Rusia sufre su segunda gran derrota al retirarse de una ciudad anexionada el día anterior

Biden avisa a Putin: Ni a EE UU ni a sus aliados les intimidan sus amenazas

Las derrotas en el campo de batalla dificultan aún más labor del Kremlin que no controla totalmente la geografía de las cuatro regiones anexionadas. (EFE)
Las derrotas en el campo de batalla dificultan aún más labor del Kremlin que no controla totalmente la geografía de las cuatro regiones anexionadas. (EFE)

(EFE).- El Ejército ruso sufrió este sábado su segunda gran derrota en el este de Ucrania en menos de un mes tras retirarse del bastión prorruso de Limán, en la región de Donetsk, 24 horas después de anexionarse esa y otras tres regiones del este y sur del país vecino.

"Debido al riesgo de ser cercados, las fuerzas aliadas han sido retiradas de la localidad de Limán hasta posiciones más ventajosas", informó este sábado Ígor Konashénkov, portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia.

Esta derrota es difícil de digerir, ya que el presidente ruso, Vladímir Putin, prometió el viernes a los rusos tanto en el Kremlin como en la plaza Roja de que garantizaría la seguridad de los nuevos territorios con "todas las fuerzas y medios", en lo que llamó "misión libertadora".

Además, este repliegue tiene lugar después de la retirada hace tres semanas de la vecina región de Járkov, humillación que obligó a Putin a decretar la movilización parcial, muy impopular entre los rusos.

De hecho, según la prensa, los primeros batallones con reservistas ya se encuentran sobre el terreno, aunque su presencia apenas se ha notado.

"Debido al riesgo de ser cercados, las fuerzas aliadas han sido retiradas de la localidad de Limán hasta posiciones más ventajosas"

Los ucranianos tenían a Limán entre ceja y ceja desde que recuperaron la región de Járkov, ya que se trata de un importante nudo ferroviario.

Antes de firmar el viernes el tratado de anexión en el Kremlin, el líder de la autoproclamada república popular de Donetsk, Denís Pushilin, ya reconoció que había recibido "noticias alarmantes" de Limán, donde sus tropas estaban casi rodeadas.

Desde anoche los rusos intentaron "desbloquear" con intensos bombardeos la ciudad, a la que el estadounidense Instituto sobre el Estudio de la Guerra daba 72 horas.

Como ocurrió con Járkov, el parte militar ruso se escudó este sábado en que las unidades ucranianas tenían superioridad tanto de hombres como de equipos.

Las derrotas en el campo de batalla dificultan aún más labor del Kremlin ya que, tras revisar por segunda vez en su historia sus fronteras, no controla totalmente la geografía de las cuatro regiones anexionadas.

Al Kremlin se le acaban las respuestas. Horas antes de la firma de los tratados de anexión, el portavoz presidencial, Dmitri Peskov, adelantó en rueda de prensa que el viernes se aclararía el tema de los límites exactos de la anexión.

Por otra parte, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, advirtió de que ni su país ni sus aliados se sienten intimidados por las amenazas de su homólogo ruso, Vladímir Putin, quien firmó este viernes la anexión de territorios ucranianos.

Los ucranianos tenían a Limán entre ceja y ceja desde que recuperaron la región de Járkov, ya que se trata de un importante nudo ferroviario

Putin "no puede apoderarse del territorio de su vecino y salirse con la suya, es tan simple como eso", dijo Biden en unas breves palabras sobre este asunto tras un discurso sobre el huracán que azota el sureste de EE UU.

Añadió que ni su país ni el mundo reconocerán "nunca" la anexión rubricada por Putin con los líderes separatistas de cuatro regiones ucranianas ocupadas por Rusia y reiteró que Washington está "completamente preparado", junto con su aliados de la OTAN, para defender "cada centímetro" de los territorios de la alianza.

"Ni nos va a asustar ni nos intimida", subrayó el mandatario estadounidense.

Putin instó este viernes a Ucrania a poner fin de inmediato a la guerra y volver a la mesa de negociaciones, pero advirtió de que la opción de unirse a Rusia hecha por Donetsk, Lugansk, Jersón y Zaporiyia, regiones ucranianas ocupadas por Moscú, es "definitiva".

En su respuesta desde la Casa Blanca, Biden se dirigió directamente al presidente ruso para advertirle: "Entienda lo que le digo, defenderemos cada centímetro de la Alianza" atlántica.

Ucrania no forma parte de la OTAN, aunque este viernes su presidente, Volodímir Zelenski, solicitó formalmente el ingreso a la organización en respuesta a la anexión rusa de las regiones ocupadas.

Putin "no puede apoderarse del territorio de su vecino y salirse con la suya, es tan simple como eso", dijo Biden

Biden aseguró que ha mantenido contacto estrecho con sus aliados, con los que ha acordado aprobar nuevas sanciones contra todos los que apoyen las anexiones ilegales.

Como ya dijo esta mañana en un comunicado, Biden insistió además en que Estados Unidos seguirá enviando ayuda militar a Ucrania para que pueda defenderse.

Biden también se refirió a los daños sobre los gasoductos Nord Stream y Nord Stream 2 para señalar que fueron un "acto deliberado de sabotaje" y acusar a Rusia de extender "desinformación" y mentiras con su versión sobre lo sucedido, y prometió que Estados Unidos y sus aliados llegarán "hasta el fondo" de este incidente para esclarecerlo.

Este viernes, Putin acusó a países "anglosajones" de estar detrás del sabotaje de los citados gasoductos, en cuyas tuberías se detectaron esta semana cuatro fugas en el mar Báltico.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 48