Evo Morales se declara ganador en primera vuelta

El Gobierno boliviano critica a la OEA por "falta de ecuanimidad" y a la oposición por "subversión"

Morales agradeció el voto rural que, a su juicio, ha sido fundamental para su virtual reelección. (evopueblo)
Morales agradeció el voto rural que, a su juicio, ha sido fundamental para su virtual reelección. (evopueblo)

(EFE).- El cómputo del 99,99% de los votos da a Evo Morales una victoria electoral por cuarta vez consecutiva en Bolivia, aún pendiente de la proclamación formal por un órgano electoral al que la oposición acusa de fraude.

El Tribunal Supremo Electoral publicó en la noche hora local el recuento a falta solo de ese 0,01% que corresponde a cuatro actas de votación anuladas en la región amazónica de Beni, sobre las que todavía no se pronunció.

Morales obtendría esta cuarta victoria por la mínima, con tan solo una diferencia del 0,56%, mientras que había ganado holgadamente con el 53,72% en 2005, en 2009 con su techo electoral del 64,22% y en 2014 con el 63,36%.

Morales obtendría esta cuarta victoria por la mínima, con tan solo una diferencia del 0,56%, mientras que había ganado holgadamente con el 53,72% en 2005, en 2009 con su techo electoral del 64,22%

El líder del Movimiento al Socialismo (MAS) logra esta vez el 47,07%, pero suficiente para imponerse al opositor Carlos Mesa, que queda en el 36,51%, en espera de la proclamación definitiva de resultados por el órgano electoral.

La ley electoral exige el 50% de los votos más uno o el 40 con diez puntos de ventaja sobre el segundo. El mandatario boliviano llega al 10,56% de diferencia, con lo que evita una segunda vuelta con Mesa.

Ni el presidente ni el candidato de la alianza Comunidad Ciudadana se han pronunciado por ahora, como tampoco hay constancia de celebraciones del MAS.

Más bien siguen por la noche los enfrentamientos entre defensores y detractores de Morales y con la Policía, en regiones como Santa Cruz y Cochabamba, y la tensión frente al órgano electoral en La Paz, resguardado por un fuerte cordón policial.

Mesa ha advertido de que no va a reconocer este resultado porque existe "un gigantesco fraude" a favor del mandatario para evitar una segunda ronda.

El opositor recibió el respaldo de la Organización de Estados Americanos (OEA), la Unión Europea (UE) y los gobiernos de Argentina, Brasil, Colombia y Estados Unidos, para que haya esa nueva cita con las urnas al margen de este conteo, ante las dudas sobre todo el proceso electoral en su conjunto.

Morales gana en seis departamentos del país y Mesa en los otros tres.

El opositor recibió el respaldo de la Organización de Estados Americanos (OEA), la Unión Europea (UE) y los gobiernos de Argentina, Brasil, Colombia y Estados Unidos

En tercer lugar se sitúa el pastor presbiteriano de origen coreano Chi Hyun Chung, del Partido Demócrata Cristiano, con el 8,78% de los votos, la sorpresa de estos comicios en los que apareció en su recta final.

Cuarto es el senador Óscar Ortiz, de la alianza Bolivia Dice No, con el 4,24%, que junto a otros opositores y dirigentes de movimientos cívicos se ha sumado con Mesa a una coordinadora en defensa de la democracia.

Las otras cinco candidaturas quedan por debajo del 3%, con lo que perderían su personalidad como partidos políticos, incluidas fuerzas históricas en el país como el Movimiento Nacionalista Revolucionario.

El recuento se desarrolló entre protestas en gran parte del país, con ataques en los últimos días a sedes del órgano electoral en varias regiones, a quien la oposición y movimientos cívicos considera al servicio del presidente.

En Washington, los ministros bolivianos de Justicia, Héctor Arce, y de Relaciones Exteriores, Diego Pary, defendieron que "las reglas del juego se han cumplido" en Bolivia ante las acusaciones de supuesto fraude electoral, a la vez que cargaron contra la OEA por falta de "ecuanimidad" y contra la oposición por "subversión".

En comparecencia ante una reunión del consejo permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Washington, Arce afirmó que "se está faltando a la verdad" al poner en duda el proceso electoral boliviano.

"Las reglas del juego se han cumplido. El ganador no puede estar en discusión", dijo el ministro de Justicia. Por su parte, Pary defendió que "el sistema oficial de cómputo de datos no ha tenido ninguna paralización, ninguna suspensión que se alega".

Criticó, además, que "el informe emitido por la misión (de la OEA) no recoge la información con la ecuanimidad que corresponde", ya que las primeras informaciones eran preliminares y no vinculantes.

El canciller boliviano fue replicado por el secretario general de la OEA, Luis Almagro, quien pidió que no se reconozca ganador en los comicios presidenciales del fin de semana en Bolivia hasta que no se culmine su auditoría.

Luis Almagro pidió que no se reconozca ganador en los comicios presidenciales del fin de semana en Bolivia hasta que no se culmine su auditoría

Almagro hacía referencia a las palabras de este miércoles de Gerardo de Icaza, director de observación electoral del organismo interamericano, quien había dicho que, "debido al contexto y las problemáticas evidenciadas en este proceso electoral, continuaría siendo una mejor opción convocar a una segunda vuelta".

En la misma línea se expresó Carlos Trujillo, embajador de Estados Unidos ante la OEA, quien alertó sobre la "altamente sospechosa detención del conteo electoral" y las "generalizadas irregularidades" encontradas por los observadores internacionales.

Pary defendió que el cambio en la tendencia, por más de 24 horas y cuando se había efectuado más del 80 % del escrutinio, que apuntó a la victoria en primera vuelta del actual presidente, Evo Morales, por más de diez puntos de diferencia respecto al opositor Carlos Mesa, responde a que el "voto rural" es el último en llegar por "cuestiones geográficas" y éste siempre ha favorecido al oficialista Movimiento al Socialismo.

Lanzó, además, una advertencia a la oposición: "Los verdaderos demócratas no pueden convocar al vandalismo y la subversión, en relación con la quema de instalaciones electorales.

En una conversación con periodistas tras su intervención, Pary aseguró que el Gobierno boliviano trabajará con la OEA para llevar a cabo una auditoría pero evitó concretar si su eventual resultado sería considerado vinculante.

"Estamos dispuestos a que el proceso (de auditoría) inicie", sostuvo, pero agregó a continuación que "en Bolivia los resultados que se reconocen son los que el emite el Tribunal Supremo Electoral".

Este viernes están convocados paros en ciudades como La Paz, sede del Gobierno y del Legislativo, para mostrar el rechazo a los resultados.

_______________________________________________________________________

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de 14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 38