Cubanos cierran paso a vehículos de carga en frontera sur de Nicaragua

El Gobierno sandinista reclama pérdidas de 720.461 dólares en tributos

Cientos de cubanos siguen varados en la frontera de Costa Rica mientras Nicaragua les niega la entrada para seguir hacia el norte. (EFE/Álvaro Sánchez)
Cientos de cubanos siguen varados en la frontera de Costa Rica mientras Nicaragua les niega la entrada para seguir hacia el norte. (EFE/Álvaro Sánchez)

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) tuvo que atender a 67 cubanos tras los choques con el Ejército nicaragüense, según informó el Gobierno de Costa Rica. Los inmigrantes fueron atendidos en el hospital Cuidad Neily, en los albergues ubicados en el cantón de La Cruz y en un puesto de atención en la frontera norte del país.

La doctora María Eugenia Villalta Bonilla, gerente médica de la CCSS, relató que los migrantes fueron atendidos principalmente por diversos traumas producto de los gases lacrimógenos lanzados por el Ejército de Nicaragua, sin embargo, ninguno presentó afecciones graves o de consideración.

Desde el lunes, los migrantes cubanos se encuentran ubicados en distintos albergues en la comunidad de La Cruz y se ha procedido a reforzar el servicio de Emergencias del área de salud de este cantón y definiendo el personal de salud que se desplazará hacia estos lugares, con el objetivo de priorizar qué pacientes requieren atención médica inmediata. El servicio de urgencias del área de salud de La Cruz se encuentra disponible las 24 horas y el turno de 7 am a 4 pm se ha reforzado con más personal.

Esta dinámica de atención en la zona norte del país se mantendrá el tiempo que sea necesario, según las instituciones, mientras los cubanos permanezcan en los albergues, en virtud de que la prioridad institucional es que mantengan una adecuada condición de salud.

Los migrantes fueron atendidos principalmente por diversos traumas producto de los gases lacrimógenos lanzados por el Ejército de Nicaragua

Además, se ha efectuado una valoración de los inmigrantes a fin de descartar que no presenten otros padecimientos producto de las condiciones ambientales, como infecciones en las vías respiratorias, problemas alimenticios, gripe y deshidratación.

El Gobierno de Nicaragua reclamó este martes que los más de 1.000 cubanos varados en la frontera entre Costa Rica y Nicaragua cerraron el paso a vehículos de carga en ese punto aduanero y han causado una pérdida de 720.461 dólares en tributos.

"Teníamos un total de 607 camiones esperando pasar por la frontera de Peñas Blancas", que conduce a Costa Rica, dijo el director de la Dirección General de Aduanas de Nicaragua, Eddy Medrano, a través de medios del Gobierno.

De ese total, 352 camiones intentaban pasar desde Nicaragua hacia el sur, y 255 procedían desde Costa Rica y Panamá, con rumbo al norte, detalló el funcionario.

"Peñas Blancas es la única estación aduanera con la que contamos al sur del país, dicha situación ha generado una pérdida de unos 20 millones de córdobas (unos 720.461 dólares) solamente en impuestos en los días en los que se ha producido el tranque", precisó Medrano.

El domingo pasado, unos 800 cubanos intentaron cruzar el paso fronterizo de Peñas Blancas de forma ilegal, pero fueron repelidos por las fuerzas militares y policiales de Nicaragua.

Los cubanos, que quieren llegar a Estados Unidos por vía terrestre, han cerrado el paso a vehículos de carga en la frontera como medida de protesta.

La tensión entre ambos países se elevó este lunes al alcanzar organismos internacionales

La tensión entre Costa Rica y Nicaragua se intensificó este lunes con las acusaciones que se hicieron ambos Gobiernos. Nicaragua formalizó una denuncia contra Costa Rica ante los 192 Estados miembros de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), por provocar una crisis humanitaria al permitir la salida de los isleños, según informó la vicecanciller nicaragüense María Rubiales.

El reclamo también fue remitido al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, a la Organización Internacional de las Migraciones, al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur).

