China y Rusia emprenden maniobras militares coincidiendo con la crisis afgana

La caída de la sexta capital provincial de Afganistán hace tambalearse el país

Rusia y China sostienen que están apoyando la paz y seguridad en la zona ante la marcha de occidente. (Youtube/EFE)
Rusia y China sostienen que están apoyando la paz y seguridad en la zona ante la marcha de occidente. (Youtube/EFE)

(EFE).- China y Rusia emprendieron esta semana maniobras militares conjuntas "antiterroristas" en un momento en que los dos países se enfrentan a "desafíos por la cambiante situación de seguridad en Asia Central" tras la retirada de las tropas estadounidenses de Afganistán, apuntan los medios oficiales.

Los ejercicios comenzaron el lunes y se prolongarán hasta el viernes en la región septentrional china de Ningxia con la presencia, de parte china, de cazas J-20, bombarderos H-6K y aviones militares de transporte Y-20, entre otros.

También estarán presentes los misiles de defensa HQ-17, presentados en público por primera vez en octubre de 2019 y capaces de derribar "todo tipo de amenazas aéreas" que entren en su perímetro defensivo, incluyendo aviones furtivos de combate, helicópteros, aviones de combate no tripulados y misiles de crucero.

El objetivo es, según un comunicado del Ministerio de Defensa chino, "demostrar la firme determinación y capacidad de ambas partes para salvaguardar conjuntamente la paz y la seguridad internacional y regional"

Se trata además de las primeras maniobras conjuntas que alberga el país asiático desde el comienzo de la pandemia de covid, y su objetivo es, según un comunicado del Ministerio de Defensa chino, "ampliar los esfuerzos antiterroristas de los dos países" y "demostrar la firme determinación y capacidad de ambas partes para salvaguardar conjuntamente la paz y la seguridad internacional y regional".

Expertos chinos indicaron al diario Global Times que los ejercicios buscan una mayor cooperación militar en un contexto de seguridad "difícil" dada la situación en Afganistán, donde el avance de los talibanes hace tambalear al país tras décadas de conflicto.

En la última semana, los insurgentes han logrado capturar seis capitales de provincia mientras continúa la fase final de la retirada de las tropas estadounidenses y de la OTAN, criticada por los medios chinos.

"La retirada irresponsable de las tropas estadounidenses de Afganistán es una carga para los países vecinos de Asia Central. Como grandes potencias, China y Rusia tienen que desempeñar su papel, consistente en asegurar la paz y la estabilidad y de prevenir el avance de fuerzas terroristas en la región", comentó un experto a Global Times.

A finales de julio, una delegación de los talibanes liderada por el mulá Abdul Ghani Baradar visitó China, donde se reunió con el ministro de Exteriores de ese país, Wang Yi, en medio la ofensiva de los insurgentes.

Pekín busca evitar verse afectada por las hostilidades, y ya recibió en 2019 a una delegación talibán. Según Wang, la "apresurada" retirada de Afganistán refleja "el fracaso de la política estadounidense" para con aquella nación, pero que a su vez supone una "importante oportunidad para que el pueblo afgano pueda estabilizar y desarrollar su país".

La "apresurada" retirada de Afganistán refleja "el fracaso de la política estadounidense", pero a su vez supone una "importante oportunidad para que el pueblo afgano pueda estabilizar y desarrollar su país"

China y Afganistán comparten unos 60 kilómetros de frontera en la región noroccidental china de Xinjiang, región mayoritariamente de etnia uigur en la que durante las últimas décadas se han registrado ataques de distinta índole, incluidos atentados terroristas.

El rápido avance de los talibanes hace tambalearse un país cuya única salida para poner fin a dos décadas de conflicto parece encontrarse en las negociaciones de paz y la ayuda internacional.

La ciudad de Aybak, capital de la provincia norteña de Samangan, se convirtió este lunes en la sexta capital regional del país en caer en manos de los insurgentes, después de que las fuerzas nacionales se rindiesen ante los combatientes sin ofrecer resistencia.

En las últimas horas se produjeron además combates en al menos 13 de las 34 provincias afganas, durante los cuales 579 talibanes murieron y 61 resultaron heridos, según el Ministerio de Defensa. Los choques entre las fuerzas nacionales y los talibanes en varias partes del país dejaron también al menos 27 niños muertos y 136 heridos en la últimas 72 horas, denunció hoy en un comunicado el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

"Los niños no deberían pagar por este empeoramiento del conflicto con su infancia", anotó Unicef, que aboga por "un cese completo de las hostilidades" para proteger a los niños de Afganistán.

Este rápido avance de los talibanes coincidió con el inicio de la fase final de la retirada de las tropas estadounidenses y de la OTAN de Afganistán el pasado 1 de mayo

Este rápido avance de los talibanes coincidió con el inicio de la fase final de la retirada de las tropas estadounidenses y de la OTAN de Afganistán el pasado 1 de mayo, que está previsto que concluya este mes. Desde entonces, los insurgentes se han hecho con más de 125 centros de distrito, la primera vez en dos décadas de guerra que los talibanes logran el control de tantas zonas en tan poco tiempo.

Ante esta situación, la Misión de la ONU en Afganistán (UNAMA) pidió prevenir el daño a la población civil y recordó que los países "vecinos y de la región pueden jugar un rol crucial" para la paz y estabilidad de Afganistán.

Esta opinión la comparten intelectuales afganos como Sarwar Ahmadzai, analista político y miembro de la Academia de Ciencias de Afganistán (ASA).

"La comunidad internacional, en particular los Estados Unidos, no deberían abandonar Afganistán de manera irresponsable y deben ejercer suficiente presión por todos los medios sobre Pakistán y los talibanes para prepararlos para unas conversaciones fructíferas que pongan fin a la crisis actual", dijo a Efe Ahmadzai.

El analista destacó además que una guerra civil "podría representar una amenaza" para el mundo, "porque un Afganistán inestable podría convertirse en epicentro y santuario de los terroristas regionales e internacionales".

El veterano periodista y analista político Sediq Hussaini añadió además a Efe que, tras la retirada de las tropas extranjeras, la comunidad internacional debería "proporcionar equipo militar y armas modernas al Gobierno afgano y, lo más importante, apoyo aéreo continuo a las fuerzas afganas en la lucha contra los militantes".

El analista destacó además que una guerra civil "podría representar una amenaza" para el mundo, "porque un Afganistán inestable podría convertirse en epicentro y santuario de los terroristas regionales e internacionales"

"Cuando llegan los aviones de combate, los combatientes talibanes se retiran o esconden (...). Los talibanes temen los aviones de combate. Por lo tanto, un apoyo aéreo continuo y regular de la comunidad internacional, particularmente de Estados Unidos, puede cambiar el escenario de la guerra contra los talibanes", sentenció.

Sobre el supuesto apoyo de Islamabad a los talibanes, como se denuncia con insistencia entre los políticos e intelectuales en Kabul, el analista de seguridad paquistaní Rasul Bakhsh Rais aseguró a Efe que no existe "ni un ápice de posibilidades de que Pakistán esté apoyando a los talibanes".

Zahid Hussain, uno de los principales analistas y columnistas del país, declaró también a Efe que para lo único que ha estado apoyando Pakistán a los talibanes es "para que acudan a la mesa de negociaciones".

"Los talibanes tienen el poder desde la base (...) y son muy buenos en la guerra de guerrillas"; pero la razón de su rápido avance se debe a la pronta retirada de las tropas extranjeras, que empezaron a abandonar el país "sin asegurarse de que las fuerzas afganas fueran capaces de defender su territorio", concluyó Bakhsh.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 19