Ecuador justifica la detención de Assange por su injerencia en los asuntos internos del país

Hay un detenido en Quito vinculado a la organización Wikileaks, según informó el ministerio de Interior

Julian Assange en el furgón policial momentos después de su detención. (EFE/ Stringer)
Julian Assange en el furgón policial momentos después de su detención. (EFE/ Stringer)

(EFE).- Ecuador ha justificado su decisión de retirar el asilo y nacionalidad al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, por su intervención en una supuesta trama para desestabilizar al Gobierno de Moreno, en la que estarían implicados Ricardo Patiño, excanciller de Correa, dos hackers rusos residentes en Ecuador, un alto representante de WikiLeaks, y el Gobierno venezolano.

La ministra ecuatoriana de Interior, María Paula Romo, informó de la detención de una persona ligada a la organización WikiLeaks con fines de investigación. Romo confirmó que "una persona cercana a WikiLeaks, que venía residiendo en Ecuador, ha sido detenida esta tarde, cuando se aprestaba a viajar hacia Japón", indicó el Ministerio del Interior en su cuenta oficial de Twitter.

Además, en una entrevista radial, Romo precisó que "la detención tiene fines investigativos" y prefirió no ahondar en detalles para evitar algún tipo de efecto en las pesquisas. 

María Paula Romo informó de la detención de una persona ligada a la organización WikiLeaks con fines de investigación

Sin embargo, señaló que esta persona tendría alguna relación con el excanciller Ricardo Patiño, quien otorgó el asilo diplomático a Assange en 2012, cuando el australiano se refugió en la sede de la Embajada de Ecuador en Londres, de donde fue llevado detenido por la policía británica.

Es una persona cercana a la organización de Assange que "vive aquí" y que ha sido detenida esta tarde "mientras intentaba viajar a Japón", insistió la ministra que prefirió tampoco dar una mayor información sobre otros dos sospechosos rusos, supuestamente relacionados con la filtración de información de WikiLeaks.

"Tenemos que ser muy cautelosos" con las investigaciones, añadió Romo que dejó en claro que su Gobierno no va a "permitir que Ecuador se convierta en un centro de piratería continental".

La ministra, en declaraciones al diario El País, añadió: "Cruzaron una línea muy grave hace unos pocos días". "WikiLeaks incluyó en sus publicaciones (...) un supuesto escándalo del presidente. Esos vínculos llevaban a una página donde se encuentran publicadas las fotos personales de la vida cotidiana del presidente y su familia. No son una prueba de nada, no son documentos oficiales", dijo Romo al periódico español antes de la expulsión.

"En este momento el Gobierno ecuatoriano y el presidente son sujetos de una gran campaña, una campaña de ataque reputacional que también está orquestada desde WikiLeaks", insistió sobre el caso Ina Papers, que vincula a Moreno con una cuenta en Panamá y la compra de bienes en el extranjero.

En opinión de la ministra, "lo que está en juego es mucho más que una disputa entre un exgobernante y el actual gobernante, sino lo que implica la presencia de un demócrata como Moreno en la región y el giro en términos de relaciones internacionales", declaró.

"Lo que está en juego es mucho más que una disputa entre un exgobernante y el actual gobernante, sino lo que implica la presencia de un demócrata como Moreno en la región y el giro en términos de relaciones internacionales"

Lenín Moreno, que también amplió los motivos de la decisión de su Gobierno, acusó a Assange de violar acuerdos internacionales, un protocolo especial de convivencia y participar en una trama de desestabilización institucional.

Requerido por la Justicia británica por violación de medidas cautelares cuando pasaba por un proceso legal de extradición a Suecia hace unos años, Assange ha visto cancelada su condición de asilado "por su reiterada violación de las normas establecidas en las convenciones interamericanas sobre asilo diplomático de La Habana (1928) y Caracas (1954)", informó la Cancillería de Ecuador.

También, "por los incumplimientos del Protocolo Especial de Convivencia de la Embajada" que Ecuador le había entregado en agosto pasado, tras varios pronunciamientos políticos de temas internos de terceros países, entre ellos la crisis en Cataluña en 2017.

La decisión del Gobierno de Ecuador -anunciada dos días antes de que Moreno intervenga en un foro en Estados Unidos- se basó en la conducta "irrespetuosa" y "agresiva" del australiano, quien, además, vulneró aspectos de la seguridad en la embajada donde recibió asilo en 2012.

"No puedes tu llegar a una casa que te acoge con afecto, que te da de comer, que te cuida y (luego) empezar a denunciar al dueño de casa", comentó Moreno al afirmar que "la paciencia del Ecuador tiene su límite: Somos tolerantes, somos mansos, pero no estúpidos".

Se ha "quitado el asilo a este malcriado" dijo el mandatario para quien, "ventajosamente nos hemos librado de una piedra en el zapato".

El mandatario añadió que, por seis años y diez meses, Ecuador garantizó sus derechos humanos y cubrió sus necesidades cotidianas en las instalaciones de la embajada en Londres, a la que entró cuando gobernaba el país el presidente Rafael Correa (2007-2017).