Cerca de 2.000 cubanos llegaron a Ecuador por vía aérea y desde allí se trasladaron de manera irregular por Colombia y Panamá, hasta llegar a Costa Rica, donde el Gobierno les otorgó el sábado una visa extraordinaria de siete días de vigencia para que alcanzaran Nicaragua, en su viaje hacia Estados Unidos.

Sin embargo, al llegar a Peñas Blancas, frontera entre Costa Rica y Nicaragua, el Gobierno nicaragüense les negó la entrada y la tarde del domingo el ejército paró a unos 800 que intentaron entrar irregularmente.

Tras este incidente, el Gobierno de Managua deploró y condenó "la actitud irresponsable, irrespetuosa de todas las convenciones y acuerdos internacionales sobre movilidad humana, del Gobierno de Costa Rica".

La vicecanciller nicaragüense sostuvo que Costa Rica provocó "esta situación impulsando que estos inmigrantes cruzaran ilegalmente nuestra frontera".

Costa Rica no consultó a Nicaragua si estaba en condiciones de atender a los inmigrantes cubanos, sostuvo Rubiales. "No se pueden tomar acciones que tienen que ver con la soberanía de otro Estado sin mediar negociación", alegó.

Costa Rica envió una nota de protesta a Nicaragua en la que criticó el uso del Ejército y gases lacrimógenos contra los inmigrantes, entre los que hay mujeres embarazadas y niños

Nicaragua sugirió que el tema de los inmigrantes cubanos debe ser abordado en el Sistema de la Integración Centroamericana (SICA).

En respuesta a estas acusaciones, Costa Rica envió una nota de protesta a Nicaragua en la que criticó el uso del Ejército y gases lacrimógenos contra los inmigrantes, entre los que hay mujeres embarazadas y niños, una medida que también fue rechazada por organizaciones de derechos humanos de Nicaragua.

El canciller de Costa Rica, Manuel González, informó de que su país llevará a organismos internacionales el problema que viven cientos de inmigrantes cubanos que intentan llegar hasta EE UU.

El ministro aseguró que el domingo conversó con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, para explicarle la situación y aseguró que "no descarta" elevar el tema a ese foro.

Además de la OEA, González confirmó que este tema fue expuesto hoy en Ecuador, durante una reunión de coordinadores nacionales de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), en la que su país respondió "a un comunicado grosero e infundado del Gobierno de Nicaragua, que hace acusaciones graves a Costa Rica".

Esta situación ha tensado aún más las deterioradas relaciones entre Costa Rica y Nicaragua, enemistados desde 2010 por conflictos territoriales que se dirimen en la Corte Internacional de Justicia.

Para el secretario de Relaciones Internacionales del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), Jacinto Suárez, es posible que se "compliquen" más las relaciones bilaterales, "porque se han estado dando algunas declaraciones que parece que quieren complicar las cosas".

Este episodio se suma a la larga lista de riñas que Costa Rica y Nicaragua han mantenido por años. A finales de 2010, Costa Rica demandó a Nicaragua ante la CIJ por una supuesta invasión a su territorio

No obstante, para el diputado sandinista Carlos Emilio López, el asunto se puede resolver por la vía diplomática.

"El Gobierno de Nicaragua tiene una vocación de diálogo, de resolver los conflictos por la vía de la diplomacia. Esperamos de que puedan sentarse los Gobiernos a encontrar una salida a esta situación", expresó el representante oficialista.

Este episodio se suma a la larga lista de riñas que Costa Rica y Nicaragua han mantenido por años. A finales de 2010 Costa Rica demandó a Nicaragua ante la CIJ por una supuesta invasión a territorio costarricense en la Isla Portillos (fluvial) o Harbod Head, según Managua, para unir el río San Juan con el mar Caribe.

El caso lo tramita la CIJ en un solo expediente junto a una demanda nicaragüense contra Costa Rica por supuestos daños al río San Juan durante la construcción de una carretera de lastre, paralela al afluente.

Los cubanos, resguardados en albergues habilitados por la Cruz Roja, iglesias y organizaciones de la sociedad civil, esperan cerca de la frontera con Nicaragua poder seguir su travesía continental y alcanzar Estados Unidos.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 63