EE UU no exigirá avances en derechos humanos a cambio de flexibilizar el embargo

David Thorne es el asesor especial del secretario de Estado, John Kerry
David Thorne es el asesor especial del secretario de Estado, John Kerry

El presidente estadounidense, Barack Obama, está dispuesto a dar más pasos en la flexibilización del embargo sin solicitar al Gobierno cubano avances en el respeto a los derechos humanos a cambio. Es lo que se desprende de una entrevista realizada por la agencia Reuters a David Thorne, asesor especial del secretario de Estado John Kerry, durante su viaje a La Habana, finalizado este martes.

"Estamos avanzando. Estamos haciendo cambios regulatorios. Vamos a hacer más", dijo Thorne. El funcionario añadió que Washington no espera cambios a corto plazo en el respeto a los derechos humanos y dejó caer que tampoco es una condición para el Gobierno de EE UU. "Al igual que en otras partes del mundo, en realidad estamos tratando de decir también: Vamos a ver cómo podemos trabajar juntos y no decir siempre que tenemos que arreglar los derechos humanos antes que cualquier otra cosa", dijo Thorne. Sin embargo, agregó el funcionario, el solo hecho de negociar sobre otros asuntos “contribuye a crear un clima más favorable entre las partes para hablar de derechos humanos”.

Obama ha utilizado dos veces sus poderes ejecutivos para aliviar el embargo desde que se anunció el restablecimiento de relaciones con Cuba el pasado 17 de diciembre. Algunas de las medidas tomadas son el alivió a las restricciones a los viajes de los estadounidenses, el permiso a las empresas de telecomunicaciones para operar en la Isla o el comercio con el pequeño y precario sector privado.

Cuba, por su parte, y a pesar de hacer numerosas invitaciones a que Estados Unidos invierta en multitud de sectores, se toma con calma la entrada de las compañías americanas aludiendo a su incapacidad para realizar transacciones en dólares o recibir créditos de EE UU.

La excepción se ha producido esta semana con la entrada del operador Sprint Corp en acuerdo con Etecsa para 'roaming' entre ambos países.

"El ritmo realmente va a ser establecido por los cubanos y estamos satisfechos con la forma en que quieren hacer esto", dijo Thorne en la entrevista.

Barack Obama ya ha pedido al Congreso que ponga fin al embargo vigente desde hace más de medio siglo, pero los republicanos, que controlan la cámara, se resisten a hacerlo. La oposición cubana radicada en Miami es partidaria mayoritariamente de que se condicione el fin de esta política a la recuperación de derechos en la Isla.


Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 59