"Lenín Moreno, nefasto presidente del Ecuador, ha demostrado su miseria humana al mundo, entregando a Julián Assange -no solo asilado, sino también ciudadano ecuatoriano- a la policía británica. Esto pone en riesgo la vida de Assange, y humilla al Ecuador. Día de luto mundial", escribió el expresidente Correa en Twitter tras conocer la decisión.

Desde Bélgica, donde reside tras dejar el cargo, Correa tildó la decisión de Moreno como un "crimen que la humanidad jamás olvidará" y "uno de los actos más atroces fruto del servilismo, la vileza y la venganza".

Y es que a la polémica interna sobre la terminación del asilo, se sumó al anuncio de Scotland Yard en Londres sobre que el arresto del activista respondía a una petición de extradición de Estados Unidos, que lo quiere juzgar por piratería informática y conspiración para infiltrarse en sistemas del Gobierno.

José Valencia, ministro de Exteriores, dijo que Ecuador desconocía ese requerimiento de Washington antes de tomar la decisión.

Las acusaciones de Estados Unidos provienen de los días en que WikiLeaks publicaba a destajo documentos secretos de las guerras de Irak y Afganistán, dejando en entredicho la integridad de los Gobiernos estadounidenses y de otros países occidentales.

Carlos Póveda, abogado ecuatoriano de Assange, dijo temer por la vida del activista si es extraditado a ese país y se hizo eco de versiones de prensa que especulaban sobre una vinculación entre la cancelación del asilo y el reciente apoyo del Fondo Monetario Internacional (FMI) a Ecuador para obtener miles de millones de dólares en crédito.

En una comparecencia ante la Asamblea ecuatoriana, Valencia negó cualquier "presión de la comunidad internacional" y aseguró que respondía a una decisión "soberana y apegada a derecho".

El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ) se pronunció en torno al caso y dijo estar "profundamente preocupado" por las acusaciones de EE UU contra Assange

El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ) se pronunció en torno al caso y dijo estar "profundamente preocupado" por las acusaciones de EE UU contra Assange. El CPJ recuerda en un comunicado que la acusación está relacionada por su interacción con la exsoldado Chelsea Manning.

El organismo explica que, de acuerdo con la acusación, Assange ofreció ayuda a Chelsea para descifrar una contraseña para que tuviera acceso a información clasificada, lo que se remonta al 2010. Manning filtró al portal WikiLeaks más de 700.000 documentos clasificados como secretos sobre las guerras de Irak y Afganistán y cables del Departamento de Estado.

El CPJ destaca que la acusación contra Assange no lo culpa explícitamente de publicación, lo que alega tendría amplias implicaciones para la libertad de prensa, pero interpreta su interacción con Manning como parte de una conspiración criminal.

"Fue parte de la conspiración que Assange animara a Manning a proveer información y expedientes de departamentos y agencias de EE UU", indica al citar el documento de acusación contra el experto informático de origen australiano.

"Las potenciales implicaciones para la libertad de prensa por esta alegada conspiración entre editor y fuente es profundamente perturbador", aseguró Robert Mahoney, subdirector del CPJ.

Agregó que con la acusación contra Assange, el Gobierno de EE UU "podría exponer amplios argumentos legales acerca de información solicitada por periodistas o interactuando con fuentes que podrían tener consecuencias escalofriantes para reportajes de investigación y la publicación de información de interés público".

"Las potenciales implicaciones para la libertad de prensa por esta alegada conspiración entre editor y fuente es profundamente perturbador"

El CPJ recordó además que por mucho tiempo ha expresado preocupaciones sobre las implicaciones legales por el enjuiciamiento de Assange, principalmente relacionadas con teorías legales de que podría ser juzgado bajo la ley de espionaje.

Poco antes, en Suecia, otro de los actores de los problemas judiciales de Assange, la Fiscalía intervino para explicar que por ahora no ha tomado una postura sobre la situación, pero dijo que el caso de delitos sexuales que existe contra él podría reabrirse.

Las autoridades suecas cerraron en mayo de 2017 la investigación preliminar contra Assange, abierta siete años atrás, ante la imposibilidad de hacerla avanzar por el encierro del acusado.

"Una investigación preliminar puede reanudarse mientras no hayan prescrito los delitos. En este caso, la supuesta violación prescribe a mediados de agosto de 2020", consta en un comunicado. Los otros tres delitos sexuales de que era sospechoso Assange por las acusaciones de dos mujeres tras su estancia en Suecia en agosto de 2010 ya prescribieron hace años.

La abogada de una de las denunciantes de Assange, Elisabeth Massi Fritz, aseguró a medios suecos que hará "todo lo posible" para que se reabra la investigación y sea extraditado a este país nórdico

La abogada de una de las denunciantes de Assange, Elisabeth Massi Fritz, aseguró a medios suecos que hará "todo lo posible" para que se reabra la investigación y sea extraditado a este país nórdico.

El letrado del periodista en Suecia, Per E. Samuelson, calificó de "improbable" una reapertura del caso, que sería además una "vergüenza" para el sistema judicial sueco.

El proceso en Suecia contra Assange, que se declara inocente y no ha sido formalmente acusado de nada, ha estado rodeado de polémica sobre la solidez de las denuncias y los motivos de las demandantes, filtraciones a los medios, sustituciones de fiscales y la reapertura de un caso que había sido reducido inicialmente a delito menor.

___________________________________________________________________________

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de  14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0