Entra en vigor la norma que restringe el asilo en EE UU

La orden otorga el derecho a solicitar refugio únicamente a los migrantes que lo hayan visto rechazado en un tercer país

El Observatorio Cubano de Derechos Humanos pide al Gobierno estadounidense que ayude a los migrantes cubanos y condena los abusos, extorsiones y extremas condiciones que viven en México

De acuerdo con el coordinador, en estos momentos, unos 600.000 desplazados venezolanos residen en EE.UU. y cerca de 74.000 han solicitado "asilo o refugio". (EFE)
Según datos oficiales de EE UU, entre octubre 2017 y septiembre 2018 se concedieron 13.168 protecciones de asilo de las más de 162.000 peticiones presentadas. (EFE)

La petición de asilo en Estados Unidos se complica para miles de solicitantes, gran parte de ellos centroamericanos y cubanos, con la entrada en vigor desde este martes de la nueva norma para poner freno a la inmigración.

La orden, publicada en el Registro Federal el pasado lunes, otorga el derecho a pedir el asilo político en la frontera sur del país únicamente a los migrantes, de cualquier nacionalidad, que hayan visto rechazada su solicitud de refugio en un tercer país.

"No es apto para asilo un extranjero que entre o intente entrar en EE UU a través de la frontera sur sin haber previamente solicitado protección en un tercer país" que no sea su país de origen, de nacionalidad o de última residencia legal habitual, dice la nueva norma.

Los Departamentos de Justicia y Seguridad Nacional afirmaron en un comunicado que la nueva orden pretende "mejorar la integridad del proceso" al imponer más restricciones o límites de elegibilidad a los extranjeros que buscan asilo en EE UU

Los Departamentos de Justicia y Seguridad Nacional afirmaron en un comunicado que la nueva orden pretende "mejorar la integridad del proceso" al imponer más restricciones o límites de elegibilidad a los extranjeros que buscan asilo en EE UU.

Esta medida afecta a buena parte de los cubanos que emigran al país vecino saliendo desde otros Estados que utilizan como plataforma por tener una política de visados más laxa, como es el caso de Guyana, Panamá o Nicaragua. En los últimos años, particularmente desde el fin de la política pies secos/pies mojados en enero de 2017, los isleños han optado por estas rutas y, también, por asentarse temporalmente en países como Chile, Uruguay o Brasil, con el objetivo final de ser acogidos por Estados Unidos. En ambos casos la vía del asilo quedará cerrada si la Justicia no anula la nueva norma.

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) ha asegurado que tomará medidas legales. "La administración de Trump está tratando de revertir de manera unilateral el compromiso legal y moral de nuestro país para proteger a las personas que huyen del peligro. Esta nueva regla es evidentemente ilegal. Vamos a presentar una demanda pronto", indicó en su cuenta oficial de Twitter.

En caso de prosperar las reclamaciones, un juez podría suspender temporal o definitivamente la norma, que también ha sido denunciada por organizaciones como la Agencia de la ONU para los Refugiados, Acnur, o políticos como el candidato demócrata Julián Castro, que escribió en Twitter: "(Trump) quiere reemplazar la antorcha en la mano de la Estatua de la Libertad por una mano con el dedo medio levantado. Debe ser derrotado".

El secretario interino del Departamento de Seguridad Nacional, Kevin K. McAleenan, dijo que los fondos destinados a controlar la inmigración no son suficientes si no se cambian las leyes. "Hasta que el Congreso pueda actuar, esta norma interina ayudará a reducir el factor que impulsa la migración irregular hacia EE UU", indicó.

La nueva norma también contempla algunas excepciones. Podrán solicitar asilo en EE UU quienes lo hayan hecho en un tercer país y éste se lo haya denegado, además de quienes demuestren haber sido víctimas "de una forma grave de trata de personas". También entran en las excepciones quienes hayan transitado por países que no hayan ratificado los protocolos internacionales relacionados con el refugio político, como la Convención de 1951 sobre el Estatuto de los Refugiados, el Protocolo de 1967 o la Convención contra la Tortura.

Podrán solicitar asilo en EE UU quienes lo hayan hecho en un tercer país y éste se lo haya denegado, además de quienes demuestren haber sido víctimas "de una forma grave de trata de personas"

Washington ha intentado que México se convierta en el "tercer país seguro" junto con el único que hasta ahora lo es: Canadá. Sin embargo, y aunque las negociaciones siguen, el canciller Marcelo Ebrard lo ha rechazado expresamente en las últimas horas

"Un tercer país seguro significa que México tramite en territorio mexicano el proceso de asilo para entrar a Estados Unidos. Esto no va a ocurrir con esta norma", dijo el canciller en una conferencia de prensa en Ciudad de México.

El canciller criticó que "esta norma lo que quiere decir es una limitación al derecho de asilo con la cual México no está de acuerdo", pero rechazó que los migrantes centroamericanos puedan hacer el trámite en territorio mexicano como sí ocurre en Canadá.

En este contexto, el Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH), con sede en Madrid, ha pedido al Gobierno estadounidense que garantice el acceso de los emigrantes cubanos a los procesos de solicitud de asilo político y evalúe todas las posibilidades a su alcance para mejorar la situación de estas personas.

El comunicado, emitido este miércoles, condena los abusos, extorsiones y extremas condiciones de vida de los migrantes cubanos en México y denuncia que el Gobierno del país sea incapaz de garantizar su seguridad.

El Observatorio Cubano de Derechos Humanos ha pedido al Gobierno estadounidense que garantice el acceso de los emigrantes cubanos a los procesos de solicitud de asilo político

"Exigimos al gobierno de México que detenga las deportaciones masivas de emigrantes cubanos, les garantice condiciones de vida aceptables y les entregue autorizaciones de residencia y trabajo. Asimismo, que ejerza urgentemente su autoridad para asegurar la integridad física de las personas varadas en la frontera", afirmó Alejandro González Raga, director ejecutivo del Observatorio.

El Observatorio también ha condenado la dejación del Gobierno de Cuba, que no protesta por los abusos de sus ciudadanos.

"La eliminación de la Ley de  Pies Secos/Pies Mojados y el agravamiento de la situación económica y social en Cuba (ver Informe 2019 del OCDH) han empeorado las condiciones de los emigrantes cubanos que buscan llegar a Estados Unidos. Actualmente se desconocen exactamente las cifras de fallecidos en las travesías por Centroamérica, pero los testimonios son alarmantes", añadió González Raga.

Según datos oficiales de EE UU, entre octubre 2017 y septiembre 2018 se concedieron 13.168 protecciones de asilo de las más de 162.000 peticiones presentadas.

_________________________________________________________________________

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de 14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 119