. Al pedir ayuda y mantener un corredor humanitario en la ciudad, Boychenko afirmó, además, que Mariúpol no dispone de calefacción, agua ni electricidad, y que los ciudadanos están agotando alimentos y medicinas, según recogen los medios.

Aviones rusos bombardearon la madrugada de este jueves barrios residenciales de la ciudad de Sumy, en el noreste de Ucrania, según ha denunciado el gobernador de la ciudad, Dimitro Zhyvytsky.

"Los rusos están bombardeando sistemáticamente las ciudades ucranianas", algo que su Ejército "sabe hacer bien" como lo prueba su actuación pasada en Alepo, en Siria, o en Grozni, en Chechenia

El jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, acusó este jueves a Rusia de haberse embarcado en una estrategia de bombardeo sistemático de las ciudades ucranianas, es decir a los civiles, ante el fracaso de la guerra relámpago, y afirmó que el presidente ruso, Vladímir Putin, tendrá que responder por esos hechos.

"Los rusos están bombardeando sistemáticamente las ciudades ucranianas", algo que su Ejército "sabe hacer bien" como lo prueba su actuación pasada en Alepo, en Siria, o en Grozni, en Chechenia, denunció Borrell en una entrevista en la emisora France Info previa a la cumbre de líderes de la UE celebrada en Versalles.

En ese encuentro, la UE ha cerrado la puerta a la adhesión exprés de Ucrania, alegando que no puede haber atajos en la política de adhesión. El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha cerrado el debate al descartar de plano que la Unión Europea inicie el proceso formal para la adhesión de Ucrania mientras este país siga en guerra con Rusia.

"Hay que mandar un mensaje fuerte a los ucranianos, pero debemos de tener cuidado: ¿Podemos abrir un proceso de adhesión con un país en guerra? No lo creo", ha indicado Macron. Su homólogo neerlandés, Mark Rutte, se ha expresado en los mismos términos. "No debe haber dudas de que Países Bajos y Ucrania están codo con codo, pero no existe una vía rápida para acceder". Según el primer ministro de Luxemburgo, Xavier Bettel, no se puede dar la sensación a Ucrania de que la adhesión será "de la noche a la mañana", aunque ha apuntado a que los líderes pueden dar con una fórmula "creativa" para reafirmar la perspectiva comunitaria de Ucrania.

En la misma línea, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha afirmado que la adhesión no se puede utilizar como "política" y ha defendido que es un "instrumento" que debe garantizar la estabilidad de la propia Unión. Pese a subrayar que España es un país "abierto" a la entrada de nuevos miembros, ha recordado que es importante que prevalezca la unidad entre los Veintisiete. "Es lo que nos está haciendo fuertes a nivel europeo en la respuesta al régimen de Putin".

Sobre la respuesta a la crisis en Ucrania, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, ha declarado a su llegada la difícil situación que atraviesa Europa con la guerra de Ucrania y ha adelantado que habrá un debate sobre las consecuencias geopolíticas del conflicto y las decisiones de los próximos meses para una "defensa europea" y para rebajar la dependencia del gas ruso.

"Hay que mandar un mensaje fuerte a los ucranianos, pero debemos de tener cuidado: ¿Podemos abrir un proceso de adhesión con un país en guerra? No lo creo"

Mientras, el primer ministro italiano, Mario Draghi, ha señalado que Italia y Francia está alineados con la UE en la repuesta la crisis a través de las sanciones y ha pedido a Putin que "cese las hostilidades" especialmente sobre los civiles. Por parte de Letonia, su primer ministro, Krisjanis Karins, ha instado a ir un paso más allá y más rápido con las sanciones contra Rusia, excluyendo del Swift todos los bancos rusos y también los bielorrusos. Ha apelado también a tomar la decisión de parar las importaciones energéticas de Rusia, para que Putin tenga que sentarse a negociar. Además, ha abogado por utilizar todas las opciones que están sobre la mesa y aplicar sanciones "sin miedo".

"Si no ahora, ¿cuándo?. Las sanciones no son para dañarnos a nosotros ni dañar nuestra economía sino para dañar a Putin y su economía, para que se siente en la mesa de negociación. No estamos realizando la lucha militar, lo hace Ucrania, pero tenemos que poner de nuestra parte para ayudar a Ucrania", ha señalado Karins.

De su lado, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, que también participa en la cumbre informal, ha asegurado que la invasión rusa de Ucrania es un momento decisivo para la "resiliencia de las democracias" y que debe servir también a Europa para "repensar" tanto su política de Defensa y la necesidad de contar con "medios fuertes" como si estrategia energética.

Zelenski afirmó que millones de personas pueden morir si los países occidentales no prestan apoyo aéreo contra la invasión rusa y "cierran" el cielo de Ucrania. "En el futuro será demasiado tarde. Créanme, si esto se prolonga de esta manera, verá cómo acabarán cerrando el cielo, pero perderemos a millones de personas", dijo Zelenski en una entrevista emitida por el canal británico Sky News.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, reconoció en la Conferencia de Ottawa sobre Seguridad y Defensa que la decisión de la OTAN de no establecer una zona de exclusión aérea sobre Ucrania fue "dolorosa", pero busca evitar una "guerra total" con Rusia.

Estados Unidos advirtió este miércoles que Rusia podría estar planeando el uso de armas químicas o biológicas en Ucrania, con el pretexto de responder a una presunta amenaza en el país que, aseguró, es "falsa".

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, lanzó esa advertencia como respuesta a las acusaciones rusas de que Estados Unidos está financiando un supuesto programa biológico-militar desarrollado en Ucrania.

"Lo hemos visto en Siria. Incluso lo hemos visto en el Reino Unido", señaló Johnson

Asimismo, el primer ministro británico, Boris Johnson, expresó este jueves su temor a que Rusia fabrique una excusa para justificar el empleo de armas químicas en Ucrania.

"Es parte de su método habitual", afirmó el jefe de Gobierno a la cadena Sky News. "Empiezan diciendo que sus oponentes o los estadounidenses almacenan armamento químico y, cuando ellos mismos las utilizan, como temo que pueden hacer, tienen una 'maskirovka', una historia falsa, lista para contar", agregó.

"Lo hemos visto en Siria. Incluso lo hemos visto en el Reino Unido", señaló Johnson, en referencia al envenenamiento del antiguo agente ruso Sergéi Skripal con el agente químico Novichok en 2018, un suceso en el que el Kremlin siempre ha negado cualquier implicación.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 67