Ascienden a 130 los funcionarios de EE UU víctimas del "síndrome de La Habana"

Los casos ya no se concentran en China y Cuba, se extienden por Europa y otros países de Asia y han aumentado en los últimos meses

La Cancillería cubana ve oscuros intereses en la reactivación del tema e insinúa que buscan perjudicar una posible mejor relación con Washington

Los funcionarios son atendidos de los posibles daños cerebrales en el hospital militar Walter Reed. (EFE)
Los funcionarios son atendidos de los posibles daños cerebrales en el hospital militar Walter Reed. (EFE)

Los supuestos "ataques" que han causado lesiones cerebrales a espías, diplomáticos, soldados y otros funcionarios estadounidenses desplegados en el extranjero que comenzaron a registrarse hace cinco años han afectado a al menos 130 personas, un número mucho más elevado de lo que se pensaba inicialmente, informó este miércoles el New York Times.

Según el diario neoyorquino, que dice haber obtenido la información de funcionarios antiguos y actuales, este número de casos que se han producido en la CIA, el Departamento de Estado, el Departamento de Defensa y otras divisiones del gobierno estadounidense está preocupando a la administración de Joe Biden, puesto que inicialmente el número de casos confirmados, que se concentraban en China y en Cuba, ascendía a 60.

La nueva cifra incluye casos en Europa y otros países de Asia, y refleja los esfuerzos de la administración de revisar de cerca otros incidentes después de que los casos se aumentaran en los últimos meses

La nueva cifra incluye casos en Europa y otros países de Asia, y refleja los esfuerzos de la administración de revisar de cerca otros incidentes después de que los casos se aumentaran en los últimos meses, asegura el Times.

Desde diciembre, al menos tres oficiales de la CIA han informado de serios problemas de salud derivados de incidentes ocurridos en el extranjero, uno de los cuales sucedió en las últimas dos semanas, y que ha requerido tratamientos médicos en el hospital militar Walter Reed y en otros centros.

En uno de los casos que subraya el New York Times, un oficial militar desplegado en el extranjero comenzó a sentir náuseas y jaquecas en 2019 después de que su coche llegara a una intersección, mientras que su hijo de dos años, que estaba en el asiento de atrás, comenzó a llorar, según cuatro funcionarios del Gobierno con los que habló el medio, que permanecieron en el anonimato.

Tras cruzar la intersección, sus nauseas cesaron, así como el llanto de su hijo. Aunque ambos recibieron atención médica, no se ha esclarecido si sufrieron efectos a largo plazo.

La Administración de Biden no ha llegado a la conclusión de quién o qué ha causado estos incidentes o si se tratan de ataques, aunque algunos funcionarios del Pentágono creen que la agencia de inteligencia militar de Rusia, la GRU, es la responsable del ataque en el que se vio involucrado el niño de 2 años, mientras que hay pruebas que apuntan a Moscú en otros casos.

Sin embargo, las agencias de inteligencia estadounidenses no han llegado a una conclusión sobre si algún otro país está detrás de estos incidentes, mientras que Rusia ha negado rotundamente que tenga algo que ver con los sucesos.

"Ahora mismo no tenemos información definitiva sobre la causa de estos incidentes, y es prematuro e irresponsable especular"

"Ahora mismo no tenemos información definitiva sobre la causa de estos incidentes, y es prematuro e irresponsable especular", dijo al diario la portavoz de la Oficina del Director de Inteligencia Nacional, Amanda Schoch.

Algunos de los afectados han sufrido lesiones cerebrales a largo plazo, que incluyen fuertes dolores de cabeza, y describen haber vivido extraños fenómenos sensoriales como presión, sonidos o calor, seguidos de una repentina sensación de vértigo, náusea o dolor de cabeza y de cuello.

El Times dice haber entrevistado a 20 funcionarios que han trabajado o trabajan para varias agencias gubernamentales de EE UU y que han sido informados sobre estos incidentes, muchos de los cuales no han sido divulgados públicamente.

Precisamente este miércoles, antes de la publicación de la noticia en el diario neoyorquino y sin motivo aparente, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba a través de Johana Tablada, subdirectora para EE UU, había denunciado "oscuros intereses detrás de una campaña contra Cuba" en referencia a los presuntos ataques inicialmente atribuidos a La Habana y que ahora, apuntó, se reportan en muchas otras partes y "no ocurrieron en un solo lugar".

La Cancillería señaló que "tras el cambio de Gobierno" se está ante "un nuevo ciclo de artículos y 'filtraciones'" que, a su juicio, están encaminadas a enturbiar una eventual mejora de las relaciones

La funcionaria recordó que nadie, ni siquiera el Gobierno de EE UU ha podido aún encontrar explicación a los daños sufridos por los diplomáticos, que da por ciertos, y, menos aún, establecer una responsabilidad de las autoridades cubanas.

"Las medidas tomadas sobre la base de especulaciones no confirmadas no han sido revertidas y el sufrimiento que han provocado al pueblo cubano, a las familias y a las relaciones bilaterales y entre los pueblos solo ha sido agravado", dijo en relación a la retirada de gran parte de personal de la embajada en la Isla que supuso una reducción de trámites consulares.

La Cancillería señaló que "tras el cambio de Gobierno" se está ante "un nuevo ciclo de artículos y 'filtraciones'" que, a su juicio, están encaminadas a enturbiar una eventual mejora de las relaciones y que viene de "voceros como el senador Marco Rubio".

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 27