Cuba, el país de los salideros, seguirá asesorando a Sudáfrica en gestión del agua

Con este último convenio, ambos países ratifican sus buenas relaciones, que han sido fructíferas especialmente para la parte cubana, que se ha beneficiado de miles de millones en distintos sectores

Llegada de los ingenieros cubanos a Sudáfrica el pasado mes de abril. (The South African)
Llegada de los ingenieros cubanos a Sudáfrica el pasado mes de abril. (The South African)

La relación bilateral entre Sudáfrica y Cuba sigue dando frutos para la Isla. Ambos países acaban de firmar la renovación de un acuerdo de cooperación en la gestión de recursos hídricos y el suministro de agua.

Según informa la prensa sudafricana, el convenio fue firmado el pasado jueves, en Pretoria, y da continuidad al acuerdo establecido entre ambas naciones en 2001. En la misma reunión, reiteraron su voluntad de seguir fortaleciendo la cooperación bilateral "en beneficio mutuo".

La colaboración incluye el despliegue de ingenieros cubanos en Sudáfrica para ayudar como asesores con el mantenimiento y la gestión de la infraestructuras de abastecimiento de agua y saneamiento, especialmente, dice Engineering News, en las zonas rurales y otras comunidades desfavorecidas.

El medio sudafricano asegura que el nuevo acuerdo "amplía y diversifica las áreas de cooperación" y pone énfasis en el desarrollo de "cursos de capacitación" en Cuba y en Sudáfrica

El medio sudafricano asegura que el nuevo acuerdo "amplía y diversifica las áreas de cooperación" y pone énfasis en el desarrollo de "cursos de capacitación" en Cuba y en Sudáfrica.

Una lectora de la nota critica el convenio recordando que Cuba "tiene peores problemas con la provisión de recursos hídricos que Sudáfrica" y que este país tiene suficientes ingenieros civiles. "Se les ha expulsado del servicio civil, se les han negado licitaciones, se les ha negado el empleo", denuncia, a pesar de que también "dominan el inglés" y conocen bien las normas nacionales.

"¿Quizás el Gobierno pueda explicar cómo la importación de ingenieros cubanos sin antecedentes, sin idioma local, sin conocimiento de nuestros estándares (...) resuelve nuestros problemas subyacentes (42% de desempleo expandido, 37% de tasa de absorción laboral)?", se pregunta. "¿Qué pasa cuando estos cubanos completan sus contratos, llevándose consigo su costosa experiencia?", continúa. "Se trata simplemente de una intermediación laboral internacional cara", pues "el costo total del empleo para los cubanos importados es sustancialmente más alto que el del personal local", y concluye: "¿Quién está detrás de esta abominación?"

Otro lector le da la razón, asegurando que ha trabajado en la industria del agua en Sudáfrica, construyendo "plantas de última generación". Este acuerdo, asegura, "no ayuda, porque una vez entregada la planta, se espera que dure para siempre, sin que se realice ningún mantenimiento".

Con este último convenio, ambos países ratifican sus buenas relaciones, que han sido fructíferas especialmente para la parte cubana, que se ha beneficiado de miles de millones en distintos sectores a raíz de los acuerdos de cooperación con Sudáfrica.

La amistad procede de los tiempos de Nelson Mandela, pero se ha mantenido de la misma manera con sus sucesivos presidentes, Thabo Mbeki (1999-2008), Jacob Zuma (2008-2018) y el actual mandatario, Cyril Ramaphosa, todos ellos del partido Congreso Nacional Africano.

Sin embargo, también ha sido fuente continua de polémicas. La última, a principios de este mismo noviembre, cuando unos estudiantes sudafricanos de la Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara fueron golpeados por agentes de la Policía Nacional Revolucionaria durante una fiesta de los jóvenes que, según las autoridades, se descontroló.

Antes, el caso más controvertido fue la compra de interferón alfa-2b por parte del Ministerio de Defensa para tratar el covid-19 eludiendo los controles de Sanidad

Las imágenes corrieron como la pólvora en las redes sociales, pero enseguida el viceministro de Salud sudafricano Sibongiseni Dhlomo pidió que se dejara de compartir el material de manera "sensacionalista", para no dañar "a las familias de los estudiantes y las relaciones diplomáticas entre Sudáfrica y Cuba".

Antes, el caso más controvertido fue la compra de interferón alfa-2b por parte del Ministerio de Defensa para tratar el covid-19 eludiendo los controles de Sanidad. El Ejército alegó que lo había adquirido cuando, al inicio de la pandemia, sospechó que el virus era una guerra bacteriológica, por lo que pudo comprarlo como producto militar y no sanitario, pero de igual manera el Gobierno sudafricano gastó más de dos millones de dólares.

En cuanto a los estudiantes de Medicina en Cuba, también han supuesto un dolor de cabeza para el Gobierno de Ramaphosa, especialmente desde el inicio de este año cuando el agravamiento de la crisis económica en Cuba y la Tarea Ordenamiento provocaron un enorme agujero en las cuentas de los becados, que apenas tienen para adquirir los pocos productos que encuentran disponibles. El Gobierno sudafricano llegó a pedir a las familias que enviasen maletas con productos a los estudiantes para paliar la escasez.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 5