China condena las últimas protestas "ilegales y violentas" en Hong Kong

"Los actos desenfrenados de estos alborotadores revelan su alianza con fuerzas extranjeras a fin de crear terror e incitar a la independencia"

Los manifestantes fueron detenidos por "reunión ilegal" y por "causar desórdenes" públicos. (EFE/EPA/Jerome Favre)
Los manifestantes fueron detenidos por "reunión ilegal" y por "causar desórdenes" públicos. (EFE/EPA/Jerome Favre)

(EFE).- La Oficina de Enlace -órgano oficial que representa a Pekín en Hong Kong- condenó enérgicamente las protestas "ilegales y violentas" registradas en la ciudad financiera el pasado domingo en contra de la ley de seguridad nacional que Pekín planea aprobar esta semana, recoge este lunes la agencia oficial Xinhua.

"Los manifestantes participaron en reuniones ilegales y actos violentos, y algunos incluso pidieron abiertamente la independencia de Hong Kong", indicó un portavoz de la Oficina en un comunicado.

Miles de personas se manifestaron el domingo contra la legislación al considerar que restaría libertades a los hongkoneses.

Ese día, la Policía practicó más de 190 detenciones durante la protesta, y acusó a algunos manifestantes de "atacar a agentes con ladrillos y paraguas", así como de "arrojar botellas desde azoteas".

"Los manifestantes bloquearon carreteras, destrozaron instalaciones públicas, prendieron fuego y golpearon a personas inocentes, poniendo en peligro las vidas de la gente y sus propiedades, así como la seguridad nacional"

"Los manifestantes bloquearon carreteras, destrozaron instalaciones públicas, prendieron fuego y golpearon a personas inocentes, poniendo en peligro las vidas de la gente y sus propiedades, así como la seguridad nacional", enumeró el portavoz.

Son, a su juicio, "actos violentos e ilegales que no pueden ser tolerados en ninguna sociedad civilizada", con lo que reiteró su "firme apoyo" a la Policía local para que lleve a los presuntos infractores ante los tribunales.

Asimismo, el portavoz culpó a "figuras de la oposición" y a "elementos radicales" de "instigar la violencia" bajo el pretexto de oponerse a la nueva ley, que prevé prohibir "cualquier acto de traición, secesión, sedición o subversión" contra el Gobierno central, además del "robo de secretos de Estado y la organización de actividades en Hong Kong por parte de organizaciones políticas extranjeras".

"Los actos desenfrenados de estos alborotadores revelan su alianza con fuerzas extranjeras a fin de crear terror e incitar a la independencia de Hong Kong... están tratando de destruir a la sociedad hongkonesa", aseguró el portavoz.

"Estas personas y las fuerzas que están detrás de ellos no deben subestimar la firme determinación del Gobierno central de defender la soberanía nacional y de salvaguardar la prosperidad y estabilidad de Hong Kong", agregó.

Por todo ello, es "imperativo y urgente" introducir esta legislación, que muy probablemente será aprobada durante la Asamblea Nacional Popular de China (ANP, Legislativo) antes de su conclusión el jueves, concluyó.

Mientras, la controvertida jefa del Ejecutivo hongkonés, Carrie Lam, ha mostrado su completo apoyo a la decisión de Pekín, y un portavoz del Gobierno local aseguró el domingo que la ley hará de Hong Kong "una ciudad más segura".

Activistas del movimiento prodemocrático hongkonés han expresado que la ley no respeta las libertades garantizadas a la antigua colonia y que su aprobación supondría acabar con el principio 'Un país, dos sistemas'

No obstante, varias organizaciones civiles han condenado la medida que planea Pekín al considerar que limitará las libertades de los hongkoneses dado que la legislación utiliza "términos vagos" usados frecuentemente por el Gobierno chino para frenar a la disidencia.

También activistas del movimiento prodemocrático hongkonés han expresado que la ley no respeta las libertades garantizadas a la antigua colonia y que su aprobación supondría acabar con el principio 'Un país, dos sistemas' que rige las relaciones entre Hong Kong y China continental.

Hong Kong regresó a manos de China en 1997 bajo esa fórmula tras siglo y medio de dominación británica, después de que Londres y Pekín firmaran en 1984 una declaración conjunta por la que el Reino Unido renunció a su último enclave asiático.

El pacto estableció el mantenimiento durante 50 años de una serie de libertades en ese territorio que no están garantizadas en la China continental.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 18