Díaz-Canel hace turismo en Irlanda, primera etapa de su viaje antes de Rusia

El presidente cubano planta un árbol y toma una pinta de Guinness en un famoso pub de Dublín

Díaz-Canel planta un roble, símbolo de la amistad en Irlanda, en los jardines de la residencia del jefe de Estado. (presidencia Cuba)
Díaz-Canel planta un roble, símbolo de la amistad en Irlanda, en los jardines de la residencia del jefe de Estado. (presidencia Cuba)

La gira europea del presidente Miguel Díaz-Canel tiene una parada en la parte occidental del continente, una rareza en el viaje que llevará al mandatario a Rusia, Bielorrusia y Azerbaiyán antes de asistir a la XVIII Cumbre del Movimiento de Países No Alineados (Mnoal), que tendrá lugar en Bakú, los días 25 y 26 de octubre. Díaz-Canel y su esposa aterrizaron este domingo en Dublín para hacer una visita de tres días a Irlanda, país con el que Cuba estableció relaciones diplomáticas hacía ayer veinte años.

Esta es la primera visita oficial de un presidente de Cuba a Irlanda, que devuelve así la que realizó hace dos años el jefe de Estado, Michael D Higgins, a la Isla. Él es quien ha recibido esta mañana en Áras an Uachtaráin (residencia oficial del presidente irlandés) a Díaz-Canel con el himno cubano sonando en una ceremonia de bienvenida durante la que el cubano ha plantado un roble en los jardines del palacio, un acto considerado símbolo de amistad en la isla europea.

"Volvemos a la verde y patriótica Irlanda, la de los antepasados del Che, la que acompañó a Félix Varela, la que describió Martí, la que generó la admiración de Fidel"

"Volvemos a la verde y patriótica Irlanda, la de los antepasados del Che, la que acompañó a Félix Varela, la que describió Martí, la que generó la admiración de Fidel", dijo Díaz-Canel en el acto.

En 2016, tras la muerte de Fidel Castro, Higgins protagonizó una polémica al describir al exmandatario como "un gigante entre los líderes mundiales cuya visión no solo era de libertad para su pueblo sino para todos los pueblos oprimidos y excluidos del planeta".

Leo Eric Varadkar que, como primer ministro ejerce el poder real en Irlanda, recibirá hoy a Díaz-Canel en un encuentro de cortesía. También este lunes, el mandatario visitará la antigua prisión de Kilmainham y se encontrará con cubanos residentes en Irlanda e irlandeses afines al oficialismo.

El domingo, Díaz-Canel y su esposa fueron recibidos por Emma Madigan a su llegada a Dublín. El séquito presidencial lo completaban los ministros de Relaciones Exteriores y Comercio Exterior e Inversión Extranjera, Bruno Rodríguez Parrilla y Rodrigo Malmierca. El mandatario cubano recorrió el Parque Saint Stephen Green conducido por Brian Glynn, director de las Américas de la cancillería irlandesa.

"Irlanda y Cuba son dos islas unidas por la amistad", afirmó el diplomático, que resaltó el acompañamiento de su país al Cuba contra el bloqueo de EE UU y en el proceso de "actualización" del modelo económico de Cuba. Los dos países firmaron un acuerdo sobre diálogo político en 2015 y mantienen varios acuerdos comerciales.

Díaz-Canel también aprovechó el recorrido turístico dominical para llegar al Trinity College, cuya biblioteca abrió sus puertas para mostrar al líder cubano el libro de Kells (uno de los manuscritos medievales más importantes del mundo) y los más de seis millones de ejemplares que alberga, explicados por Patrick Prendergast, rector de la institución.

El presidente cubano resaltó, por escrito, en el libro de visitas: "El sentimiento de independencia y el sentido patriótico irlandés, que tanto nos une como pueblos y como islas que compartimos un mismo mar de luchas, esperanzas y futuro".

También la Iglesia católica recibió a Díaz-Canel, que fue hasta la catedral de San Patricio, patrón de la nación, donde el reverendo William Morton le hizo un recorrido guiado por el edificio y sus reliquias.

El presidente cubano abandona el pub dublinés en el que estuvo tomando cerveza este domingo. (herald.ie)
El presidente cubano abandona el pub dublinés en el que estuvo tomando cerveza este domingo. (herald.ie)

El día finalizó para Díaz-Canel en el pub O'Neills, en Suffolk Street, donde pudo tomar una pinta de Guinness, la más famosa cerveza del país.

Ni Fidel ni Raúl Castro visitaron nunca Irlanda, a unque el primero sí hizo parada en el aeropuerto dublinés en 1982 y dejó un regalo (una caja de Habanos) al entonces primer ministro Charles J Haughey, que le escribió una carta de agradecimiento.

Hace dos años, la Oficina de Correos de Irlanda emitió un sello con la imagen de Ernesto Che Guevara para conmemorar el 50 aniversario de su muerte y recordar sus raíces irlandesas. La idea generó una fuerte polémica entre los defensores y críticos con la decisión y el ministerio de Comunicaciones tuvo que aclarar que la medida fue tomada en 2015 tras seguir los procedimientos normales.

"La temática de los diseños de los sellos se presenta al Gobierno con tiempo de antelación", agregó un portavoz oficial para salir al paso de las críticas vertidas.

Semanas antes, la aerolínea nacional Aer Lingus se vio obligada a retirar del aeropuerto Internacional de Miami publicidad que contenía imágenes de varias personalidades, entre ellas el Che.

_______________________________________________________________________

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de 14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 18